ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Mensaje de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres para el Día de los Derechos Humanos 2012: inclusión y el derecho a participar en la vida pública

Error:

Fecha: 10 December 2012

Día de los Derechos Humanos 2012: inclusión y el derecho a participar en la vida pública

Mensaje de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

Hoy, Día de los Derechos Humanos, celebramos el derecho que tienen todas las personas de expresar sus opiniones y de participar plenamente en la vida pública. Sin embargo, las voces de demasiadas mujeres y niñas siguen siendo acalladas por la discriminación, las amenazas y la violencia. Esto entorpece el adelanto de las mujeres y de todos los miembros de la sociedad.

La participación de las mujeres es fundamental para el desarrollo sostenible, la paz y la democracia. Es hora de eliminar las barreras a la plena participación sobre un pie de igualdad de las mujeres en la economía, la política y en todos los aspectos de la vida pública.

Hoy pedimos que haya más mujeres líderes. Las opiniones de las mujeres se tienen que hacer sentir en los parlamentos, los consejos de las aldeas, los sindicatos, las conversaciones de paz, los gabinetes de gobierno, las juntas directivas de las empresas y en todas las áreas de la vida pública.

Cuando las mujeres y los hombres lideran juntos, las decisiones reflejan y responden mejor a las distintas necesidades de la sociedad. Los países y las compañías que tienen mayores niveles de igualdad de género tienen mejores niveles de crecimiento y de desempeño. Las mujeres líderes inspiran a las mujeres jóvenes y a las niñas a ampliar sus horizontes y a sentar las bases de la igualdad.

A pesar de que las mujeres constituyen el 51% de la población del mundo, siguen estando enormemente mal representadas en la vida pública. Sólo 21 mujeres son Jefas de Estado o de Gobierno, sólo 1 de cada 5 parlamentarios es una mujer, y menos del 10 por ciento de los negociadores de paz son mujeres.

Si queremos que la igualdad sea una realidad, es hora de derogar las leyes y políticas discriminatorias y de alinear las leyes con los tratados internacionales de derechos humanos. Es hora de abrir las puertas y tomar medidas afirmativas, adoptando medidas especiales temporales como las cuotas.

Es hora de dar lugar a la plena participación de las mujeres en la paz y la seguridad. Donde quiera que haya un conflicto, sea en el norte de Malí, en la República Democrática del Congo, o en Siria, las mujeres tienen que ser parte de la solución. Sólo las soluciones que son inclusivas de todas y todos en la sociedad pueden ser sostenibles. Es hora de hacer avanzar los mismos derechos, las mismas oportunidades y la misma participación.

Hoy, Día de los Derechos Humanos, comprometámonos nuevamente con el cumplimiento de la visión consagrada en la Declaración Universal de Derechos Humanos de que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Eliminemos todos los obstáculos que frenan a las mujeres y que les niegan las mismas oportunidades. Aceptemos plenamente el enorme potencial de la mitad de la población del mundo. Las mujeres tienen una visión. Las mujeres tienen voz. Sólo es necesario que se le escuche.