Alocución de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet en el Día de Consulta del Foro ONG/CSW, del Comité de ONG sobre la Condición de la Mujer

Fecha : 26 February 2012

Otros artículos y fotos de las actividades de la Sra. Bachelet en la CSW56 »

Declaraciones de Michelle Bachelet Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva ONU Mujeres Reunión conjunta de la UIP y ONU Mujeres 29 de febrero de 2012 Nueva York
ver el discurso en video : http://www.unwomen.org/2012/02/introductory-statement-by-ms-michelle-bachelet-56th-session-of-the-commission-on-the-status-of-women/
[cotejar con el discurso pronunciado]

Buenos días! Es un placer para mí asistir al Día de Consulta del Foro ONG/CSW en la víspera de la 56ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

Deseo agradecer a la Sra. Soon-Young Yoon, la nueva presidenta del Comité de ONG sobre la Condición de la Mujer de Nueva York, que me invitó, en nombre del Comité, a dirigirme a ustedes hoy. Su excelente reputación se ha forjado gracias a su compromiso con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y a su creencia en el poder de las ONG para acelerar el progreso de las mujeres en el mundo. Su energía positiva se hace sentir en la sala.

Es un honor además tomar la palabra en la misma ocasión que la Sra. Mirna Cunningham Kain, líder indígena de Nicaragua y presidenta de la 10ª sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas. La Sra. Cunningham es académica, investigadora, profesional de la salud, parlamentaria, activista social y la ganadora del premio Mujer de Distinción de este año. La felicito, Señora, en nombre de todos nosotros en ONU Mujeres.

Es la segunda vez que me dirijo a esta amplia comunidad de ONG antes de una sesión de la Comisión, y estoy feliz de estar aquí. No se me ocurre mejora manera de comenzar estas dos semanas de reuniones y eventos que con una reunión de los representantes de la sociedad civil.

Espero que esta sesión sea un hito importante en el camino a una nueva y vigorizada agenda del desarrollo sostenible que tenga en su centro la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. Además, detalle muy importante, el compromiso valioso e intenso de la sociedad civil será un elemento fundamental. Tengo toda la intención de continuar con esta estrecha relación con la sociedad civil cimentada por nuestros objetivos y aspiraciones comunes.

ONU Mujeres después de un año

El día de hoy quiero hablarles acerca del primer año de operaciones de ONU Mujeres y de nuestras prioridades para 2012. Es difícil creer que hace un año nacía ONU Mujeres. Desde un principio, consultando a muchos interesados incluyendo de la sociedad civil, oí sus mensajes en el sentido de que ONU Mujeres debía centrarse en pocas cuestiones y lograr resultados visibles. Mencionaré algunos de los logros de ONU Mujeres en su primer año de operaciones.

En el área de hacer avanzar la participación y el liderazgo políticos de las mujeres, ONU Mujeres dio apoyo a más de 25 países, a candidatas, a partidos políticos, a votantes, a comisiones electorales y a esfuerzos legislativos para garantizar que más mujeres pudiesen votar y ser electas.

ONU Mujeres respondió a las protestas en Túnez y en la plaza Tahrir, ofreciendo apoyo a la participación de las mujeres en las reformas constitucionales, las elecciones y la transición política. ONU Mujeres apoyó igualmente la creación de la Unión de Mujeres Egipcias, que es una asociación de 500 grupos, y facilitó la formulación de sus exigencias en la Carta de las Mujeres Egipcias.

ONU Mujeres ha solicitado propuestas concretas de los Gobiernos y la sociedad civil en los Estados Árabes para respaldar la participación política y el empoderamiento de las mujeres. Estamos dando 4,8 millones de dólares a través del Fondo para la Igualdad de Género para hacer avanzar el empoderamiento de las mujeres en los Estados Árabes.

En septiembre reunimos a las mujeres líderes en la Asamblea General para pedir que haya más mujeres líderes en la política en todo el mundo, y defendimos la adopción de la nueva resolución de la Asamblea General. La resolución fue adoptada en diciembre: ésta insta a los países a adoptar medidas concretas para aumentar la participación y el liderazgo políticos de las mujeres. Saludamos la adopción de la resolución y esperamos ansiosamente trabajar con ustedes para hacer progresos tangibles en este sentido.

En lo relativo al empoderamiento económico de las mujeres, ONU Mujeres apoyó a los países a dar capacitación y generar habilidades, aumentar el acceso a los mercados y establecer políticas, leyes y condiciones justas para las mujeres.

Se ha adelantado mucho en la legislación, incluyendo la adopción de la Convención sobre el trabajo decente para los trabajadores domésticos de la OIT, y una nueva ley en materia de igualdad de género para hacer avanzar las oportunidades equitativas en la educación y el empleo y mejorar los derechos de las mujeres en El Salvador y en otros países. También se ha abierto camino con la reforma de los derechos a la tenencia y la propiedad de la tierra en Marruecos.

En particular, ONU Mujeres se ha acercado al sector privado y ha conseguido el compromiso de 257 Directores Ejecutivos con los Principios para el Empoderamiento de la Mujer a fin de hacer avanzar las condiciones decentes de trabajo y las oportunidades equitativas para las mujeres.

Iniciamos igualmente una asociación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura de la ONU, con el Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola y con el Programa Mundial de Alimentos para empoderar a las mujeres rurales.

Poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas fue otro tema prioritario en 2011, como lo será siempre. ONU Mujeres lanzó las 16 acciones concretas de políticas para erradicar la violencia contra las mujeres y comenzó una iniciativa para dar servicios esenciales a las supervivientes. Apoyamos a los Gobiernos, los grupos de mujeres y a otros para adoptar leyes y políticas, crear conciencia y ofrecer servicios.

En 2011, ONU Mujeres publicó su primer informe insignia sobre el progreso de las mujeres en el mundo, En busca de la justicia. El informe destacó que aún en demasiadas instancias, el estado de derecho sigue excluyendo a las mujeres, y que un mayor número de mujeres policías y juezas y el apoyo a los grupos legales de mujeres pueden hacer que la justicia esté al servicio de las mujeres también.

Varios países han declarado haber tenido éxito. Por ejemplo, en Zambia, el Ministerio de la Educación apoyó la expansión de los “espacios seguros para las niñas en las escuelas. En Liberia, la impunidad y el nivel de violencia han disminuido gracias a que las mujeres han establecido brigadas de justicia.

Las mujeres líderes indígenas han trabajado incansablemente para poner fin al tráfico de mujeres y de niñas, y han educado a más de 4.000 mujeres indígenas en la frontera entre Brasil y Paraguay.

Para fines de 2011, el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres tenía una cartera de 96 subvenciones activas en 86 países, llegando a más de 6 millones de personas, por un valor total de más de 61 millones de dólares.

En el área de las mujeres, la paz y la seguridad, oímos el mensaje de que las mujeres son más que víctimas de un conflicto, son también líderes de la paz y la democracia. Ese fue el mensaje proclamado cuando se otorgó el Premio Nobel de la Paz de 2011 a tres mujeres. ONU Mujeres tomó medidas para garantizar que las mujeres tengan un rol central en las conversaciones de paz y en la consolidación de la paz, de modo de que las mujeres afectadas por un conflicto puedan obtener justicia.

Se instauró un marco en todo el sistema de la ONU para aumentar la coordinación y la rendición de cuentas de todo el sistema en materia de participación de las mujeres en la resolución de conflictos, la consolidación de la paz y la erradicación de la violencia sexual. Es un placer informarles que se ha acordado en todo el sistema de la ONU asignar por lo menos el 15 por ciento de los presupuestos para la recuperación después de un conflicto a garantizar la participación de las mujeres, y por lo menos el 40 por ciento de los empleos temporales en la recuperación post conflicto a las mujeres.

En lo relativo a presupuestos y planes, ONU Mujeres trabajó en más de 50 países para crear capacidades en el análisis y los presupuestos con perspectiva de género, utilizando los datos desglosados por sexo para establecer políticas y presupuestos públicos más equitativos. En Ecuador, los Ministerios ahora usan los presupuestos con perspectiva de género y los recursos asignados a la igualdad de género se han triplicado. En Montevideo, Uruguay, un consejo de mujeres asesora al Intendente Municipal sobre los presupuestos y planes de la ciudad, y la seguridad y los servicios han mejorado. En Rwanda, donde también se utilizan los presupuestos con perspectiva de género, se ha destinado más dinero a la salud de las mujeres, lo que ha contribuido a hacer disminuir la mortalidad materna.

Otro de los mandatos de ONU Mujeres es el de liderar, coordinar y mejorar la rendición de cuentas del sistema de la ONU en lo relativo a su trabajo a favor de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres. Para ello, se preparó un plan de acción para todo el sistema que establece una base más sólida para promover la incorporación del género y de la rendición de cuentas en el sistema de la ONU.

Me complace informarles que, en 2011, las contribuciones hechas a ONU Mujeres alcanzaron un total de 235 millones de dólares, lo que representa un aumento del 33 por ciento en comparación con 2010, y nuestra base de donantes se ha ampliado. Sin embargo, para alcanzar la meta de 700 millones de dólares en 2012 y 2013 hará falta intensificar la captación de fondos.

Mi principal prioridad para 2012 será dar un nuevo impulso al empoderamiento económico y la participación política de las mujeres, en respuesta a sus demandas pero también a los eventos recientes y las transformaciones que se están llevando a cabo en las esferas política, social y económica.

Nuestro plan es ambicioso para 2012: ONU Mujeres apoyará los movimientos de mujeres en materia de cuestiones de liderazgo de las mujeres en 52 países; trabajará con los parlamentos sobre la reforma de las leyes a favor de la igualdad de género en 20 países; organizará cursos de capacitación en 38 países sobre técnicas parlamentarias y legislativas para hacer avanzar la participación política de las mujeres; apoyará la formación de mujeres candidatas en 27 países; y apoyará las reformas de las leyes electorales en 39 países con el fin de facilitar la inclusión de las mujeres en las elecciones en tanto que votantes y candidatas.

En 2012, ONU Mujeres dará un importante impulso con los socios de todo el mundo a favor del empoderamiento económico de las mujeres. Con el fin de poner a las mujeres sobre un pie de igualdad con los hombres, trabajaremos en la formación, las leyes equitativas, la protección social y el acceso equitativo a las oportunidades y los bienes, como la tierra y el crédito.

En 2012, ONU Mujeres se centrará en hacer que la justicia también funcione para las mujeres, en erradicar la impunidad, en ampliar la prevención gracias a la participación de amplios sectores de la sociedad, y en garantizar que se ofrezcan servicios a las supervivientes.

En 2012, ONU Mujeres se centrará en aumentar la participación de las mujeres en los procesos de paz y en las transiciones políticas, y ampliará el acceso de las mujeres al empleo, la justicia y la seguridad en situaciones de post conflicto.

Seguiremos trabajando con los equipos de la ONU en los países para extender los presupuestos con perspectiva de género con la participación de las mujeres y así lograr un cambio institucional duradero.

Tenemos una agenda muy amplia. Obviamente no la podemos llevar a cabo solos, sino que necesitaremos el respaldo de los responsables en la toma de decisiones, la voz de los medios y el esfuerzo concertado de todo el sistema de la ONU y de otros socios del desarrollo. Contamos además con ustedes y con el trabajo que hagamos con ustedes en el futuro.

En la sesión del año pasado de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer discutí con ustedes varias veces la posibilidad de establecer grupos asesores de la sociedad civil en los ámbitos regional, nacional y mundial. El Plan Estratégico de ONU Mujeres prevé el establecimiento de grupos asesores en los ámbitos mundial, regional y de país para dar información continua sobre los programas de ONU Mujeres. Esto se está haciendo ya y he instado a las oficinas regionales y de país de ONU Mujeres a estudiar el establecimiento de grupos asesores regionales y locales de la sociedad civil.

Asimismo me es grato informarles que he tomado medidas para establecer el Grupo Asesor de la Sociedad Civil de ONU Mujeres como plataforma para el diálogo continuo entre la sociedad civil y ONU Mujeres. Tengo muchas expectativas de esta forma de participación con la sociedad civil a nivel mundial y en los países, de modo que sirva de foro de ideas y de estrategias sobre políticas, conocimientos y promoción. Anunciaré la creación del grupo mundial próximamente, pero quería hacerles partícipes de esta importante decisión. Debo decir que las personas que integrarán esos grupos en los países y en el mundo serán personas de nivel, con una trayectoria de logros sobre el terreno en áreas relacionadas con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Los grupos tendrán una representación sectorial y geográfica diversa, con la presencia de representantes de redes mundiales, regionales y nacionales de igualdad de género, de organizaciones de mujeres, del medio académico y de otras organizaciones no gubernamentales y comunitarias. El Grupo Mundial estará formado por las personas que ustedes nominen, las personas propuestas por las redes de la sociedad civil, y después de realizar consultas con las organizaciones de la sociedad civil.

Además de las reuniones que mantengan los grupos mundiales, regionales y de los países conmigo y con el personal superior de la Entidad en la Sede y en las oficinas en los países, los grupos dispondrán de plataformas virtuales para entrar en contacto entre sí y con la dirección superior de ONU Mujeres.

Esto me lleva a la conclusión de esta alocución.

Las próximas dos semanas se centrarán principalmente en las mujeres y niñas rurales que, no debemos olvidar, constituyen un cuarto de la población del mundo. Ellas hacen contribuciones esenciales al bienestar de las familias y de las comunidades, de las economías locales y nacionales y, sin embargo, se siguen enfrentando a vergonzosas desigualdades e injusticias. Conjuntamente con todos los interesados, debemos hacer lo más posible para garantizar que el resultado de la sesión mire al futuro, sea relevante y marque una diferencia sobre el terreno en las vidas de las mujeres y de sus familias.

Ustedes estudiarán todos los aspectos del tema de la sesión, no sólo en la sala de conferencias sino también en el transcurso de una amplia serie de eventos complementarios y paralelos - casi 300 en el Centro Eclesiástico y otros 80 en el Edificio Norte. Al compartir experiencias con todos los involucrados y aprender de los demás mediante un diálogo franco y abierto, espero que todos se sientan con nuevo vigor, valentía e inspiración cuando haya acabado la sesión. Espero que estas reuniones ofrezcan la oportunidad de hacer oír a los responsables de la creación de políticas las voces de las mujeres rurales.

Quiero que todos salgamos de esta sesión con una renovada determinación para unir nuestras fuerzas y llevar el mensaje de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres a Rio + 20 y más allá a los objetivos de desarrollo sostenible que se establezcan. Nosotros comprendemos lo que a veces se olvida: que el potencial de las mujeres, especialmente de las mujeres rurales, está en el corazón de la erradicación de la pobreza y del hambre y del logro del desarrollo sostenible. Sé que todos hablarán con una misma voz para recordar a todos los aquí presentes y a los que no lo están, el simple hecho de que ante un mundo cada vez más lleno de inseguridad y cuestionamientos, los derechos, el empoderamiento, la energía y el talento de las mujeres son la respuesta.

Muchas gracias.