Discurso de Michelle Bachelet en la Reunión del grupo de expertas y expertos sobre la “Aplicación de una perspectiva de género al marco de desarrollo en el periodo posterior a 2015 y a los ODS”

Fecha : 27 November 2012

Discurso de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en la Reunión del grupo de expertas y expertos sobre la “Aplicación de una perspectiva de género al marco de desarrollo en el periodo posterior a 2015 y a los ODS el 26 de noviembre de 2012 en Nueva York

[Cotejar con el texto pronunciado]

Es un gran placer estar aquí en esta reunión para examinar cómo abordar la igualdad de género en el marco de desarrollo posterior a 2015 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En la presentación oficial de ONU Mujeres expresé que ONU Mujeres fue el resultado del esfuerzo colectivo de millones de mujeres y de niñas para tener un defensor a nivel mundial que represente la visión de los derechos de las mujeres y de la igualdad de género.

El marco de desarrollo en el periodo posterior a 2015 es una oportunidad que debemos aprovechar para hacer adelantos reales en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género. Es una oportunidad de lograr compromisos decididos por parte de los Estados Miembros con un plan bien definido de cómo se lograrán esos compromisos.

Todas y todos conocemos el impacto que los Objetivos de Desarrollo del Milenio han tenido sobre las vidas de miles de millones de personas. Los ODM mostraron que el consenso mundial es posible, mostraron que podemos tomar acciones conjuntas en muchos frentes, inclusive en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio eran claros, medibles y fáciles de comunicar. Ofrecieron a los países metas concretas que alcanzar y los países lograron resultados tangibles: reducción de la pobreza, una mayor paridad de género con relación a la asistencia a la escuela primaria y una reducción a la mitad de la cantidad de personas sin acceso al agua limpia.

Hay muchas lecciones que se pueden aprender de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y también hay mucho por mejorar al emprender la agenda posterior a 2015.

Podemos aprender del ejemplo de la educación universal. Debemos garantizar que a medida que se alcanza la paridad, paralelamente se aumente la calidad. Podemos también aprender del ejemplo de la mortalidad materna, el ODM que tiene menos probabilidades de ser alcanzado, que los objetivos de desarrollo más difíciles están firmemente arraigados en las desigualdades persistentes. En muchos países, los altos índices de mortalidad materna persisten entre las mujeres más pobres y en las poblaciones étnicas, minoritarias y remotas.

Para lograr el éxito, el marco de desarrollo posterior a 2015 debe atender, de manera explícita, la complejidad y profundidad de los desafíos que se presentan al empoderamiento de las mujeres y a la igualdad de género. Debemos adoptar un enfoque exhaustivo que atienda las principales causas de la desigualdad.

El marco se debe apoyar en los principales compromisos internacionales, incluyendo la CEDAW y la Plataforma de Acción de Beijing. El informe del Grupo de trabajo de la ONU “Haciendo realidad el futuro que queremos para todos establece la visión en la que tres principios fundamentales sirven de base para el marco posterior a 2015, a saber: los derechos humanos, la sostenibilidad medioambiental y la igualdad.

El mundo que todos queremos, tanto las mujeres como los hombres, es un mundo saludable, libre de discriminación, de hambre, de miedo, de violencia y de pobreza. Es un mundo que da prioridad a la igualdad, inclusive la igualdad de género, y a los derechos humanos.

Es un mundo donde las niñas reciben educación y elijen cuándo y con quién casarse. Es un mundo donde las mujeres y los hombres tienen un acceso igualitario a trabajos seguros y con salarios justos. Es un mundo donde las niñas y las mujeres están protegidas de la amenaza de la violencia de género en las casas, en las calles, en las escuelas y en el trabajo. Es un mundo donde las mujeres son líderes en la toma de decisiones y una fuerza a favor del desarrollo sostenible para las generaciones presentes y futuras. Es un mundo donde las mujeres pueden exigir su derecho a la salud sexual y reproductiva.

Sé que están bien informados acerca de estos temas por sus experiencias personales y la dedicación de toda la vida a la investigación social, y ésa es la razón por la que es un privilegio para ONU Mujeres trabajar con ustedes.

Todos estamos de acuerdo en que el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género son fundamentales para este nuevo modelo de sociedades y economías incluyentes y de desarrollo sostenible.

Ésta es la razón por la que ONU Mujeres los ha invitado, para garantizar que la agenda posterior a 2015 cambie los actuales modelos de crecimiento y de desarrollo y ponga en evidencia la necesidad de tener nuevos objetivos.

Debemos trabajar con ustedes para identificar qué debe plasmarse en un objetivo de igualdad de género de modo que sea aún más global e incluyente que el actual ODM3. Queremos trabajar con ustedes para determinar cómo integrar mejor la igualdad de género en todos los objetivos de desarrollo sostenible. Sé que harán una gran contribución ayudándonos a establecer metas e indicadores concretos que promuevan la responsabilidad y aumenten la eficacia de las medidas en materia de igualdad de género.

Como saben, lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres no es fácil. El poder de los ODM estaba en su simplicidad. Tenemos que recordar que todo nuevo marco debe abarcar a todas y todos los ciudadanos, quienes deben ser capaces de ver su futuro en ese marco. Necesitamos su visión y sus opiniones para asegurarnos de crear un marco más incluyente que beneficie a todas y todos.

Sé que en los próximos cuatro días daremos sólo los primeros pasos en la creación de un marco que integre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, pero quiero que estos representen un gran paso adelante, y estoy segura que probaremos que es posible.

ONU Mujeres contribuye de muchas maneras a la agenda posterior a 2015 y a los ODS. El Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha patrocinado 11 consultas mundiales, y ONU Mujeres lidera la consulta sobre desigualdades junto con UNICEF. El GNUD también patrocina casi 100 consultas a nivel de país. Si trabajamos estrechamente con la sociedad civil, nuestros representantes garantizarán que se oigan las voces de las mujeres y de las organizaciones de mujeres.

Al finalizar los cuatro días saldremos de esta sala con una idea más clara de cómo un nuevo marco tiene que reflejar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Habremos dado un gran paso adelante, aunque a éste seguirán muchos más. Pueden confiar en que ONU Mujeres será un socio en este programa de trabajo y difusión. Hemos recorrido mucho camino con los ODM. Si hemos llegado hasta aquí, es claro que podemos llegar aún más lejos. Podremos tener mejores resultados si trabajamos y actuamos juntas y juntos.

Gracias una vez más por su presencia. Les deseo éxito en los próximos cuatro días y espero con gran ilusión tener la oportunidad de trabajar juntas y juntos.