ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

LDC-IV, Estambul: protecciones laborales y sociales esenciales para las mujeres trabajadoras migrantes

Error:

Fecha: 12 May 2011

Estambul — El tema de las migraciones y el desarrollo ocupó la atención esta semana en la Cuarta conferencia de la ONU sobre los Países Menos Desarrollados (LDC-IV), que reunió a autoridades de alto nivel los 11 y 12 de mayo para debatir, en especial, las dificultades, los derechos y las protecciones sociales y laborales de las mujeres trabajadoras migrantes.

“Las migraciones y el desarrollo atraen la atención de más y más sectores, especialmente por lo que afecta a los países menos desarrollados, dijo la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Sra. Michelle Bachelet, el 11 de mayo, en el transcurso de un evento, copatrocinado por ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo sobre el trabajo asistencial, las migraciones y el desarrollo. “Para ONU Mujeres esto consta de dos elementos esenciales: proteger los derechos de las mujeres migrantes y permitirles contribuir más plenamente al desarrollo económico.

El evento destacó la necesidad de poner al trabajo asistencial, especialmente al trabajo doméstico, en el centro del desarrollo, y de implementar protecciones jurídicas y sociales para las empleadas domésticas, según lo propuesto por la Convención de la OIT, la CEDAW en el GR. No. 26 en materia de mujeres trabajadoras migrantes y por otras normas internacionales. La OIT estima que, en la actualidad, las trabajadoras domésticas son aproximadamente del 4 al 10 por ciento de la mano de obra en los países en desarrollo, y alrededor del 2 por ciento de la mano de obra en los países desarrollados. Además, el trabajo doméstico — que a menudo se considera que no es “productivo aunque se dé a terceros y sean éstos quienes lo paguen — está excluido de las protecciones laborales y sociales en cerca del 40 por ciento de los países del mundo.

Las autoridades gubernamentales de Nepal, Filipinas y España y un experto en leyes de Canadá, que tomaron la palabra en el panel del evento, hablaron de las buenas prácticas a la hora de implementar dichas protecciones, la cobertura de la ley del trabajo y de las migraciones, los contratos para las empleadas domésticas, la formación antes de viajar y la adquisición de mejores habilidades, conjuntamente con las leyes sobre la violencia contra la mujer que deben aplicarse a todas las mujeres trabajadoras migrantes.

En otro evento de la LDC-IV organizado el 12 de mayo por ONU Mujeres y por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Sra. Bachelet, autoridades gubernamentales de Filipinas y Benín y diversos expertos se reunieron para hablar de las mujeres trabajadoras migrantes, de las remesas y de la planificación del desarrollo. Indicaron que es necesario tener información desglosada por sexo y hacer un estudio sobre las remesas y el desarrollo, las protecciones para las trabajadoras migrantes en todas las etapas de la migración, las reducciones en los costos de las transferencias, los mecanismos de transferencias e inversiones sensibles a los asuntos de género y las inversiones de la diáspora en iniciativas de desarrollo dirigidas a las mujeres. Los oradores propusieron además integrar estas prioridades en los planes y presupuestos nacionales.

En los casos en que existe información y estudios, ellos muestran el potencial no explotado de las remesas hechas por mujeres trabajadoras migrantes. Por ejemplo, los datos que emanan de Nepal indican que las nepalesas que trabajan en el extranjero enviaron transferencias por 7,6 millones de rupias en 1997, que es el 11 por ciento del total de las remesas. Datos más recientes sugieren que las remesas hechas por las mujeres representan alrededor del 23 por ciento del PIB de Nepal.

“ONU Mujeres permanece comprometida con el fortalecimiento de su colaboración con sus socios para trabajar sobre la migración de las mujeres, las remesas y el desarrollo, incluyendo a los gobiernos, el sector privado, la ONU y las organizaciones regionales, con el fin de alcanzar resultados, dijo la Sra. Bachelet. “Espero que podamos profundizar la asociación con la OIM y trabajar con diversos socios en este panel.

Un memorando de entendimiento entre la OIM y ONU Mujeres, que incluye un amplio programa de trabajo en los ámbitos mundial, regional y nacional dirigido a las mujeres migrantes, será presentado en ocasión de los festejos para el 60º aniversario de la creación de la OIM, en diciembre de 2011.