ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Las trabajadoras migrantes encuentran su voz en Bangladesh

Error:

Date: 05 July 2012

Pakhi Begum salió de Bangladesh rumbo a Dubái para trabajar como empleada doméstica, pero pronto se dio cuenta de que quien la había contratado la había vendido en servidumbre. Después de meses de arduo trabajo y de abusos, se enfermó y se le envió de vuelta a Bangladesh sin recibir paga alguna. ONU Mujeres ha estado trabajando para proteger los derechos de las trabajadoras migrantes en Bangladesh desde 2005, conjuntamente con los ministerios del Gobierno. Cuando el Gobierno estableció el primer centro de recursos para trabajadoras migrantes del país en 2009, ONU Mujeres se aseguró de que diese a mujeres como Pakhi un acceso más fácil a la información acerca de una migración segura.

Cuando era adolescente, Najma viajó a Abu Dhabi para trabajar como empleada doméstica e inmediatamente se le traficó para convertirla en trabajadora del sexo. Pudo escaparse y volver a Bangladesh después de un año de prostitución forzada, de explotación y de abusos. Najma tiene ahora 25 años y forma parte de un programa de rehabilitación que cuenta con el apoyo de ONU Mujeres. Operado conjuntamente con el gobierno y con las ONG asociadas, el programa reintegra a las trabajadoras migrantes explotadas a sus comunidades.

Con el fin de escapar de los abusos de su esposo, Abeeda Begum vendió todas sus pertenencias y dio lo recaudado a un agente para que le consiguiese una visa, un boleto de avión y trabajo como empleada doméstica en el extranjero. Sin embargo, cuando llego a Abu Dhabi, los oficiales de inmigración la detuvieron en el aeropuerto porque la visa era falsa. Ahora está de vuelta en Bangladesh y trabaja como conserje en una oficina, aunque también asesora a las mujeres que quieren trabajar en el extranjero. Trabajando con una organización socia de ONU Mujeres, organiza regularmente reuniones de sensibilización sobre una migración segura y aconseja a las mujeres sobre cómo verificar sus visas, sus boletos y sus permisos de trabajo.

Según fuentes gubernamentales, la cantidad de trabajadoras migrantes de Bangladesh en 2011 fue de 30 500 aproximadamente, y sus remesas alcanzaron los 11 100 millones de dólares. Ese monto es casi el 13 por ciento del PIB del país.

En diciembre de 2011 el Gobierno organizó varias actividades durante la campaña mundial “16 días de activismo contra la violencia de género, con el propósito de generar conciencia sobre la violencia contra las trabajadoras migrantes. A través de una red financiada por ONU Mujeres, se organizaron eventos en tres distritos: Rangamati, Rajshahi y Faridpur (éste figura en la fotografía más arriba). Entre las participantes se encontraban trabajadoras migrantes que han vuelto al país, mujeres que aspiran a migrar para trabajar, trabajadoras de las ONG locales y oficiales gubernamentales.

Entre las actividades en los distritos se organizó una mesa redonda con interesados locales sobre maneras de combatir la violencia a la que se enfrentan las trabajadoras migrantes, la creación de un centro de información de todo el día y una marcha como ésta en Faridpur.

En el distrito de Rajshahi, los hombres y las mujeres marcharon bajo el eslogan “Migración segura, desarrollo económico en el marco de la campaña de sensibilización del gobierno sobre la prevención de la violencia y la protección de las trabajadoras migrantes.

ONU Mujeres utiliza un enfoque de tres fases para apoyar a las bangladeshíes en el ciclo de migración: empodera a las mujeres con información completa, recursos y formación; sensibiliza a los agregados laborales de las embajadas y a los funcionarios del gobierno de los países anfitriones sobre las necesidades de las mujeres migrantes; y ayuda a rehabilitar a las mujeres que vuelven a Bangladesh. Otras actividades han incluido un programa radial de 26 episodios emitido a nivel nacional en los dialectos locales. El programa, producido por ONU Mujeres, se centró en los modos más seguros de migrar por trabajo. Muchas mujeres que aspiran a migrar se pusieron en contacto con el programa para obtener más información.

Fotos: Anindit Roy-Chowdhury & Humaira Farhanaz (ONU Mujeres)