Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU debaten sobre los progresos y los desafíos de la participación de las mujeres en la consolidación de la paz

Fecha : 28 October 2011

Comunicado de prensa de ONU Mujeres
Para distribución inmediata

Contacto para los medios: Oisika Chakrabarti, Especialista en medios de comunicación, oisika.chakrabarti[at]unwomen.org, +1 646 781-4522.

ONU Mujeres hace un llamado para adoptar firmes medidas que garanticen el rol de las mujeres en los procesos de paz

Naciones Unidas, Nueva York El Consejo de Seguridad de la ONU, marcando el aniversario de su resolución 1325 sobre la Mujer, y la Paz y la Seguridad, ha celebrado hoy un Debate Abierto sobre el tema “La participación y el rol de las mujeres en la resolución de conflictos y la mediación, tema especialmente oportuno a la luz del Premio Nobel de la Paz de este mes entregado a tres mujeres que trabajan en pro de la paz. Este año, por primera vez, la comunicación del Comité del Premio Nobel mencionó la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada en el año 2000, que aboga por que las mujeres ocupen un rol como responsables del establecimiento de la paz y que se reconozcan los abusos relacionados con los conflictos en contra de los derechos de las mujeres como preocupaciones internacionales desde el punto de vista de la seguridad.

Durante el Debate Abierto, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, el Presidente de ECOSOC, Lazarous Kapambwe, y la activista de la sociedad civil de Afganistán, Orzala Ashraf, tomaron la palabra, junto a más de 55 Estados Miembros que también hicieron declaraciones.

“Si la participación de las mujeres es esencial, no opcional, ¿por qué a menudo es el ingrediente que falta en la prevención de los conflictos y la mediación? De cara al futuro, necesitamos un liderazgo firme de parte de todos nosotros: el Consejo de Seguridad, los Estados Miembros, la sociedad civil y las Naciones Unidas, de modo que se incorpore plenamente a las mujeres en la mediación y en la prevención de los conflictos. Esto hará progresar la paz y la seguridad y asentará la democracia en todo el mundo, expresó la Sra. Bachelet, Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

Este undécimo aniversario de la resolución 1325 muestra los progresos conseguidos en el transcurso del año pasado y los desafíos que persisten y las expectativas que tienen las mujeres y las niñas en las situaciones de post conflicto. Sigue habiendo enormes brechas en el nivel de participación directa que tienen las mujeres en la resolución formal de los conflictos. Sin embargo, también ha habido progresos. En Filipinas, las mujeres representan hasta el 50 por ciento de las delegaciones formales de negociación y de mediación. En el proceso de paz de Darfur, las mujeres representaron el 30 por ciento de los delegados en las consultas con la sociedad civil relativas al proceso de Doha. El acuerdo de paz resultante para Darfur fue uno de los dos, de entre nueve acuerdos de paz, que contaron con el apoyo de la ONU en 2010, que incluyó cláusulas específicas sobre los asuntos de género.

Es necesario tomar medidas específicas para aumentar el número de mujeres alrededor de las mesas de negociaciones de paz, incluyendo disposiciones sobre incentivos financieros y otros para las partes negociadoras que incluyan a las mujeres en las delegaciones oficiales, aumentar la cantidad de mujeres mediadoras, establecer disposiciones para contar con expertos sobre asuntos de género en las delegaciones negociadoras, y adoptar procedimientos para que los mediadores hagan consultas periódicas y estructuradas con los grupos de mujeres de la sociedad civil.

También es esencial brindar un mayor apoyo a los grupos de mujeres de la sociedad civil en situaciones de transición y de conflicto. No sólo es necesario que el nivel de financiación de los grupos de mujeres de la sociedad civil aumente dramáticamente, sino también que el sistema de la ONU negocie el acceso de las mujeres a los foros internacionales de toma de decisiones como las reuniones internacionales de toma de contacto, las conferencias de donantes y los debates del Consejo de Seguridad. Las mujeres que se ocupan del establecimiento de la paz en Afganistán están haciendo planes para asegurarse que sus voces sean oídas en la Conferencia de Bonn de 2011, que será celebrada diez años después de la primera conferencia de Bonn donde se estableció el gobierno de transición de Afganistán. Las asociaciones de mujeres no pueden competir con grupos más fuertes y mejor organizados en momentos de transición y, por esta razón, hay que tomar medidas específicas para abrirle las puertas a las mujeres, hecho sobre el que se puso énfasis hoy en el Consejo de Seguridad. “En los próximos meses, habrá reuniones internacionales para apoyar la recuperación de países en situación de post conflicto como Sudán del Sur, Somalia, Afganistán y Libia. Tratemos de usar estas oportunidades para garantizar que se oigan las voces de las mujeres y asegurar su participación, dijo el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

Este aniversario también ofrece un nuevo impulso para la implementación de la resolución. Por primera vez el sistema de las Naciones Unidas tiene un modo de hacer un seguimiento de su propio progreso en lo relativo a esta resolución, gracias a una serie de 26 indicadores que se acordaron sobre la mujer y la paz y la seguridad, que permitirán evaluar los progresos, como por ejemplo si las mujeres son beneficiarias por igual de la asistencia después de un conflicto, si la cantidad de mujeres que se encargan de establecer la paz está aumentando, o si se ha dado un aumento significativo en la proporción de mujeres líderes superiores de la ONU en los conflictos. Por ejemplo, en 2010, si bien ninguna mujer fue nombrada Mediadora Principal de la ONU, hasta octubre de 2011 seis mujeres son responsables de importantes misiones de la ONU sobre el terreno, y otras cinco lo hicieron en calidad de adjuntas.

En el próximo año ONU Mujeres aprovechará el impulso conseguido por el Premio Nobel de la Paz y apoyará la participación de las mujeres en las transiciones políticas, trabajará para hacerse eco de las mujeres en las conferencias internacionales de donantes, y llevará a cabo una formación de los militares de mantenimiento de la paz en materia de violencia sexual en los conflictos, antes de ser enviados sobre el terreno.

Enlaces de interés