ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Nepal: Construcción de Entendimiento Mutuo entre Varones y Mujeres para una Vida Libre de Violencia

Error:

Date: 01 June 2011

“Mi esposo me violaba prácticamente todos los días, describe una mujer del distrito Makwanpur de Nepal, una de las regiones del país más afectadas por el VIH/SIDA. “Él creía erróneamente que era su derecho tener sexo con su esposa toda vez que él lo deseara.

La historia de esta mujer no es la única. En Nepal, las mujeres pertenecen al grupo de personas más expuestas a contraer nuevas infecciones con VIH. Atrapadas en un ciclo de violencia y abusos, su falta de capacidad para negociar sexo seguro y rehusarse a mantener relaciones sexuales no deseadas contribuye a su vulnerabilidad. Según el Centro Nacional de Nepal para el Control del SIDA y las ETS, las esposas representan el 74 por ciento del total de casos informados de VIH entre las mujeres, muchas de ellas están casadas con trabajadores migrantes o con clientes de trabajadores/as sexuales.

Como parte de la labor para superar el problema, Equal Access, con el apoyo de un subsidio de tres años otorgado por el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer, lanzó el programa radial en Nepal denominado Samajhdari para aumentar la concienciación, conectar a las personas con los servicios apropiados y alentar a la acción comunitaria.

Samajhdari, que en nepalés significa “entendimiento mutuo, llegó a más de un millón de oyentes cada semana desde que comenzó a emitirse en 2006, desencadenando debates sobre violencia contra las mujeres y prevención del VIH. Cada transmisión se abría con un dilema que enfrentaba alguno de los oyentes; por ejemplo: “Mi marido me obliga a tener relaciones sexuales cuando yo no quiero. ¿Cómo hago para decir no? La presentadora luego traía a diversas voces para comentar el problema, incluyendo a oyentes y expertas locales.

Equal Access capacitó a las mujeres sobrevivientes de violencia y a trabajadoras sexuales para que se convirtieran en reporteras comunitarias, habilitándolas con las destrezas y la confianza necesarias para producir contenidos para el programa de radio. Esas mismas mujeres, al principio estigmatizadas o temerosas de salir de su casa, luego describieron cuán honradas se sentían al escuchar sus voces en el aire, voces que llegaron a todas partes. Grupos de oyentes de la comunidad formados por Equal Access se congregaban para sintonizar las transmisiones y, mientras escuchaban el programa, entablaban debates relacionados y organizaban acciones colectivas.

Según una mujer de Makwanpur, Samajhdari le cambió la vida. “Luego de que comencé a escuchar el programa Samajhdari, alenté a mi esposo para que también lo escuchara, relata. “Una vez, escuchamos juntos uno de los episodios que trataba el tema de la violación conyugal. Desde entonces, su comportamiento ha cambiado y se da cuenta de que lo que hacía antes era ejercer violencia contra mí.

Varones como Modelos Positivos a Seguir

Con el fin de alentar a los varones a hablar, asumir la responsabilidad de sus actos o a actuar como modelos a seguir en la eliminación de la violencia contra las mujeres, Equal Access lanzó la Campaña el Esposo Más Comprensivo. Mediante una divulgación radial y comunitaria, la campaña invitó a los varones a compartir de qué manera ponen en práctica el entendimiento mutuo. En respuesta, hombres de todo el país enviaron mensajes sinceros con sus reflexiones y acciones. Diez esposos fueron seleccionados como finalistas y sus relatos se transmitieron en los ciclos radiales.

Desde el lanzamiento de Samajhdari y de la Campaña el Esposo Más Comprensivo, las mujeres de Nepal, con la ayuda de los varones a su lado, han roto el silencio. El número de mujeres, por ejemplo, que busca asistencia legal ha aumentado más del doble en las áreas del proyecto y el número de varones que apoyan las intervenciones para eliminar la violencia contra las mujeres se incrementó cinco veces.

“En mi sociedad predomina la idea de que los varones no debemos ayudar a las mujeres, declaró Dayaram Thakur, uno de los finalistas de la campaña. “Pero yo ayudo a mi mujer a asear la cocina y lavar la ropa. Yo compro los vegetales y los cocino. También hago todas las tareas del hogar.

Thakur cree que el empoderamiento de las mujeres, a fin de cuentas, es la clave para la prosperidad de toda la familia.

Administrado por ONU Mujeres en nombre del sistema de la ONU, el Fondo Fiduciario de la ONU presta apoyo a iniciativas locales y nacionales encaminadas a eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas. El Fondo depende de contribuciones voluntarias y vuestra donación es fundamental. Por ejemplo, con tan solo US$ 21, usted puede patrocinar un día de capacitación para una reportera comunitaria. Súmese a esta tarea vital. Realice una donación para el Fondo Fiduciario de la ONU.