Declaración de la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet sobre la hambruna en Somalia

Fecha: 11 Aug 2011

La sequía más grave que ha habido en décadas amenaza la vida de más de 12 millones de personas en el Cuerno de África, y los habitantes de Somalia son los que están expuestos a los mayores riesgos a causa del conflicto armado y de la falta de una seguridad y un gobierno sostenibles. Esta confluencia de hambruna y conflicto es especialmente devastadora para las mujeres y los niños. En un esfuerzo por salvar la vida de sus hijos de morir por inanición, desnutrición y enfermedades, las mujeres de Somalia son víctimas de atentados contra su seguridad relacionados con el conflicto, incluida la violencia sexual. En el largo camino que recorren de lo que era su casa a los centros de refugiados en Kenya o en Etiopía, la vulnerabilidad de las mujeres y los niños se ve exacerbada.

Nos sumamos a lo ya hecho por otros, haciendo un llamado a la comunidad internacional y a los líderes del mundo para hacer frente al reto de proteger a las mujeres y los niños y responder a sus necesidades urgentes para sobrevivir.

A pesar de todos los esfuerzos que se han hecho hasta la fecha, se ha obtenido menos de la mitad de los fondos que se necesitan para responder a la hambruna, a pesar de que el desastre se agrava día a día. De los mil millones de dólares que se han solicitado, sólo el 40 por ciento — USD 408 millones — ha sido entregado y se han recibido promesas de USD 49 millones adicionales.

ONU Mujeres hace un llamamiento urgente a los países donantes y a todas las facciones políticas y militares en Somalia para que garanticen que se preste una atención especial a las necesidades vitales de las mujeres y de los niños, y que aseguren que la asistencia que se dé llegue a los que más necesitan de ella.