ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Palabras de Lakshmi Puri en la Asamblea Mundial de la Juventud Urbana de 2012

Error:

Date: 02 September 2012

Palabras de Lakshmi Puri, Subsecretaria General y Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres en la Asamblea Mundial de la Juventud Urbana de 2012. Nápoles, Italia, 2 de septiembre de 2012.

[Cotejar con el texto pronunciado]

Distinguido Director Ejecutivo de ONU Hábitat, Joan Clos,

Damas y caballeros,

Buenos días. Me complace dirigirme a ustedes en nombre de ONU Mujeres, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres.

Quisiera comenzar agradeciendo al Gobierno de Italia, a ONU Hábitat y a todos los asociados por organizar y celebrar estas Asambleas sobre Género y Juventud y el Sexto Foro Urbano Mundial que tiene como tema estratégico general “El Futuro Urbano.

Quisiera también elogiar a los organizadores por dar prioridad a la juventud y al género como dos temas centrales en el contexto de este Foro Urbano Mundial.

Como acaba de señalar Su Excelencia el Ministro Arvinn Gadgil, es importante trabajar no sólo para la juventud y las mujeres, sino también con la juventud y las mujeres. Coincido también en que debemos considerar a las ciudades cada vez más como el microcosmo de nuestros países, lo cual nos presenta simultáneamente oportunidades y desafíos.

Hoy debatiremos una diversidad de temas, que van desde el empoderamiento económico al cambio climático, la gobernabilidad urbana, el empleo, hasta temas de agua y saneamiento, seguridad de la tenencia, energía y movilidad.

Juntos velaremos por que las prioridades que identifiquemos en estas Asambleas sean transmitidas al Foro Urbano Mundial y sus múltiples interlocutores, incluyendo universidades, empresas, parlamentarios y sociedad civil. Nuestros mensajes hoy no sólo le darán forma al resultado del Foro, sino a aquello y a quienes buscamos influenciar y a otros procesos, en especial a los marcos de desarrollo posteriores a 2015.

En un mundo cambiante, surgen desafíos que las mujeres y los hombres jóvenes deben enfrentar. El interrogante que me gustaría plantear hoy es ¿cómo los jóvenes superan y dan forma a esos cambios de una manera positiva?

Estamos viviendo un momento único en la historia. En todo el mundo, el número de adolescentes y jóvenes es el más alto jamás registrado. Existen 1,2 mil millones de jóvenes de entre 15 y 24 años y 1,85 mil millones de menores de 14 años de edad. En total suman el 44 por ciento de la población mundial. Se estima que una mayoría de los residentes urbanos serán menores de 18 años en 2030, más de la mitad de ellos serán mujeres y niñas.

Mientras el mundo se enfrenta a numerosos desafíos interconectados, incluyendo crisis financieras, económicas, ambientales, de alimentos, energéticas y de otro tipo, las mujeres y los hombres jóvenes constituyen un enorme recurso como agentes de cambio para construir ciudades seguras, generar sostenibilidad ambiental, desarrollo, derechos humanos e igualdad de género. Su búsqueda de autorrealización puede ser una fuente de energía para imaginar y lograr un cambio positivo.

Las personas jóvenes son quienes corren el mayor riesgo frente a los cambios en la economía, la creciente desigualdad entre países y dentro de ellos, y los efectos del cambio climático. Se siguen enfrentando a desafíos y limitaciones para participar en los procesos donde se adoptan las decisiones que afectan sus vidas. Se trata de una cuestión de negación de derechos y también de una pérdida de potencial que el mundo no se puede permitir.

Las adolescentes y las jóvenes enfrentan desafíos particulares y generalmente están en una situación de doble desventaja debido a la discriminación por motivos de sexo y edad. Pueden verse sometidas al matrimonio infantil y al matrimonio forzado, enfrentar embarazo precoz, acoso y violencia, limitaciones culturales a su movilidad y participación en la comunidad. Los estereotipos de género restringen y perjudican tanto a mujeres como a hombres pues impiden a los individuos desplegar su pleno potencial para comprometerse con la familia, la comunidad y el país.

Las personas jóvenes enfrentan obstáculos debido a la falta de hospitalidad de los procesos políticos que obedece a percepciones sesgadas de su experiencia y capacidad y a la falta de sensibilidad hacia sus demandas y prioridades.

A la vez, las mujeres y los hombres jóvenes son parte de la solución. Ellos han demostrado una y otra vez su compromiso y capacidad para organizarse, defender los cambios y aportar a todos los temas que les conciernen y a su bienestar, incluida la reforma política.

El reclamo de un espacio para participar en las decisiones políticas, la economía o la planificación urbana es una cuestión de derechos humanos y de democracia.

Ningún proceso consultivo podrá considerarse democrático e incluyente si no refleja la opinión de las mujeres y los hombres jóvenes. Las personas jóvenes deben poder ir más allá de la participación formal para comenzar a articular sus derechos, necesidades y expectativas.

Las instituciones deben rendir plena cuenta ante las mujeres y los hombres jóvenes. Sus derechos deben ser reconocidos formalmente en las leyes y deben traducirse en acciones gubernamentales e institucionales concretas. La participación efectiva debe convertirse en un indicador fundamental del desarrollo.

La generación actual de jóvenes tiene mejor formación y está en mejores condiciones que las anteriores para emplear las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, participar en grupos sociales y contribuir al diálogo y la adopción de decisiones sobre los temas que les atañen. La unión hace vuestra fuerza y cuentan con el potencial para poner en tela de juicio los modos de pensar y hacer como se conocen hasta ahora.

Vuestras contribuciones e ideas pueden cambiar el discurso dominante y también la forma en que se desarrolla el discurso.

Vuestro potencial y creatividad son la clave para abordar la complejidad de los desafíos actuales como el cambio climático, para facilitar el acceso a los servicios esenciales y transformar las ciudades en espacios seguros, inteligentes y sostenibles para todas las personas.

Damas y caballeros,

El Foro Urbano Mundial y las Asambleas de Acción para la Juventud y la Igualdad de Género se celebran pocos días después de la conferencia de Río+20. Además, tienen lugar mientras se debaten los futuros objetivos de desarrollo sostenible y el marco de desarrollo posterior a 2015.

En el documento final de Río, los Estados Miembros destacaron en el párrafo 50 “la importancia de la participación activa de los jóvenes en los procesos de adopción de decisiones, dado que las cuestiones que tratamos afectan profundamente las generaciones presentes y futuras y la contribución de los niños y los jóvenes es indispensable para lograr el desarrollo sostenible.

Los Estados Miembros también recalcaron que las mujeres pueden contribuir decisivamente al logro del desarrollo sostenible y reconocieron la función de liderazgo de las mujeres en diversos puntos del documento final. Subrayaron además que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son un motor del desarrollo sostenible en sus tres dimensiones —económica, social y ambiental—, vitales para nuestro futuro urbano.

Ahora debemos seguir adelante y materializar esta visión.

Es necesario establecer la conexión entre ciudades sostenibles por un lado y mujeres y jóvenes por el otro, al momento de elaborar la agenda de desarrollo posterior a 2015 y formular los objetivos de desarrollo sostenible.

El Secretario General, Ban Ki-moon, ha hecho del empoderamiento de las mujeres y del trabajo con y para la juventud un área prioritaria de su segundo mandato. El sistema de la ONU confeccionará un plan de acción para reforzar el énfasis de los programas para la juventud en todo el sistema.

El plan dará prioridad a las siguientes áreas: empleo, espíritu empresarial, inclusión política, ciudadanía y protección de derechos y educación, incluyendo la salud reproductiva.

ONU Mujeres continuará sus esfuerzos para acelerar el progreso hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Ya ha movilizado al sistema de la ONU en su conjunto para producir políticas y programas más eficaces para la igualdad de género.

Un aspecto central de la estrategia de ONU Mujeres consiste en aumentar el rol de las mujeres como líderes y defensoras del cambio y amplificar las voces de las mujeres en todos los procesos que afectan sus vidas.

Por medio de diversas plataformas de promoción y comunicación, estamos marcando una diferencia tanto en los países como en el ámbito mundial y regional. Estamos trabajando para fortalecer las normas internacionales sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres y para garantizar que el desarrollo urbano incorpore cabalmente las perspectivas de género. Nos encontramos trabajando en 75 países para traducir esos compromisos en una realidad para la vida de las mujeres y las niñas.

Nuestro quehacer también incluye el trabajo con jóvenes. Mediante la campaña “Di NO - ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, comprometemos a jóvenes para generar conciencia y compromiso entre sus pares y comunidades. Junto a la Universidad de Mujeres de Daksung, ONU Mujeres organizó recientemente el Congreso Mundial de Alianzas Globales para las Mujeres en Seúl, República de Corea. El evento congregó a 100 mujeres líderes y a 1.000 estudiantes universitarias de 20 países asiáticos y africanos para brindar un espacio donde trabajar en red y forjar alianzas internacionales.

Un encuentro reciente entre múltiples actores sobre infancia, juventud y participación en el proceso post 2015 movilizó a organizaciones de la sociedad civil, al sistema de la ONU y a Estados Miembros para apoyar la participación de los jóvenes en la definición de los procesos posteriores a 2015.

Los jóvenes son un interlocutor indispensable para el futuro urbano. No habrá futuro sin mujeres y hombres jóvenes que le den forma al desarrollo de las ciudades. Éstas deben ser seguras y sostenibles para todas las personas y ofrecer los recursos para el empoderamiento económico, la infraestructura y los servicios y forjar alianzas y asociaciones.

Robert Frost, mi poeta favorito, dijo que “la juventud irá a la escuela para aprender el futuro. En este Foro todos buscamos compartir experiencias, conectar con nuestros jóvenes y aprender mutuamente para aprovechar este impulso y construir el futuro.

Estoy ansiosa por comenzar el debate. Muchas gracias.