ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Cambiando las creencias e inspirando el cambio: Foro de Hombres para poner fin a la violencia contra las mujeres en Líbano

Error:

Date: 24 August 2012

Estudiantes de la Universidad Americana de Beirut participan en el lanzamiento de la Campaña de la Cinta Blanca. Foto: Oxfam GB

Puede ser difícil identificar el momento exacto en que nos llega el cambio, pero Ali Raad, profesor de secundaria en la aldea de Baalbek, en Líbano, puede identificar ese momento en un debate comunitario organizado por una ONG local. “No sabía exactamente de qué se trataba el género hasta que asistí al curso, dice refiriéndose al trabajo de la ONG KAFA (ya basta) de Violencia y Explotación. “El enfoque me ayudó a cuestionarme y hacerme pensar en qué creía realmente. De pronto, todo lo que había aprendido de la sociedad conservadora a la que pertenezco, comenzó a derrumbarse.

Raad trabaja para lograr el cambio a través del Foro de Hombres de Baalbek, que forma parte de una iniciativa más amplia para movilizar a jóvenes hombres en torno a temas relacionados con la violencia de género. Dicha iniciativa se realiza bajo la dirección de Oxfam GB, beneficiaria del Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres, y de KAFA, su socio local. Para Ali, comprender de qué manera la violencia contra las mujeres forma parte de un panorama más amplio y llevar a cabo una reflexión y un cambio personal ha significado ir más allá de lo que pudo haber imaginado. “Aprendimos a distinguir diferentes tipos de violencia y me di cuenta que yo mismo inflijo violencia psicológica, dijo. “Después del taller hice algo de investigación y me di cuenta que muchas personas son culpables de infligir violencia sin darse cuenta.

A través del Foro, Raad y su equipo trabajan para confrontar las prácticas sociales arraigadas y a menudo no cuestionadas, al tiempo que comprenden el poder de actuar en conjunto y se reconocen como líderes. Se reúnen con otras organizaciones de hombres jóvenes, personal de consolidación de la paz, estudiantes y líderes para debatir acerca de la violencia y de su relación con las nociones tradicionales de masculinidad. También han ido más allá de las fronteras: una visita de intercambio con India les permitió conocer y aprender de los jóvenes que realizan campañas similares en dicho país.

En la actualidad se reconoce al Foro de Hombres como un modelo prometedor por el modo en que ha ido dejando al descubierto temas sensibles. Si bien en un inicio tenía el propósito

de involucrar a personas importantes como los líderes religiosos y los políticos, los miembros adaptaron su estrategia cuando vieron que su mensaje estaba echando raíces entre sus homólogos. “Los agentes del cambio son los jóvenes y las personas que tienen influencia en las escuelas, como los maestros y los estudiantes universitarios, dice Raad.

Durante el lanzamiento de la Campaña de la Cinta Blanca por parte de KAFA en 2011, se llevaron a cabo sesiones de sensibilización en cuatro universidades de Beirut donde se habló con estudiantes, particularmente hombres, acerca de temas relacionados con la violencia contra las mujeres. Foto: Oxfam GB

El poder de su enfoque de colaboración mano en mano es evidente. En una localidad, Raad recuerda la reacción de las personas a un vídeo de KAFA llamado ‘Latifa y los demás', y el debate que le siguió. “Las personas lloraron, causó una revolución en la aldea. Confrontaron a los líderes religiosos de la localidad acerca de esos temas. Tan sólo seis meses más tarde, hablar de la violencia contra las mujeres ahí es común. El Ministerio de Asuntos Sociales ha firmado ahora un Memorando de Entendimiento con KAFA para usar ese enfoque en otras dos áreas del país.

Mientras tanto, el programa más amplio de Oxfam GB/KAFA generó una fuerza sin precedentes en 2010, cuando se lanzó la Campaña de la Cinta Blanca en Líbano -la primera en el Medio Oriente y en África del Norte- en ocasión de la iniciativa anual internacional 16 Días de activismo contra la violencia de género. La campaña centró la atención del público en una ley nacional sobre la violencia dentro de las familias, para la cual algunos hombres estudiantes universitarios de cuatro universidades de Beirut crearon mensajes acerca de los beneficios a largo plazo de una sociedad libre de violencia de género, que fueron exhibidos en vallas publicitarias en el centro de Beirut. La ley sobre violencia doméstica finalmente recibió el apoyo de 128 miembros del Parlamento, incluyendo un sorprendente 50 por ciento de hombres, antes de pasar al debate parlamentario. La ley se encuentra ahora en un comité parlamentario especial, pero tiene el respaldo de la campaña más importante que se haya hecho jamás en Líbano.

Raad se mantiene realista sobre el camino hacia una sociedad sin violencia. “Siempre será un esfuerzo a largo plazo porque hay siglos de tradición detrás de las normas sociales, dice, “pero el primer paso es mostrar a las personas todos los tipos de violencia y hacer que la masculinidad violenta sea una vergüenza en nuestra sociedad. Esto es un reto que él, y muchos de los hombres y mujeres jóvenes a su alrededor, están dispuestos a asumir.