Discurso de apertura de Michelle Bachelet para ONU Mujeres: Foro de Líderes en Río

Fecha: 19 Jun 2012

Discurso de apertura de Michelle Bachelet Directora Ejecutiva de ONU Mujeres para ONU Mujeres: Foro de Líderes el 19 de junio de 2012 en Río de Janeiro, Brasil.

[ Cotejar con el texto pronunciado ]

Buenos días y bienvenidas al Foro de Líderes de ONU Mujeres. ¡Es estupendo verlas aquí!

Quiero agradecer al Gobierno de Brasil por ser el anfitrión de la Conferencia Río+20 y por brindar un apoyo tan decidido a este Foro de Líderes. Quiero agradecer especialmente a Izabella Teixeira, Ministra del Medio Ambiente, y a Eleonora Menicucci de Oliveira, Ministra de Políticas para las Mujeres. ONU Mujeres tiene el enorme placer de unirse a Brasil y a todas ustedes para marcar el camino a seguir.

Amigas:

Estamos aquí para hacernos oír. El desarrollo sostenible requiere que las mujeres tengan los mismos derechos, oportunidades y una plena participación. El modelo actual de degradación medioambiental, de desigualdad creciente y de una economía inestable no es sostenible. Un mundo en equilibrio requiere que haya igualdad de género.

El movimiento de mujeres -y los esfuerzos en ese sentido de los gobiernos, de las Naciones Unidas, de las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y de la sociedad civil en general- nos ha conducido a donde estamos hoy. Hace 20 años, la Declaración de Río destacaba que la plena participación de las mujeres es esencial para lograr el desarrollo sostenible. Veinte años más tarde, las mujeres siguen siendo víctimas de desigualdad de derechos, oportunidades y participación.

En la actualidad, una mujer muere cada dos minutos por complicaciones en el embarazo o en el parto. La violencia de género es una pandemia a nivel mundial. Las mujeres ganan menos que los hombres por el mismo trabajo y siguen estando mal representadas en la toma de decisiones. Esto no es sostenible. Esta exclusión social de las mujeres no sólo hace daño a las mujeres, sino que nos hace daño a todos.

Por el bien de las generaciones actuales y futuras, debemos cultivar y desarrollar la inteligencia, las capacidades y los conocimientos colectivos de toda la humanidad. La plena participación y el liderazgo equitativo de las mujeres ya no son una opción, sino que son una necesidad urgente si queremos lograr el cambio transformador que se necesita en todos los niveles y esferas de la sociedad para el desarrollo sostenible.

ONU Mujeres ha patrocinado este Foro de Líderes y la Cumbre de Mujeres Líderes del día 21 para decirle a Río y al mundo cuál es el Futuro que quieren las mujeres.

No hemos venido a Río+20 para reafirmar lo que ya hemos acordado. Necesitamos un nuevo paradigma del desarrollo que sea inclusivo, centrado en las personas, que proteja el medio ambiente y que se base sobre la premisa de los derechos humanos, la dignidad y la igualdad para todos nosotros, los 7 000 millones de personas que vivimos en este planeta.

La lucha por la igualdad de género es una característica determinante de las generaciones más recientes. Ahora debemos asegurarnos que sea la base del cambio estructural, cultural e institucional que se requiere para lograr un desarrollo sostenible. Más allá de 2015 debemos contar con un marco de desarrollo que dé prioridad a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres. Nos gustaría ver un objetivo de desarrollo sostenible exhaustivo en materia de igualdad de género y que se incluyan metas e indicadores de género en todos los otros objetivos.

Pero sobre todo, ¡debemos hacer que nuestras palabras se conviertan en acciones! Acciones para que el derecho a la salud sexual y reproductiva se convierta en información confiable, y que haya servicios de salud de calidad, asequibles y accesibles donde se les necesite. Acciones para que los trabajos decentes y las remuneraciones equitativas se traduzcan en empleos que protejan los derechos de todos los trabajadores, incluyendo los derechos de las mujeres. Acciones para que la violencia contra las mujeres y las niñas se transforme en nuevas actitudes que promuevan la tolerancia cero ante esos delitos y ante la impunidad. Acciones para que el liderazgo que hoy es monopolio de los hombres se convierta en igualdad de oportunidades y en una participación equitativa por parte de mujeres y hombres. La diversidad hará que la toma de decisiones sea más sólida y sensible.

No tenemos tiempo que perder. Ahora es el momento de pasar a la acción. Acción para que el cambio climático y la degradación del medio ambiente se vuelvan las prioridades urgentes que de hecho ya lo son, y que se les atienda de manera inteligente, urgente y colaborativa. Acción para que las mujeres y los hombres tengan los mismos derechos, oportunidades y participación.

Así que mantengámonos firmes y hagámonos oír. Las invito a todas a contribuir a este Foro y a compartir sus realidades, sus luchas y sus logros. Las invito a que propongan acciones concretas para crear un nuevo modelo de desarrollo.

En cuanto que líderes de diversas poblaciones de todo el mundo, sus recomendaciones marcarán una diferencia importante para establecer el camino a seguir. Sus opiniones serán útiles a la Cumbre de Mujeres Líderes que ONU Mujeres celebrará dentro de dos días y donde se hará un Llamado a la Acción sobre el Futuro que quieren las mujeres.

No tenemos tiempo que perder. Hagamos oír nuestras voces. La plena participación equitativa de las mujeres fortalece la democracia, la paz y el desarrollo sostenible.

¡Muchas gracias!

Enlace Relacionado