Las niñas y el Día de las TIC

Fecha: 26 Apr 2012

Declaración de Lakshmi Puri, Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, Nueva York, 26 de abril de 2012.

[ Cotejar con el texto pronunciado]

Secretario General Touré,

Distinguidos panelistas,

Señoras y señores:

Es un placer estar con ustedes hoy aquí para discutir acerca del importante tema de las Niñas en las TIC. Como muchos de ustedes, no trabajo directamente en el ámbito de las TIC, pero he estando luchando por los espacios que siguen estando dominados por los hombres y donde la igualdad es un problema, y éste es el caso de las TIC.

Yo soy de India, donde la revolución de las TIC ha servido de incubadora y ha facilitado el desarrollo y, por lo tanto, ha formado parte de mi conciencia. Las mujeres en India y en otros países se han visto empoderadas por las TIC de muchas maneras: los centros de servicios a distancia han dado empleo y oportunidades a miles de mujeres y niñas; las pescadoras, vendedoras de vegetales y otras pequeñas comerciantes usan sus teléfonos móviles para obtener un precio justo por las mercancías que venden.

Hoy quiero hablar de las perspectivas de ONU Mujeres, la nueva entidad de las Naciones Unidas creada para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Después de poco más de un año de vida, ya tenemos una asociación floreciente con la Unión Internacional de Telecomunicaciones, para que podamos llevar a buen término nuestros esfuerzos comunes en el campo de las TIC.

En el mundo actual, las TIC importan muchísimo para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, ya que ofrecen nuevos modos de aprender, compartir conocimientos y educarse. Las TIC son una fuerza multiplicadora en lo relativo a la educación de las niñas, ya que les permite construir su futuro sobre un pie de igualdad con los hombres.

Estas tecnologías aportan medios para lograr el desarrollo económico al ofrecer nuevas oportunidades de ganarse la vida y nuevas capacidades de producción. Ofrecen una serie de beneficios gracias a un mejor acceso a los servicios. Permiten a las mujeres movilizarse para defender sus derechos e implicarse en la política a través de la participación en los canales de difusión.

En la Primavera Árabe observamos hasta qué punto fueron instrumentales los medios sociales para conseguir la movilización social y el cambio político. ONU Mujeres ya está promoviendo las TIC en varios países para lograr una gobernanza más inclusiva y mejorar los conocimientos de las mujeres en la política.

Las TIC son también una herramienta importante para hacer participar a las mujeres y a los hombres jóvenes, a las niñas y a los niños, en el cambio generacional en temas relacionados a la igualdad de género. Ello significa que han de sobreponerse a los estereotipos y actitudes discriminatorias que impiden a las niñas y a las mujeres jóvenes considerar o recibir apoyo para hacer una carrera dentro de las TIC. Significa también crear conciencia y capacidades, y ofrecer vías y oportunidades claras.

Ya se han hecho muchas recomendaciones en este sentido, inclusive en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer del año pasado que se centró en la participación de las mujeres y las niñas en la educación, la ciencia y la tecnología.

Más importante aún es el hecho de que las mujeres tienen que formar parte del proceso de toma de decisiones, estableciendo prioridades y presupuestos, creando infraestructuras y tecnología, y estableciendo entornos favorables. Para ello deben ejercer un liderazgo en todo el sector de la tecnología, desde el ámbito de las políticas y el marco regulatorio, hasta las instituciones de educación e investigación, el sector privado, la creación de contenidos y las actividades empresariales. De este modo, los temas relacionados con la igualdad de género serán atendidos de manera más explícita.

Sin embargo, en la actualidad y como lo indica el informe de la UIT que se presenta hoy, las mujeres están mal representadas en el sector de las TIC en general, especialmente en la cúpula. Vemos que incluso si las adolescentes usan computadoras y el internet a niveles similares que los niños, tienen cinco veces menos probabilidades de considerar una carrera relacionada con la tecnología. Hay fallos en el camino para que las mujeres se dediquen a la tecnología en niveles más altos y más productivos.

Cuando se trata de las TIC, sabemos que hay una división Norte-Sur y una división socioeconómica dentro de los países. No se puede negar tampoco que hay una división de género. Las mujeres representan del 30 al 40 por ciento de los trabajadores de nivel más bajo en el sector de la tecnología y sólo el 15 por ciento de los directores.

En los niveles más altos de los planificadores estratégicos y de los dueños de empresas, sólo el 11 por ciento son mujeres. Esta brecha también es evidente en las diferencias en los salarios, donde las mujeres ganan 17 a 35 por ciento menos que los hombres por el mismo trabajo, lo que tiene que ser corregido con premura.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Debemos comenzar permitiendo a las mujeres jóvenes y a las niñas que adopten la tecnología a una edad temprana, lo que las hará más proclives a usar esas herramientas para empoderarse en todos los aspectos de sus vidas y para compartir los nuevos conocimientos adquiridos con sus familias y comunidades. Esas mismas niñas -bajo las condiciones adecuadas- tendrán el potencial de dar forma al panorama de las TIC en el futuro.

Garantizar una alfabetización generalizada y el acceso a la educación, mejorar la calidad y la importancia de la educación en materia de TIC, ofrecer becas destinadas a las niñas, hacer campañas en los medios públicos, adoptar políticas apropiadas, realizar inversiones adecuadas y recopilar información son medidas que pueden tomar los gobiernos y las instituciones académicas.

Ofrecer asesoría, herramientas para encontrar empleo y desarrollar aplicaciones dirigidas a las niñas son medidas que puede tomar el sector privado. Es importante igualmente que las niñas tengan acceso a las TIC no sólo dentro sino también fuera de la escuela, en lugares seguros y accesibles, que es algo que muchos socios pueden fomentar. Aunque hay esfuerzos loables en la actualidad, queda claro que tenemos que aumentar la sensibilización y generar un impulso mayor sobre este tema para alcanzar los compromisos nacionales y cerrar las brechas existentes.

ONU Mujeres sigue defendiendo una política de TIC sensible al género. Hemos apoyado iniciativas tendientes a poner estas herramientas y capacidades en manos de las mujeres. Hemos apoyado la alfabetización digital de mujeres campesinas, enseñado las TIC a mujeres jóvenes que entran al mundo laboral y generado conciencia sobre las estructuras nacionales en materia de TIC a fin de que puedan luchar por que ya se adopten políticas que beneficien a las mujeres y las niñas.

Mediante los Principios para el Empoderamiento de la Mujer alentamos al sector privado a atraer, retener y promover a las mujeres en los niveles más altos. Si hacemos que al día de hoy las mujeres estén presentes y activas en el sector de las TIC, ofreceremos modelos de conducta y mentores para las niñas.

ONU Mujeres fortalece activamente su trabajo en materia de TIC para el desarrollo y estudia cómo puede interactuar aún más con los socios -incluyendo a Microsoft y CISCO- para promover soluciones sistemáticas, integradas, sostenibles y multidisciplinarias para generar conciencia, acelerar la acción y lograr una transformación real.

Dirigir los esfuerzos a las mujeres jóvenes en tanto que beneficiarias y, lo que es más importante, en tanto que futuras productoras y líderes del desarrollo tecnológico es fundamental y sin duda figurará en la agenda de ONU Mujeres.

Muchas gracias.