ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Asociación para cerrar las brechas en materia de datos y pruebas relativos a las mujeres

Error:

Fecha: 12 March 2012

Se reconoce cada vez más que los buenos modelos de desarrollo están basados en pruebas y en una rendición de cuentas mutua. Sin embargo, durante muchos años, la falta de estadísticas de género ha sido utilizada como una razón para no tomar medidas audaces en materia de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres.

Una nueva y dinámica asociación, la iniciativa de Pruebas y Cifras para la Igualdad de Género (EDGE por sus siglas en inglés), responde a ese fenómeno. Administrada conjuntamente por ONU Mujeres y por la División de Estadística de la ONU, en colaboración con los Estados Miembros, el Banco Mundial, la OCDE y otros socios, trabajará para atender la creciente demanda de los países de todo el mundo por un mayor apoyo para acceder y utilizar las estadísticas de género, principalmente para ayudarlos a generar capacidades nacionales y a fortalecer los sistemas nacionales de recopilación de datos en áreas críticas. También promoverá el trabajo que ya se está realizando para desarrollar las normas y las definiciones para los que establecen y los que usan las estadísticas.

“Necesitamos pruebas de alta calidad para justificar, establecer y aplicar políticas eficaces. Tenemos que comprender las barreras políticas, económicas y sociales complejas a las que se enfrentan las mujeres para ejercer sus derechos, dijo la Sra. Saraswathi Menon, Directora de la División de Políticas de ONU Mujeres, en ocasión de una reunión de alto nivel de socios en la 56ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU, que tuvo lugar en Nueva York. “No podemos determinar la eficacia de las políticas y de las intervenciones si no podemos medir su impacto, agregó.

La iniciativa, presentada en noviembre en el Cuarto Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda que se celebró en Busan, Corea, se originó en el trabajo del Grupo interinstitucional y de expertos sobre las estadísticas de género, convocado por la ONU en 2006, y el subgrupo que se formó para crear una conjunto mínimo de indicadores de género. En 2011, la Comisión de Estadística de la ONU solicitó la implementación de un programa mundial de estadísticas de género, llamamiento que se reiteró en una sesión ministerial de la OCDE en París, en particular por parte de la Secretaria de Estado de los EE.UU., Hilary Rodham Clinton.

La primera fase de tres años - entre marzo de 2012 y febrero de 2015 - se centrará en las “tres E: educación, empleo y espíritu empresarial de las mujeres. Esto hará que se cree una base de datos que permita establecer las directrices para recopilar los indicadores de espíritu empresarial. Se recabarán datos experimentales en 10 países participantes. A largo plazo, EDGE espera perfeccionar un enfoque que integre los asuntos de género en la producción regular de estadísticas y que genere las capacidades de los países de manera tal que puedan producir datos de género en todas las áreas fundamentales de políticas.

Tomando la palabra en el evento de la Comisión, la Directora del Grupo de gestión de datos sobre el desarrollo del Banco Mundial, Shaida Badee, dijo que creía que “las estadísticas de género deben integrar el ADN del sistema de estadísticas, mientras que la Directora de Estadísticas de la OCDE, Martine Durand, mostró cómo esas brechas pueden haber excluido las experiencias de las mujeres empresarias. “Las actividades de las empresarias todavía se ven obstaculizadas en muchos países por limitaciones de género. Las mujeres tienen tendencia a tener empresas más pequeñas con niveles inferiores de capitalización, comienzan y administran empresas en industrias diferentes que los hombres, y amplían sus empresas menos que los hombres. Las mujeres también tienden a enfrentarse a barreras más importantes para acceder al financiamiento; en particular, las empresarias muchas veces son discriminadas por quienes otorgan créditos, dijo.

Centrando la atención sobre las mujeres en el campo de recopilación de datos, EDGE permitirá que haya un panorama más completo de los principales asuntos y complejas barreras en las vidas de las mujeres de todo el mundo, garantizando de manera crítica que las políticas y acciones sensibles a los asuntos de género estén apoyadas en pruebas concretas.