Alocución de la Directora Ejecutiva Michelle Bachelet en el evento cultural especial de la Asamblea General

Fecha : 06 June 2012

¡Buenas tardes!

Agradezco al Presidente de la Asamblea General, Embajador Abdulaziz Al-Nasser, por dedicar esta excepcional ocasión a ONU Mujeres y al trabajo que realizamos todos con el fin de erradicar la violencia contras las mujeres.

La violencia contra las mujeres y las niñas ya no puede ser aceptada, excusada o tolerada. Ya no nos podemos permitir la falta de acción. Los costos en materia de sufrimiento humano y de amenazas a la paz y al desarrollo son demasiado onerosos. La buena noticia es que en todos los lugares que he visitado, observo un mayor compromiso y movilización en términos políticos. Veo más hombres que se manifiestan en contra de la violencia hacia las mujeres y las niñas, ciudadanos preocupados, de todos los niveles sociales, que ponen en tela de juicio las actitudes inaceptables y que defienden nuevos modelos de conducta.

Esto es un logro de los países del mundo y de la campaña del Secretario General ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres.

No se trata entonces de una falta de buenas acciones, sino que las limitaciones tienen otras razones de ser, como la seria escasez de fondos. El Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres sólo puede atender el 5 por ciento de las solicitudes, por más de mil millones de dólares, para programas que salvan vidas y que recibimos de todo el mundo.

Si bien ninguno de nosotros puede poner fin a la violencia contra las mujeres actuando solo, todos compartimos esta responsabilidad. No se le debería negar la justicia y los servicios de salud a ninguna mujer sobreviviente de la violencia. Ninguna mujer tendría que verse forzada a vivir con miedo porque no tiene dónde ir. Ninguna niña y ningún niño debería crecer pensando que la violencia contra las mujeres es aceptable o normal desde ningún punto de vista. Nuestros esfuerzos conjuntos pueden marcar una diferencia profunda y duradera entre la vida y la muerte, entre el miedo y la seguridad, y entre la impunidad y la justicia. Debemos poner fin a la impunidad y tomar medidas urgentes en materia de protección, prevención y suministro de servicios.

La 57ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en 2013 estará centrada en la eliminación y la prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Todos sabemos que la mejor manera de poner fin a la violencia contra las mujeres es prevenir que ésta ocurra. La prevención comienza en los primeros años de vida, educando y trabajando con y para los jóvenes y promoviendo el respeto mutuo y la igualdad de género. La prevención también significa hacer que las ciudades sean más seguras para las mujeres y las niñas; ésta es una iniciativa mundial con la que ONU Mujeres y otros socios de la ONU están comprometidos.

Estamos trabajando para garantizar el acceso de las sobrevivientes de la violencia a los servicios esenciales. Las mujeres necesitan refugios y viviendas seguras; líneas telefónicas de emergencia que funcionen las 24 horas; seguridad y protección policial; cuidados médicos, incluyendo cuidados después de una violación; asesoría después de una crisis y derivación a especialistas; así como asistencia jurídica y social.

A fin de cuentas, lo que el mundo necesita para erradicar la violencia contra las mujeres es igualdad entre los niños y las niñas, entre las mujeres y los hombres. Hace más de un año se creó ONU Mujeres para hacer realidad esa promesa; esperamos ansiosamente trabajar con todos ustedes para lograr progresos reales y duraderos.

Muchas gracias.

Enlaces relacionados