La XVIII Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) – CP-18

Fecha : 07 December 2012

La Conferencia de las Partes (CP-18) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) se celebró en Doha, Qatar, entre el 26 de noviembre y el 7 de diciembre de 2012. Los gobiernos finalizaron el trabajo que habían comenzado en Bali en 2007 sobre la cooperación a largo plazo en el marco de la Convención, y acordaron un calendario firme que garantiza la adopción para 2015 de un acuerdo universal sobre el cambio climático que entraría en vigencia en 2020. Un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto también fue adoptado en la CP-18, que prevé su continuación a partir del 1º de enero de 2013 por un periodo de ocho años.

Como ya lo ha hecho en el pasado, ONU Mujeres siguió las negociaciones y mantuvo una comunicación activa con los Estados Parte para garantizar que las decisiones adoptadas en la CP-18 incorporen referencias a la igualdad de género, los derechos de las mujeres y la contribución de las mujeres a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Algunos de los elementos decididos en la CP-18 incluyen:

En primer lugar, la adopción de una decisión histórica en materia de "Promover el equilibrio entre los géneros y mejorar la participación de las mujeres en las negociaciones de la UNFCCC y en la representación de las Partes en las entidades establecidas conforme a la Convención o al Protocolo de Kyoto". Esta decisión, tildada de “milagro de Doha”, es un importante paso para hacer prosperar una política del clima sensible a los asuntos de género que garantice que la opinión de las mujeres esté representada en las negociaciones, y que tenga en consideración los temas relativos al género en la agenda de la CP.

Se felicitó a ONU Mujeres por el papel instrumental que tuvo desde la fase de incepción de la decisión hasta su adopción en la CP-18. Durante el periodo de redacción, la entidad hizo aportes considerables sobre la base de las normas establecidas, incluyendo la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), la Plataforma de Acción de Beijing y lo decidido en Rio+20, y ofreció asesoría de expertos y técnica a las Partes, cuando lo solicitaron, a lo largo de las negociaciones. Conjuntamente con la presidencia de la CP y con los socios de la sociedad civil Fundación Mary Robinson — Justicia Climática y el Instituto Masdar, ONU Mujeres copatrocinó un Desayuno Ministerial para fomentar la adopción de la decisión. La entidad seguirá participando plenamente en este proceso y colaborará con los socios en el inicio de los trabajos para lograr la plena implementación de la decisión.

En segundo lugar, se incorporaron consideraciones de género en otras decisiones adoptadas en la CP-18, inclusive en materia de pérdidas y daños, planes nacionales de adaptación, el Centro y la Red de la Tecnología del Clima, y el Programa de trabajo de Doha sobre el Artículo 6 de la Convención (educación, formación y concientización del público), entre otros compromisos. Los compromisos acordados anteriormente sobre las dimensiones de género del cambio climático también se confirmaron y se traspasaron a las decisiones adoptadas en la CP-18.

En tercer lugar, se discutió el rol de las mujeres en cuanto que actores fundamentales en la lucha mundial contra el cambio climático, gracias a las contribuciones y la participación de ONU Mujeres en diversos eventos sobre las mujeres y la igualdad de género. Cabe destacar la presentación del nuevo pilar denominado “Mujeres para obtener resultados” por la Iniciativa Intensificación del cambio de la UNFCCC, que tiene el propósito de poner en evidencia a las mujeres como parte esencial de la solución a la hora de hacer frente al cambio climático. La Subsecretaria General y Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, Sra. Lakshmi Puri, participó en la mesa redonda de alto nivel donde enfatizó la importancia de mostrar la cara humana del cambio climático y, en especial, el papel de las mujeres en el fortalecimiento de la resistencia de comunidades enteras.

También se difundieron los principales mensajes en los eventos organizados en el Día del Género decretado por la UNFCCC, en los eventos paralelos coorganizados por los socios del sistema de la ONU y en las contribuciones escritas y entrevistas publicadas en la revista de múltiples interesados ‘Outreach’ y dadas en el ‘Estudio del Cambio Climático’ de la UNFCCC. En su entrevista con Outreach, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Sra. Michelle Bachelet, destacó la importancia de reconocer el papel de las mujeres en cuanto que agentes activos en la respuesta al cambio climático y en la creación de políticas del clima sensibles a los asuntos de género.

Eventos paralelos:

Eventos del Día del Género:

  • Género e innovación climática: nuevos cambios para la igualdad de género (organizado por la Alianza Mundial del Género y del Clima);
  • Género y clima: más allá de la retórica (organizado por la UNFCCC).

Eventos paralelos del sistema de la ONU:

  • Gestión de los riesgos por desastres y de los eventos extremos dentro de un clima cambiante (coorganizado por PMA, EIRD, ONU Mujeres, CCD);
  • El papel de la ONU para lograr una agricultura inteligente con respecto al clima (coorganizado por CCD, CEPA, PNUMA y ONU Mujeres);
  • Creación de sistemas de salud sostenibles: énfasis en la resistencia al clima (coorganizado por OMS, Noruega, Qatar, en colaboración con OMM, ONU Mujeres, PNUD, IFMSA).

Enlaces pertinentes/Documentos

Antecedentes

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), vigente desde 1994, establece un programa mundial para ocuparse del cambio climático. A través del Protocolo de Kyoto a la Convención de 1997, los Estados Parte se comprometieron a metas vinculantes para el periodo 2008-2012 con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático. En virtud de la inminente fecha de vencimiento del Protocolo, se está tratando de llegar a un acuerdo exhaustivo jurídicamente vinculante sobre un marco post 2012. ONU Mujeres y sus socios han hecho notar que todo nuevo acuerdo sobre el clima debe ser sensible a los asuntos de género.

Las inquietudes de las mujeres tienen que ser oídas y hay que garantizar su participación. Las medidas del acuerdo tienen que ser consistentes con los principios de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer  (CEDAW), la equidad entre los géneros tiene que ser parte integral de la implementación, y hay que usar datos desglosados por sexo para crear, monitorear y dar información sobre las políticas. Las negociaciones en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP-15) celebrada en diciembre de 2009 resultaron en el Acuerdo de Copenhague, que estableció una meta no vinculante de limitar el calentamiento global a no más de 2 grados Celsius y prometió dar mayores fondos a los países en desarrollo para mitigar y adaptarse al cambio climático. Las Partes sólo “tomaron nota” de este acuerdo pero no lo adoptaron.

En las negociaciones de la CP-16 celebrada en Cancún en diciembre de 2010, los Gobiernos adoptaron los Acuerdos de Cancún que incluyen medidas esenciales de reducción de las emisiones y de ayuda a los países en desarrollo para que se protejan de los impactos del clima. Ellas incluyeron el establecimiento de un nuevo Fondo Verde para el Clima, un nuevo Mecanismo de Tecnología, el Marco de Adaptación de Cancún, y los Niveles de referencia sobre financiamiento de corto plazo inmediato y gestión de bosques. Los Acuerdos confirmaron que la adaptación al cambio climático tiene que “seguir un enfoque dirigido por los países, sensible a los asuntos de género, participativo y totalmente transparente” y que “las respuestas de mitigación al cambio climático… deben tomar plenamente en cuenta las consecuencias para los grupos vulnerables, especialmente las mujeres y los niños.”

Las negociaciones de CP-17 de diciembre de 2011 en Durban hicieron avanzar aún más la implementación de la Convención junto al Protocolo de Kyoto y a los Acuerdos de Cancún, y resultó en la Plataforma de Durban para una acción reforzada. Es de notar que la Plataforma de Durban tiene 11 referencias explícitas al género y a las mujeres. En particular, el instrumento rector del Fondo Verde para el Clima contiene cinco disposiciones de especial interés para las mujeres como la promoción de un enfoque sensible a los asuntos de género en los objetivos y principios rectores, así como la debida consideración al equilibrio de género tanto en la Junta Directiva como en la Secretaría. La necesidad de un equilibrio de género también se refleja en el Comité Directivo de Finanzas y en la Acción reforzada en materia de Adaptación, y las consideraciones de género están integradas en la misión y en las directrices del nuevo Centro y Red de Tecnología del Clima.