ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Un beneficiario del Fondo Fiduciario de la ONU gana un premio por sus representaciones teatrales para fomentar el cambio social

Error:

Date: 22 May 2012

The Sistren Theatre Collective drama group after a performance at the South African Women's Day Celebration.Photo Courtesy of Sistren

El Grupo Teatral del Colectivo Sistren, beneficiario del Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres, ha sido premiado internacionalmente con el Premio Otto Rene Castillo de teatro político que se otorga a organizaciones de todo el mundo que “extienden los límites de la imaginación social de la humanidad.

Esta organización de mujeres jamaicanas, que ya tiene 35 años de existencia, recibió el reconocimiento por su perdurable obra a favor del cambio social y político a través de la expresión artística. La ceremonia de entrega de premios se celebró en Nueva York el 20 de mayo de 2012, en la víspera del Día mundial de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo.

En Jamaica, las mujeres y las niñas generalmente son víctimas de violencia tanto en el ámbito público como en el privado. Sistren ha usado durante mucho tiempo las representaciones teatrales para poner en tela de juicio los roles de género y romper los estereotipos sobre las mujeres y los hombres, con el propósito de erradicar la violencia contra las mujeres en el país.

El Colectivo ha trabajado en el seno de algunas de las comunidades más volátiles de Kingston, capital de Jamaica, donde la violencia comunitaria y de parte de los compañeros íntimos es generalizada. Con la ayuda del Fondo Fiduciario de la ONU, ha llegado a más de 5300 personas con técnicas de aprendizaje participativo. Al combinar la movilización de las comunidades, la creación de capacidades para la vida diaria y las artes dramáticas como el teatro callejero, Sistren ha empoderado a las comunidades para que tomen acción en contra de la violencia de género.

Los medios de difusión populares, las normas socioculturales y el folklore perpetúan la noción del hombre jamaiquino física y sexualmente agresivo. Sistren trabaja con hombres y con muchachos adolescentes para refutar y redefinir esas nociones negativas. Crea espacios seguros y solidarios a través del teatro donde se alienta a los participantes a explorar otras expresiones de masculinidad y femineidad. Esto se lleva a cabo con actividades en las escuelas y también en “sesiones de razonamiento en las esquinas que hacen participar a hombres “en riesgo en debates que se organizan en lugares populares de encuentro.

Éste no es el primer reconocimiento que recibe el trabajo innovador de Sistren. En 2010, la organización recibió el Premio Puma de movilidad creativa por su proyecto de teatro callejero “Tek it to dem & rise up wi community, igualmente con el apoyo del Fondo Fiduciario de la ONU. El premio reconoció el compromiso de Sistren con los residentes en seis comunidades de zonas marginadas de Kingston en lo referente a temas relacionados con la violencia de género. El premio le dio los fondos para que el líder del proyecto pudiese compartir su trabajo con otros líderes caribeños de la academia, el activismo y las artes, en la conferencia anual 2010 de la Asociación de Estudios Caribeños.