ONU Mujeres firma un acuerdo para hacer un mejor seguimiento del liderazgo y la participación de las mujeres a escala local

Fecha: 01 Feb 2013

31 de enero, París. A fin de mejorar los esfuerzos a favor del liderazgo y la participación de las mujeres, ONU Mujeres y la organización Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (UCLG) han firmado hoy un acuerdo de cooperación para recabar datos locales sobre la participación política de las mujeres, supervisar los planes de acción locales relacionados con la igualdad de género, crear un observatorio mundial para hacer un seguimiento de la igualdad entre mujeres y hombres a escala local, y adaptar y ampliar el programa Ciudades Seguras de ONU Mujeres para hacer frente a la violencia contra las mujeres.

Signing a Memorandum of Understanding
De izquierda a derecha, Begoña Lasagabaster, Directora de Liderazgo y Gobernanza de ONU Mujeres, y Anne Hidalgo, Teniente de Alcalde de París y Presidenta del Comité Permanente sobre igualdad de género de UCLG firman un memorando de entendimiento el 31 de enero en París. Crédito de la foto: Ayuntamiento de París/Jean-Baptiste Gurliat

El memorando de entendimiento se firmó en la gala de inauguración de la “Conferencia Mundial de Mujeres Electas Locales”, celebrada en París del 31 de enero al 1 de febrero. El evento fue organizado por ONU Mujeres, el Ayuntamiento de París y UCLG, y contó con la presencia de más de 500 líderes electas/os localmente.

UCLG es una red internacional que representa y promueve los intereses de gobiernos locales y regionales en más de 1.000 ciudades distribuidas entre 140 Estados Miembros de las Naciones Unidas.

“Este memorando de entendimiento tiene como objetivo mejorar la efectividad de los esfuerzos de desarrollo que realizan ambas organizaciones en su compromiso común de mejorar el acceso de las mujeres a la toma de decisiones y la prestación de servicios a nivel local”, explica Begoña Lasagabaster, Directora de Liderazgo y Gobernanza de ONU Mujeres. “Para ONU Mujeres, este acuerdo contribuirá a reforzar y perfeccionar nuestro trabajo a escala local y, en última instancia, a mejorar la calidad de vida de las mujeres”.