Winnipeg, la primera ciudad canadiense que se suma a la iniciativa global de la ONU ‘Ciudades Seguras’

En Winnipeg, capital de la provincial de Manitoba, un amplio espectro de actores sociales trabajarán con el gobierno para prevenir el acoso sexual y otras formas de violencia en los espacios públicos.

Fecha : 10 December 2013

Winnipeg, Canada

“En nuestra provincia, las tasas de violencia contra las mujeres son inaceptablemente altas y solo cuando reconozcamos que esto es un problema es cuando seremos capaces de empezar a hablar de ello abiertamente para buscar soluciones”, dijo Kerri Irvin-Ross, Ministra de Servicios para la Familia y de la Condición de la Mujer de la provincia de Manitoba, en el Día Mundial de los Derechos Humanos (10 de diciembre), que coincidió con el lanzamiento en la Universidad de Winnipeg, de la iniciativa de Naciones Unidas ‘Ciudades Seguras’ en Winnipeg.

“Al sumarnos hoy a la iniciativa global ‘Ciudades seguras’, Winnipeg se une a un movimiento global creciente que dice No a la violencia contra las mujeres y las niñas y que toma acciones concretas para combatirla”, dijo la Ministra Irvin-Ross. 

Kerri Irvin-Ross, Minister responsible for the Status of Women for the Province of Manitoba (Canada), announces to the media and public that Winnipeg has been selected as the first city in Canada to join the United Nations Global Safe Cities Initiative to reduce sexual violence against women and girls. Photo courtesy of the Manitoba government
Kerri Irvin-Ross, Ministra de Servicios para la Familia y de la Condición de la Mujer de la provincia de Manitoba (Canadá), anunciando que la ciudad de Winnipeg se suma a la iniciativa global ‘Ciudades seguras’. Foto courtesía del gobierno de Manitoba

La iniciativa global ‘Ciudades seguras’ incluye dos programas de referencia liderados por ONU Mujeres, otras agencias de Naciones Unidas y numerosas organizaciones de la sociedad civil, tanto a nivel global como local. Quince ciudades en todo el mundo participan en esta iniciativa.  Winnipeg se convierte así en la tercera ciudad en países industrializados --después de Dublín, en Irlanda, y Sakai, en Japón-- que se unen a esta iniciativa, que tiene como objetivo compartir experiencias y reforzar programas de prevención de violencia sexual en espacios públicos.

Scott Fielding, Representante municipal y Presidente de la Junta de Policía de Winnipeg dijo en el evento que “los efectos adversos de la violencia sexual en mujeres y niñas son devastadores. Confío en que la educación, como parte de un amplio enfoque preventivo, ayude a erradicar esta terrible epidemia. Hay mucho que hacer, pero este es sin duda un gran paso adelante”.

En un video-mensaje, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, dijo: “Winnipeg representa la primera ciudad y Manitoba la primera provincia de Canadá que comparten sus experiencias con la iniciativa global, y espero que esto inspire a otras ciudades a unirse y reforzar los esfuerzos globales por conseguir ciudades seguras y sostenibles para mujeres y niñas, y en definitiva, para todas y todos”. 


A pesar de los importantes avances realizados en la provincia de Manitoba para prevenir la violencia contra las mujeres -particularmente la violencia doméstica- la violencia sexual en espacios públicos genera una preocupación creciente. Según estadísticas oficiales recogidas en el informe Statistics Canada's Uniform Crime Reporting Survey 2012, Manitoba es la provincia que mayor número de agresiones sexuales registra en el país (115 por 100,000 habitantes) y Winnipeg lidera también la clasificación del censo de áreas metropolitanas (91 por 100,000).

Como medida inicial, la ciudad de Winnipeg anunció hoy la creación de un Comité Directivo para la iniciativa Ciudades Seguras a nivel local, compuesto por actores sociales e instituciones de gobierno, que incluyen entre otros, organizaciones de base, el servicio de Policía de Winnipeg, los servicios de salud sociales y la Universidad. También participan representantes de algunos de los grupos más vulnerables a los ataques sexuales y al acoso en los espacios públicos de Manitoba, como son las mujeres aborígenes y las jóvenes. 

Leslie Spillett, Directora de Ka Ni Kanichihk, una organización que representa a la comunidad aborigen y que proporciona servicios a las mujeres y familias de este colectivo, dijo que espera que el recién creado comité, del que ella misma hace parte, consiga visibilizar los desafíos específicos que las mujeres y las niñas aborígenes deber afrontar.

“Si entendemos que la violencia sexual contra mujeres indígenas se perpetua mediante formas extremas de marginalización, desposesión y alienación, entonces estaremos en condiciones de desarrollar modelos de relación y estrategias que informen las políticas públicas”, dijo Spillett.

“Las organizaciones aborígenes realizan una importante labor al interno de sus comunidades pero a menudo, con escaso apoyo. Es esencial involucrar a las y los profesionales aborígenes en la prestación de servicios  a víctimas y supervivientes de la violencia sexual. Son quienes mejor conocen los valores y las costumbres de nuestras culturas”, añadió Spillett. 

Los actores sociales esperan que, participando en esta iniciativa, conocerán las experiencias de otras ciudades y sus enfoques preventivos. Invertir en prevención asegurará que mujeres y niñas puedan beneficiarse y participar en la construcción de una Winnipeg segura y sostenible para todos.

Las ciudades que ya forman parte del Programa Ciudades Seguras podrán, a su vez, conocer iniciativas interesantes llevadas a cabo en Winnipeg, como Community Notification Advisory Committee, y Hollaback Winnipeg! – una iniciativa de crowd-sourcing de ámbito mundial que busca luchar contra el acoso en las calles usando la telefonía móvil y las redes sociales.

“La iniciativa global de Ciudades Seguras se está convirtiendo en una plataforma muy eficaz de intercambio de conocimiento”, dijo Anastasia Posadskaya-Vanderbeck, asesora de la iniciativa. “Estoy convencida de que todas las ciudades se benefician con cada nueva adhesión”.