ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Las oficinas de información ofrecen nuevas oportunidades para las campesinas moldavas

Error:

Fecha: 13 June 2012

Una representante de la Oficina conjunta de información y servicios habla con mujeres acerca de sus derechos sociales en el distrito de Singerei, en Moldova. Foto: ONU Mujeres/Janna Sofroni

La información acerca de empleos seguros y saludables puede ser escasa para las mujeres moldavas, especialmente para las que viven en sus extensas áreas rurales. Muchas mujeres todavía trabajan en el sector informal y dependen de sus familias y de sus maridos para su seguridad física y financiera.

Para muchas, la información sobre sus derechos a la tierra o sus derechos sociales puede ser de difícil acceso, lo que lleva a vulnerabilidades y desigualdades. En este contexto, una serie de oficinas o centros de ayuda creados por el gobierno ha ampliado el camino para que estas mujeres tengan la oportunidad de elegir y cambiar. Las Oficinas conjuntas de información y servicios reúnen a más de nueve proveedores de servicios en una oficina y, con el apoyo de ONU Mujeres, tienen el cometido de llegar a las mujeres de la comunidad.

En la actualidad cubren cinco distritos -Singerei, Telenesti, Nisporeni, Cantemir y Ungheni- y ofrecen asesoría sobre temas que van desde el mercado laboral y la protección social hasta la agricultura y las leyes sobre la tierra, usando el modelo de oficina única. Si bien este sistema sirve a barrios enteros, su impacto se ha sentido sobre todo en los grupos que solían quedar aislados por encontrarse muy alejados de la información. Más de 1500 mujeres han utilizado las Oficinas desde que fueran renovadas en 2010, y el 80 por ciento de estas mujeres viven en el medio rural del país.

Para muchas, esto ha llevado a hacer elecciones que promueven alternativas sostenibles y mayores ahorros. Emilia Bazi es abuela de ocho niños, originaria de Singerei, y trabaja en la agricultura con su marido. Después de comenzar un proyecto de invernadero en 2010, visitó la Oficina de su distrito para aprender acerca de los sistemas de riego. ¡Ahora tengo un sistema moderno de riego por goteo en mi invernadero que me ha permitido economizar tiempo y energía!, comentó.

A un nivel más amplio, los centros ayudan a eliminar las barreras hacia el avance económico de las mujeres. El modelo de oficina única ha solucionado el problema de las horas de cola frente a diversos servicios, y los servicios móviles operan hasta en las aldeas más remotas. Al trabajar con las autoridades públicas locales en todo el proceso de diseño del sistema y al capacitar continuamente a los funcionarios de la Oficina, ONU Mujeres ha garantizado que se responda a las necesidades de las mujeres y las niñas.

Gracias a la información que se les ha proporcionado, las mujeres usuarias dicen estar más motivadas para seguir estudiando y analizar las oportunidades de carreras, involucrándose más en el desarrollo de Moldavia.

El éxito del proyecto ha llevado a propuestas para su ampliación a todo el país y a países vecinos. Un proyecto de ley para la extensión del programa a todo el país está pendiente de la decisión del gobierno, si bien los costos de operación de la Oficina ya fueron incluidos en el presupuesto 2012-2015 del Estado. Mientras tanto, con el apoyo de ONU Mujeres, el concepto de oficina única está comenzando a arraigarse y a crecer también en el país vecino de Tayikistán, creando en el proceso oportunidades para las mujeres.