ONU Mujeres: modos de poner fin a los matrimonios infantiles

Fecha: 11 Oct 2012

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 66/170 declarando el 11 de octubre Día Internacional de la Niña. En esta primera conmemoración, el Día de este año se centrará en los matrimonios infantiles, que constituyen una violación de los derechos humanos fundamentales y que tienen un impacto sobre todos los aspectos de la vida de las niñas.

Los matrimonios de las niñas obstaculizan su desarrollo y a menudo resultan en embarazos tempranos y en un aislamiento social. El derecho a un consentimiento “libre y pleno al matrimonio está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que reconoce que el consentimiento no puede ser “libre y pleno cuando una de las partes no es lo suficientemente madura para tomar una decisión consciente acerca de un compañero para la vida.

La práctica de los matrimonios con niñas perpetúa aún más el ciclo implacable de la desigualdad de género y a menudo aumenta su riesgo de ser víctimas de violencia. Las niñas que contraen matrimonio en la infancia corren el riesgo de ser violadas y de sufrir violencias físicas, ya que carecen de poder en la relación con sus esposos y con su familia política.

ONU Mujeres trabaja estrechamente con los socios de la ONU, con los Estados Miembros y con otros actores para garantizar que las niñas ejerzan su derecho a vivir una vida libre de violencia.

Con el fin de atender el fenómeno de la violencia contra las niñas y las mujeres jóvenes, ONU Mujeres ha adoptado un enfoque con tres niveles:

  • Defendemos el apoyo a las niñas en situación de riesgo o que ya hayan sido víctimas de violencia, garantizando su acceso a la protección, la justica y los servicios de apoyo incluyendo refugios, servicios de salud, servicios de asesoría y líneas de emergencia adaptados a sus necesidades específicas.
  • Pedimos que se intensifiquen los esfuerzos por prevenir la violencia y por garantizar que las estrategias de prevención aseguren que se involucren a todos los segmentos de la sociedad, incluidos los hombres y los niños, para luchar contra los estereotipos y la discriminación de género y para promover relaciones respetuosas.
  • Apoyamos iniciativas comunitarias que trabajan con las niñas y los niños, tratando de alentar el liderazgo de los jóvenes a la hora de erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas y de respaldar a las mujeres y hombres jóvenes en su papel de defensores del cambio.

ONU Mujeres también participa en las principales iniciativas mundiales que atienden la violencia contra las niñas:

  • La iniciativa Together for Girls (Juntos a favor de las niñas) es una asociación público-privada en la que ONU Mujeres trabaja con UNICEF y con UNFPA para centrar la atención sobre el problema de la violencia sexual contra los niños, y en especial contra las niñas, en apoyo a los esfuerzos de los países por cambiar. El trabajo de recopilación de datos para documentar la magnitud y el impacto de la violencia sexual ya está dando resultados, originando planes nacionales de acción para prevenir y dar respuesta a la violencia sexual contra las niñas y los niños en países donde se han hecho encuestas nacionales.
  • El Grupo de Trabajo sobre las niñas adolescentes de la ONU es una asociación con UNFPA y con UNICEF para acelerar los esfuerzos por avanzar los derechos de las adolescentes en los países en desarrollo. Ya hay programas en curso en Guatemala, Liberia, Etiopía y Malawi que se centran en cinco áreas: educación, con un énfasis en la transición y la finalización de estudios más allá de la primaria; salud, con un énfasis en la salud sexual y reproductiva; prevención y respuesta a la violencia; liderazgo y participación; y recopilación de datos y análisis.
  • La Asociación Mundial de las Niñas Guías y las Guías Scouts está elaborando un plan de educación no formal acerca de la violencia contra las niñas y las jóvenes, cuya creación y promoción cuenta con el apoyo de ONU Mujeres. Este plan de educación dará a las niñas y a las jóvenes herramientas y conocimientos para comprender las causas de la violencia en sus comunidades y para educar e involucrar a sus homólogos y a las comunidades para prevenir dicha violencia.

Como parte de sus esfuerzos en todo el mundo, el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres, administrado por ONU Mujeres, apoya iniciativas en Camboya, Gambia, Guinea, Mali, Senegal, Liberia, Etiopía, Camerún y Tayikistán para atender este fenómeno y otras formas generalizadas de violencia contra las mujeres y las niñas donde más importa: a nivel comunitario y local.

En Camboya, Youth Star (Estrella de la Juventud), beneficiaria del Fondo Fiduciario, facilita el acceso a la educación para todas las niñas y niños en situación de riesgo en las comunidades meta y crea espacios para los jóvenes en las comunidades rurales donde puedan celebrar debates serios entre homólogos sobre los valores, los derechos sexuales y las relaciones íntimas, y facilita charlas más amplias dentro de la comunidad acerca de la violencia doméstica.

En Tayikistán, el Child Rights Center (Centro de los Derechos del Niño) es el beneficiario del Fondo Fiduciario en el país, y se ocupa de la ley para mejorar la respuesta institucional a los matrimonios infantiles. El Centro ha establecido una red de referencias entre las autoridades locales de policía y de protección infantil en diez distritos, y ha influenciado también las políticas nacionales proponiendo enmiendas al Código de la Familia para llevar la edad legal mínima para contraer matrimonio a los 18 años, así como para cambiar las políticas de educación, incrementando de nueve a diez los años de educación obligatoria para las niñas.

En Etiopía, ActionAid Ethiopia, que es la beneficiaria del Fondo Fiduciario, capacita a los líderes religiosos y tradicionales para que usen su posición de autoridad y se manifiesten contra la violencia y a favor de la protección de los derechos de las niñas. Los grupos de vigilancia en las comunidades, que existen en 35 aldeas, denuncian incidentes de mutilación o ablación genitales femeninos o de matrimonios infantiles a los líderes comunitarios y luego ayudan a llevar esos casos ante la justicia.

En Camerún, el Fondo Fiduciario de la ONU genera conciencia en las escuelas para disminuir los casos de matrimonios forzados y de embarazos tempranos entre las niñas escolares.

En Liberia, el Fondo Fiduciario ayuda a ActionAid a empoderar a las mujeres sobrevivientes de violencia en la región sureste de Liberia, que es el área que tiene los índices más altos de VIH, mediante la implementación de las nuevas leyes sobre violaciones y sobre herencias, y promoviendo el empoderamiento económico de las mujeres en interés propio y de sus familias.


Más información sobre el Fondo Fiduciario de la ONU:
Meryem Aslan,
Encargada del Fondo Fiduciario de la ONU,
Correo electrónico: Meryem.aslan[at]unwomen.org
Teléf. +1 917 484 80 08
website: www.lifefreeofviolence.org