La mujer y la pobreza

La pobreza puede aumentar la violencia. Determinados grupos de mujeres, incluidas las mujeres y niñas que viven en la pobreza, se enfrentan a múltiples formas de discriminación y, como resultado, también sufren un mayor riesgo de violencia. Diversos estudios reflejan que las niñas pobres tienen una probabilidad 2,5 veces mayor de casarse en su infancia que las que pertenecen al quintil más rico.

Las mujeres y niñas que viven en la pobreza son más vulnerables a la explotación sexual, incluida la trata de seres humanos. Por otro lado, aquellas que sufren violencia doméstica o por parte de un compañero sentimental tienen menos opciones de escapar de relaciones violentas, debido a su falta de ingresos y recursos.

Con el objetivo de abordar estas cuestiones, ONU Mujeres lleva a cabo programas para empoderar a las mujeres económicamente y sacarlas de la pobreza, además de fortalecer los servicios sociales para las sobrevivientes y aumentar la concienciación sobre sus derechos.

En Tayikistán, mujeres rurales adquieren habilidades empresariales y autonomía gracias a grupos de apoyo

Un proyecto que cuenta con el respaldo de ONU Mujeres está capacitando a familias de trabajadoras y trabajadores migrantes y grupos de mujeres rurales para que puedan iniciar sus propias empresas, facilitándoles el acceso a microcréditos y promocionando su empoderamiento económico. Algunas de estas mujeres son sobrevivientes de la violencia. Hasta ahora, más de 5.000 familias de Kirguistán y Tayikistán han recibido capacitación, recursos y créditos para convertirse en empresarias y empresarios autosuficientes.

Un cambio de panorama con lugares de trabajo íntegramente para mujeres en la India

Las intervenciones de ONU Mujeres han llegado a más de 100.000 mujeres pobres y marginadas de 29 distritos de la India. Como resultado de un proyecto que cuenta con el respaldo del Fondo para la Igualdad de Género de ONU Mujeres, más de 30.000 mujeres rurales marginadas gestionan ahora puestos de trabajo y son capaces de garantizar que se paguen los salarios y exigir sus derechos a una pensión, protección social y programas para generar medios de vida como, por ejemplo, el programa de la Ley nacional Mahatma Gandhi de garantía del empleo rural. (Solo disponible en inglés)

Qué dice la Declaración de Beijing sobre La mujer y la pobreza

Lea nuestro paquete editorial sobre la pobreza de Beijing+20

Vuelva a nuestro paquete editorial sobre Poner fin a la violencia, para el 25 de noviembre de 2014

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género