ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Empoderamiento de las mujeres seropositivas en Guyana

Error:

Fecha: 15 July 2011

“Simplemente quería marcar una diferencia y cambiar la vida de las mujeres. Hay que empoderar a más mujeres, para que encuentren su voz y puedan defender sus derechos.

Un diagnóstico de seropositividad generalmente conduce a la exclusión social, aunque no fue así para Marlyn Cameron. Cuando la diagnosticaron en 2010, tomó cartas en el asunto y entró al Grupo Sunshine Support en el país caribeño de Guyana. Este grupo es una red local que empodera y apoya a las mujeres que viven con VIH y con SIDA. Al principio, Cameron quería saber más sobre la infección, pero su curiosidad y liderazgo la llevaron un poco más lejos: el primer día en el seno del grupo, la eligieron presidenta.

Desde entonces, ha estado al frente de diversos proyectos de empoderamiento para las mujeres que viven con VIH en diferentes comunidades del país, contó Cameron, que estaba entre las asistentes de la Conferencia Mundial y la Cumbre Internacional de Mujeres de la ACF que tuvo lugar en Zúrich, Suiza, donde también participó ONU Mujeres. Cameron es miembro de la Sociedad de la Cruz Roja y miembro directivo de la ACF de Guyana, a quien representa en esta conferencia.

Tanto en Guyana como en el extranjero, el trabajo de Cameron con las mujeres seropositivas es multifacético. Reconoce que la estigmatización y la discriminación de las mujeres seropositivas son generalizadas en su país. Más de la mitad de la población de más de 15 años de edad que vive con el VIH en Guyana son mujeres, según los cálculos aproximados de ONUSIDA de 2009. La estigmatización muchas veces impide a las mujeres desvelar su condición incluso a sus esposos y acceder a los servicios, lo que aumenta las posibilidades de una transmisión de madre a hijo. Esa estigmatización permea en muchos otros obstáculos. Más que el acceso a los servicios, incluyendo los medicamentos, la mala nutrición es otro problema al que se enfrentan las mujeres seropositivas en Guyana.

“Para tomar medicamentos hay que comer bien, pero dado que muchas mujeres no tienen suficientes alimentos, no recogen sus medicamentos, dijo Cameron que se esfuerza por dar comidas ligeras nutricionales a las mujeres. Existe un programa conjunto de la ACF Guyana y del Proyecto Sunshine que ofrece transporte, alimentos, medicamentos, educación y formación en las mismas instalaciones.

Cameron es una de los 15 Formadores Expertos de Pacientes acreditados en Guyana. En colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y a pedido de las Naciones Unidas, ahora forma a las enfermeras y a otros trabajadores de la salud en materia de prevención del VIH y de cómo responder mejor a las necesidades de las mujeres que viven con VIH y con SIDA. En sus cursos “Enseñanza semipresencial para el SIDA imparte educación en línea, lo que le permite llegar a participantes de más allá de las fronteras de Guyana, como será el caso la semana próxima en Tailandia.

Según Cameron, a pesar de todo esto, todavía hay mucho por hacer. “El financiamiento es el problema mayor para nosotros, dice. “Es necesario conseguir que el gobierno se involucre más.

Actualmente está buscando fondos para comprar máquinas de coser. Su próximo paso será enseñar a coser a las mujeres seropositivas, de modo de ayudarlas a mejorar sus oportunidades económicas y darles acceso al mercado de los hospitales cercanos que compran sábanas y fundas.

Si bien va a buscar apoyo en el gobierno, es en su casa donde encuentra las fuerzas para seguir adelante. Tiene siete hijos, y son ellos quienes le dan energía. “Mi hijo de 12 años dijo: ‘Si tú mueres yo también tendré que morir'. Así que yo sigo en vida para que él siga en vida.

ONU Mujeres hizo esta entrevista en ocasión de la Conferencia Mundial y la Cumbre Internacional de Mujeres de la ACF que tuvo lugar en Zúrich, Suiza. Durante el evento, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, pronunció un discurso en la sesión de apertura, y ONU Mujeres facilitó diversos talleres.

Otras fuentes: