La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet pide la participación equitativa de las mujeres en todas las esferas de la vida como elemento fundamental para la democracia y la justicia

Fecha: lunes, 5 de marzo de 2012

Comunicado de prensa de ONU Mujeres

Para publicación inmediata

Contacto para los medios:

Oisika Chakrabarti, oisika.chakrabarti[at]unwomen.org, +1 646 781-4522

La Sra. Bachelet conmemorará el Día Internacional de la Mujer en Marruecos, en solidaridad con las mujeres que luchan por la igualdad.

En su mensaje en ocasión del Día Internacional de la Mujer de 2012, la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, hace un llamado a una mayor participación política y al empoderamiento económico de las mujeres, con un énfasis este año en las mujeres rurales, y destaca las medidas urgentes que son necesarias para garantizar la igualdad de género.

El 8 de marzo la Sra. Bachelet conmemorará el Día Internacional de la Mujer en Marruecos, desde donde destacará la necesidad que tienen las mujeres de la región de participar plenamente en los procesos de transición democrática. “La participación plena y equitativa de las mujeres en las esferas política y económica es fundamental para la democracia y la justicia que reclaman los pueblos, dice en su mensaje. “Gozar de los mismos derechos y las mismas oportunidades está detrás de las economías y las sociedades sanas.

La conmemoración oficial de la ONU del Día Internacional de la Mujer, bajo el tema “Empoderar a las mujeres rurales - acabar con el hambre y la pobreza, tendrá lugar en la Sede de la ONU en Nueva York el 7 de marzo, entre las 10 y las 12 de la mañana (ver anuncio). El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, tomará la palabra junto a otros funcionarios de alto nivel y a activistas que trabajan en temas relacionados con las mujeres rurales de todo el mundo. La Sra. Bachelet se unirá a la reunión a través de un mensaje de vídeo.

A continuación se presenta el mensaje de la Sra. Bachelet para el Día Internacional de la Mujer:

Mensaje de Michelle Bachelet

Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

Día Internacional de la Mujer 2012

Empoderar a las mujeres rurales - acabar con el hambre y la pobreza

En este Día Internacional de la Mujer, me uno a las mujeres de todo el mundo en solidaridad por los derechos humanos, la dignidad y la igualdad. Este sentimiento de misión me da a mí y a millones de personas en el mundo el aliento para luchar por la justicia y la inclusión. Reflexionando acerca del primer año de ONU Mujeres, aplaudo a cada persona, cada gobierno y cada organización que trabaja a favor del empoderamiento de las mujeres y de la igualdad de género. Prometo nuestro más alto compromiso para el futuro.

La creación de ONU Mujeres coincidió con profundos cambios en el mundo, desde protestas contra la desigualdad hasta revueltas en pro de la libertad y la democracia en los países árabes. Estos eventos no han hecho más que reforzar mi convicción de que un futuro sostenible puede alcanzarse sólo si las mujeres, los hombres y los jóvenes gozan juntos de igualdad. Desde el gobierno que cambia sus leyes a la empresa que da empleos decentes y las mismas remuneraciones, y los padres que enseñan a su hija y a su hijo que todos los seres humanos tienen que ser tratados iguales, la igualdad depende de cada uno de nosotros.

En el último siglo y desde que se celebró el primer Día Internacional de la Mujer, hemos sido testigos de un cambio en los derechos jurídicos, los logros en materia de educación y la participación en la vida pública de las mujeres. En todas las regiones, los países han ampliado los derechos legales de las mujeres. Las mujeres han avanzado mucho: más mujeres son líderes en la política y en los negocios, más niñas están yendo a la escuela y más mujeres sobreviven al parto y pueden planificar sus familias.

A pesar de estos enormes progresos, ningún país puede decir que no tiene discriminación de género. Esta desigualdad se evidencia en brechas persistentes de género en los salarios y en las oportunidades desiguales, en la escasa representación de las mujeres en los altos puestos públicos y en el sector privado, en los casamientos entre niños y en la falta de niñas debido a una preferencia por los varones, y en la continua violencia contra las mujeres en todas sus formas.

En ningún ámbito son las disparidades y los obstáculos para las mujeres y las niñas más importantes que en las áreas rurales. Las mujeres y las niñas rurales son una de cada cuatro personas del mundo; trabajan muchas horas con poca o ninguna remuneración y producen una gran proporción de los alimentos que se cosechan, especialmente en la agricultura de subsistencia. Son agricultoras, empresarias y líderes, y sus contribuciones sostienen a sus familias, sus comunidades, sus naciones y a todos nosotros.

Sin embargo, se enfrentan a algunas de las peores desigualdades en el acceso a los servicios sociales, a la tierra y a otros bienes productivos, lo que las priva a ellas y al mundo del goce de todo su potencial. Esto me lleva a mi principal reflexión en este Día Internacional de la Mujer. No se encontrará ninguna solución duradera a los cambios más importantes de la actualidad -desde el cambio climático hasta la inestabilidad política y económica- sin el pleno empoderamiento y participación de las mujeres del mundo. Simplemente no nos podemos permitir seguir excluyéndolas. Su participación plena y equitativa en las esferas política y económica es primordial para la democracia y la justicia que los pueblos requieren. La igualdad de derechos y oportunidades es el fundamento de economías y de sociedades sanas.

Dar a las campesinas el mismo acceso a los recursos tendrá como resultado que haya entre 100 y 150 millones menos de personas con hambre. Dar a las mujeres un ingreso, derechos a la tierra y al crédito significará menos niños mal alimentados. Los estudios muestran que un nivel más alto de igualdad de género está íntimamente relacionado con un nivel más alto del producto interno bruto per cápita. Si se amplían las oportunidades económicas para las mujeres, se aumentará significativamente el crecimiento económico y se reducirá la pobreza.

El momento es ahora.

Todos los seres humanos tienen el derecho a vivir en paz y dignidad. Todos los seres humanos tienen el derecho a determinar su futuro y el futuro de sus países. Ése es el llamado a la igualdad que oigo por doquier. Por esta razón, ONU Mujeres prestará una atención especial este año a hacer avanzar el empoderamiento económico y la participación y el liderazgo políticos de las mujeres. Con este fin, esperamos continuar nuestra sólida asociación con las mujeres, los hombres, los jóvenes, los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado.

Hoy, Día Internacional de la Mujer, reafirmemos nuestro compromiso con los derechos de las mujeres y avancemos con valor y determinación. Defendamos los derechos humanos, la dignidad y el valor inherente a todo ser humano, y los mismos derechos para los hombres y las mujeres.