Mensaje de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en conmemoración del Día Internacional de las Viudas

Fecha : 22 June 2012

Todos los seres humanos tienen el derecho a vivir con dignidad y gozar de los mismos derechos y oportunidades con el fin de realizar su potencial. Éste es el segundo año que las Naciones Unidas observa el Día Internacional de las Viudas para generar conciencia y alentar la adopción de medidas que pongan fin al abuso, descuido y discriminación que enfrentan las viudas en muchas partes del mundo.

De las 245 millones de viudas que se estima hay en el mundo, 115 millones viven en la pobreza y son víctimas de estigmatización social y de privaciones económicas por haber perdido a sus esposos. A muchas viudas se les niegan sus derechos: se les echa de sus casas porque no pueden heredar propiedades o tierras, y algunas se ven forzadas a trabajar en la prostitución para mantenerse a sí mismas y a sus familias, ya que no tienen a quién recurrir.

Juntos debemos promover la igualdad de derechos, y los derechos y el empoderamiento de las mujeres. El empoderamiento económico significa que las viudas tengan los mismos derechos a la herencia, la propiedad, la tierra y otros bienes. Apoyar el bienestar y los medios de vida de las viudas y de sus hijos e hijas significa que deben tener el mismo acceso a la vivienda, los alimentos, el agua, la salud, la educación y la formación. Los programas de protección social pueden servir para hacer frente a la crisis y la inseguridad.

ONU Mujeres insta a los gobiernos a que eliminen todas las barreras en las leyes y en la práctica que afectan específicamente a las viudas y que limitan sus oportunidades. Los gobiernos deben tomar todas las medidas necesarias para garantizar que las viudas gocen de los mismos derechos económicos, políticos y sociales, y que puedan vivir libres de discriminación, miedo y carencias.

ONU Mujeres se ha comprometido a trabajar con los gobiernos, la sociedad civil y con otros socios para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres, sean ellas solteras, casadas, divorciadas o viudas.