Redistribuir el trabajo no remunerado

Entre cocinar, limpiar, ir a buscar agua o leña o cuidar de las niñas, los niños y las personas mayores, las mujeres realizan al menos 2,5 veces más trabajo doméstico y de cuidado no remunerado que los hombres. Por tanto, tienen menos tiempo para dedicar al trabajo remunerado o trabajan más horas, combinando trabajos remunerados con otros que no lo son. El trabajo no remunerado de las mujeres sufraga el costo en cuidados que sustenta a las familias, apoya a las economías y a menudo suple las carencias en materia de servicios sociales. Sin embargo, pocas veces se reconoce como “trabajo”. El valor del trabajo de cuidado no remunerado y del trabajo doméstico representa entre un 10 y un 39 por ciento del producto interior bruto; puede pesar más en la economía de un país de lo que pesan la industria manufacturera, el sector del comercio o el del transporte [1]. Con los daños producidos por el cambio climático, el trabajo no remunerado de las mujeres en la agricultura, la recolección de agua y de combustible sigue aumentando cada vez más.

Para acelerar el progreso en materia de empoderamiento económico de las mujeres, se necesitan con carácter urgente políticas que ofrezcan servicios, protecciones sociales e infraestructuras básicas, que promuevan la distribución del trabajo de cuidado y doméstico entre las mujeres y los hombres, y que permitan crear más empleos remunerados en la economía asistencial.


En Uruguay, la legislación en materia de cuidados se convierte en catalizador del cambio al impulsar nuevos servicios y romper con los estereotipos

La Ley de Cuidados de Uruguay ha cambiado el concepto de “cuidado”. De acuerdo a la nueva ley, todas las niñas y niños, las personas con discapacidad y las personas mayores tienen derecho a recibir atención. El Estado no sólo proporciona servicios de atención, sino que garantiza su calidad mediante la capacitación y la reglamentación. Para Soledad Rotella, las consecuencias han sido inmediatas: como madre de una niña de dos años, ahora puede buscar un trabajo a jornada completa, sin poner en peligro el bienestar de su hija.

Soledad Rotella and daughter Kiara at the Child and Family Care Center of Tres Ombúes, a neighborhood northwest of Montevideo. Photo: UN Women/Agostina Ramponi
Foto: ONU Mujeres/Agostina Ramponi

Es el día anterior al inicio del curso escolar en el Centro de Asistencia a la Infancia y la Familia de Tres Ombúes, un barrio del oeste de Montevideo. Soledad Rotella es madre de una de las 89 niñas y niños del barrio que acuden cada año al centro.

Rotella tiene un hijo de 21 años y dos hijas de 20 y 18 años. Tiene además otra hija, Kiara, de apenas 2 años. “No podía permitirme dejar a mi hijo y a mis hijas mayores en una guardería porque entonces se tenía que pagar, así que tuve que dejarlos solos”, recuerda Soledad. “Era lo que tenía que hacer a veces para poder llevar comida a casa”.Lea más »

¿Cuál es el valor real del trabajo no remunerado?

En todo el mundo, las mujeres realizan la gran mayoría del trabajo no remunerado, que incluye el cuidado de las niñas y los niños, la cocina, la limpieza y la agricultura. Este trabajo no remunerado es esencial para que los hogares y las economías funcionen, pero también se valora menos que el trabajo remunerado. La experta de las Naciones Unidas, Shahra Razavi, revela el valor real del trabajo de cuidado no remunerado y cómo podemos reducir la carga que pesa sobre las mujeres a través de la lucha contra los estereotipos arraigados. - See more at: http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/international-womens-day#sthash.ugEj6nMs.dpuf


Otras voces:

Seychelles, 2017. UN Women/Ryan Brown

Fotorreportaje: Un mundo cambiante, un trabajo cambiante

Con su trabajo no remunerado, las mujeres hacen una enorme contribución económica que permite suplir las carencias en materia de servicios. ¿Por qué este trabajo no se reparte ni se contabiliza? Lea más »


Notas

[1] El empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo, Informe del Secretario General, E/CN.6/2017/3, diciembre de 2016