Comunicado de prensa de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en Dakar, Senegal

Fecha: 08 Jan 2013

Comunicado de prensa de Michelle Bachelet, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, martes, 8 de enero, 17:30 h en el King Fadh Palace Hotel, Dakar, Senegal

Gracias a todas y todos por estar aquí hoy. Este es mi primer viaje a Senegal como Directora Ejecutiva de ONU Mujeres; estaba deseando visitar su país.

He tenido reuniones muy provechosas con el Presidente. Les agradezco enormemente su continuo apoyo a ONU Mujeres y su trabajo a favor de la igualdad de género en el ámbito nacional y regional.

Durante mi visita me he reunido con funcionarias y funcionarios del Gobierno, parlamentarios y parlamentarias, además de diversos colaboradoras y colaboradores de la sociedad civil, incluyendo líderes, tanto hombres como mujeres, que trabajan incansablemente para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. También he podido hablar con mujeres que trabajan en las pesquerías de Joal Fadiouth, para ver el trabajo sobre el terreno.

Es fantástico estar aquí en África. En todo el mundo, en todas las regiones, se ve claramente cómo la participación plena y equitativa de las mujeres es esencial para la paz, el desarrollo sostenible y la democracia.

Felicito a Senegal por adoptar la histórica ley de paridad de género, que estipula que la mitad de los candidatos a las elecciones locales y nacionales sean mujeres. Cuando los hombres y las mujeres dirigen juntos, las decisiones reflejan y responden mejor a las necesidades diversas de la sociedad.

Aquí, en Senegal, la ley de paridad ha dado resultados. A escala internacional, Senegal ha avanzado desde la quincuagésima cuarta a la sexta posición en términos de representación política de las mujeres, con aproximadamente el 43 por ciento de parlamentarias. ¡Felicito a Senegal por este gran logro!

En el periodo previo a las elecciones, ONU Mujeres prestó apoyo a la Plataforma de Mujeres para unas Elecciones Pacíficas a fin de ayudar a que el proceso de votación se llevara a cabo de manera pacífica y transparente. Esto permitió que mujeres líderes se uniesen y organizasen misiones de observación durante el proceso electoral.

Con la vista puesta en el futuro, estoy segura de que se alcanzarán más progresos en la representación de las mujeres en las elecciones locales y legislativas de 2014. También espero que se pueda conseguir que más niñas reciban educación superior. Mayores esfuerzos son necesarios para eliminar la brecha de género en educación y alfabetización. Actualmente, el índice de alfabetización entre las mujeres jóvenes senegalesas de edades comprendidas entre 15 y 24 años de edad es del 56 por ciento, en comparación con el 74 por ciento de hombres jóvenes.

La educación es la piedra angular de la igualdad, la justicia y la democracia. Sabemos que la educación abre las puertas a los puestos de trabajo, a la participación política y que amplía las posibilidades de elegir. Asimismo, nos consta que una niña o un niño cuya madre sabe leer tiene un 50 por ciento más de probabilidad de sobrevivir pasados los cinco años de edad. Las niñas que terminan la escuela secundaria son menos propensas a contraer el VIH y hasta seis veces menos propensas a casarse siendo niñas.

ONU Mujeres trabaja con mujeres líderes aquí en Senegal para crear colectivos y plataformas de promoción y acción más sólidos a favor de la igualdad. Todas las personas deberían disfrutar de igualdad de oportunidades en todas las esferas de la vida, y especialmente en el lugar de trabajo y el mercado laboral. Aquí en Senegal, la gran mayoría de las mujeres forma parte de la economía informal (83 por ciento) y se encuentra en el segmento de ingresos más bajos.

Y permítanme decirles esto: lograr la igualdad de género no es algo que sólo concierne a las mujeres. Es el trabajo de todos y todas. Requiere la participación de mujeres y hombres, un liderazgo decidido, políticas audaces y cambios en las actitudes. En cuanto a nosotros, incluidas las personas de los medios de comunicación influyentes, como ustedes, debemos trabajar juntos.

La igualdad es una cuestión de derechos humanos que también beneficia a la economía. Cada vez hay más pruebas del Banco Mundial, el mundo académico y el sector privado que demuestran que la eliminación de barreras que impiden la participación y el desempeño de las mujeres fomenta el desarrollo económico. Por lo tanto, pido enérgicamente que se realicen esfuerzos concertados para aprovechar todo el potencial de las mujeres y niñas, aquí en Senegal y en todos los países del mundo.

En el sector de la pesca de su país, las mujeres son muy activas en el procesamiento a pequeña escala y contribuyen con el 34 por ciento de la producción total. Me ha inspirado mucho escuchar a las mujeres de Joal Fadiouth con las que he hablado.

También es muy estimulante ver los esfuerzos que se están realizando para poner fin a la discriminación y violencia contra las mujeres. Sé que Senegal está haciendo grandes progresos para poner fin a prácticas nocivas como la mutilación genital femenina. Estos avances se refuerzan con la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobada el 20 de diciembre, mediante la que se prohíbe la práctica de la mutilación genital femenina.

Además, debemos hacer frente a la violencia sexual y los matrimonios precoces que niegan a las niñas las oportunidades que les corresponden para labrarse un futuro brillante. Esto sigue siendo una realidad hoy en día para demasiadas niñas y mujeres, incluidas las niñas y mujeres del este de la RDC y del norte de Malí, que soportan estos abusos a diario.
Mañana viajaré a Malí, y después a Nigeria.

Las mujeres líderes, los defensores y defensoras de los derechos humanos y ONU Mujeres no pueden quedarse cruzados de brazos ante la violencia que ataca físicamente a las mujeres y niñas.

Como su proverbio wólof dice, Coonooy Njalbeenug Njarin: las dificultades son el primer paso hacia el éxito.

La violencia contra las mujeres es un fenómeno mundial. En algunos países, hasta siete de cada 10 mujeres sufrirán golpes, violaciones, abusos o mutilaciones a lo largo de sus vidas. El año pasado, ONU Mujeres lanzó una iniciativa llamada NOS COMPROMETEMOS. Hemos instado a los gobiernos a poner en práctica acuerdos internacionales para poner fin a la violencia contra las mujeres y comprometerse a adoptar nuevas medidas concretas para terminar con esta lacra que afecta a las mujeres de todo el mundo.

Hasta ahora, 13 países han asumido compromisos nuevos y esperamos que muchos más hagan lo mismo a medida que nos acercamos a la reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, que este año centra su atención en poner fin a la violencia contra las mujeres.

Para concluir, me gustaría decir que en el actual contexto de crisis económica y política que sufre la región del Sahel, Senegal nos brinda esperanza y demuestra que la democracia puede garantizar la paz y la seguridad.

En este sentido, ONU Mujeres espera seguir colaborando estrechamente con Senegal.

Muchas gracias. Con mucho gusto responderé a sus preguntas.