Informes y seguimiento

De forma periódica, ONU Mujeres lleva a cabo investigaciones y recopila datos para medir los progresos sobre la situación de la mujer en el sistema de las Naciones Unidas. Esto nos permite identificar los desafíos y supervisar la eficacia de las medidas adoptadas. Los resultados se utilizan para actualizar los órganos interinstitucionales y entidades de las Naciones Unidas, y ayudan a definir el apoyo que les proporcionamos para lograr la paridad de género. A continuación se describen las principales actividades para recabar información.

Informe del Secretario General

Cada dos años, ONU Mujeres contribuye a elaborar el Informe del Secretario General sobre el mejoramiento de la situación de la mujer en el sistema de las Naciones Unidas. De esta manera se facilita información actualizada sobre la proporción de nombramientos, ascensos y separaciones del servicio de mujeres por entidad individual de las Naciones Unidas y del sistema en su conjunto. Los datos se utilizan para determinar las tendencias por categoría de personal, el destino (en la sede y fuera de la sede) y el tipo de contrato (permanente, de plazo fijo y temporal). El informe también examina las políticas y prácticas que utilizan las entidades y analiza los principales impedimentos para el progreso.

El informe y sus recomendaciones se presentan a la Tercera Comisión de la Asamblea General y a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. Sirven para aportar información a los debates y las resoluciones que siguen definiendo la metodología de trabajo de las Naciones Unidas para mejorar la situación de la mujer.

Resoluciones   Informes del Secretario General
A/RES/65/191 (03/03/2011)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/67/347 (04/09/2012)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
Anexos
A/RES/64/141 (18/02/2010)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/65/334 (09/09/2010)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
Anexos
A/RES/62/137 (14/022008)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/63/364 (18/09/2008)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/59/164 (10/02/2005)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/61/318 (07/09/2006)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/58/144 (19/02/2004)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/59/357 (20/09/2004)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/57/180 (30/01/2003)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/58/374 (17/09/2003)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/56/127 (30/01/2002)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/57/447 (02/10/2002)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/55/69 (08/02/2001)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/56/472 (15/10/2001)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/54/139 (10/02/2000)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/55/399 (19/09/2000)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/53/119 (05/02/1999)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/54/405 (27/09/1999)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
A/RES/52/96 (06/02/1998)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]
  A/53/376 (14/09/1998)
[ ar | en | es | fr | ru | zh ]

Plan de acción de las Naciones Unidas para todo el sistema en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres

El Plan de acción para todo el sistema en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres (ONU-SWAP) establece medidas para que el sistema de las Naciones Unidas evalúe el progreso de los esfuerzos realizados en relación con el género, incluida la paridad de género a nivel interno.

En concreto, existen tres indicadores que ayudan a conformar un punto de vista común sobre la hoja de ruta que debe seguirse para conseguir la paridad de género y los requisitos mínimos que se espera que cumplan todas las entidades. Estos indicadores facilitan el análisis de los puntos fuertes y débiles, así como la identificación de los recursos y capacidades necesarias.

Son los siguientes:

  • Entidades que han alcanzado la representación equitativa de las mujeres en la categoría P-4 y superiores, incluso en los niveles más altos de representación, en las oficinas sobre el terreno, comités y fondos vinculados a la entidad, y en el nivel de servicios generales;
  • Coordinadoras/es de cuestiones sobre el equilibrio de género, o su equivalente a niveles de sede, regional y nacional, nombradas/os desde la categoría de personal P-4 y superiores; que tienen un mandato por escrito y dedican al menos un 20 por ciento de su tiempo asignado a funciones de coordinación; y que cuentan con fondos específicos destinados a apoyar el establecimiento de redes de coordinación; y
  • Una cultura organizativa que apoya totalmente la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres mediante la promulgación y aplicación de políticas y prácticas apropiadas y relevantes a las cuestiones de género; y el personal directivo de más alto nivel demuestra liderazgo y promueve públicamente la representación equitativa de las mujeres.

Encuestas

La realización periódica de entrevistas y encuestas de fin de servicio ayuda a facilitar datos importantes sobre la cultura organizativa, los motivos para separarse del servicio y posibles medidas correctivas. La experiencia cualitativa, tanto del personal femenino como de las/os responsables de mejorar la situación de la mujer, es fundamental para comprender cómo mejorar las oportunidades de promoción profesional y evitar la discriminación.

La Coordinadora de las Cuestiones Relativas a la Mujer de las Naciones Unidas realiza encuestas al personal sobre cuestiones relacionadas con el equilibrio de género. Por ejemplo, una encuesta de 2010 sobre la conciliación del trabajo y la vida personal reveló una falta de conocimiento acerca de las modalidades de trabajo flexibles, aunque un gran interés en su uso. Esto derivó en una reunión de expertas/os sobre políticas, prácticas y el potencial de la conciliación de trabajo y vida personal. Dicha reunión propuso una estrategia y un plan de acción para la conciliación de trabajo y vida personal para el sistema de las Naciones Unidas, tras los cuales diversas entidades probaron de manera piloto nuevas soluciones laborales flexibles.

Reuniones del grupo de expertas/os

ONU Mujeres convoca reuniones del grupo de expertas/os para examinar las investigaciones más novedosas y recientes, así como avances sobre políticas que aborden la representación equitativa de las mujeres. Las reuniones ofrecen destacadas oportunidades para tratar los numerosos desafíos que existen y aprender de las buenas prácticas de las partes implicadas y asociadas. Las últimas reuniones se centraron en la conciliación de trabajo y vida personal (en inglés) y la violencia de género en el lugar de trabajo (en inglés).