Las mujeres de los Balcanes avanzan hacia la paz y en la política

Con el apoyo de ONU Mujeres, mujeres líderes en los Balcanes están poniendo las cuestiones de género al centro de la política y fomentando el empoderamiento de las mujeres con el fin de construir la paz y la estabilidad en la región.

Fecha: viernes, 24 de octubre de 2014

Superando una trágica historia, décadas después de la desintegración de Yugoslavia y los conflictos subsiguientes que azotaron los Balcanes en la década de 1990, un valiente grupo de mujeres se une para superar diferencias étnicas y políticas y construir un futuro mejor.

Balkans panel discussion
(De izquierda a derecha) Memnuna Zvizdić, Slavica Striković, Edita Tahiri y Dijana Vukomanović debaten sobre el papel de las mujeres a la hora de acelerar la aplicación del Acuerdo de Bruselas en la conferencia internacional celebrada en Saranda, Albania. Fotografía: Art Murtezai/ONU Mujeres

Con el apoyo económico y la asistencia técnica continua por parte de ONU Mujeres, el Lobby Regional de Mujeres por la Paz, la Seguridad y la Justicia (RWLSEE, por sus siglas en inglés) trabaja para impulsar el empoderamiento de las mujeres, incorporar una perspectiva de género en la política y fomentar la participación de las mujeres en la toma de decisiones en los Balcanes. Fundado en 2006, el grupo reúne a mujeres influyentes líderes de la política y la sociedad civil procedentes de Albania, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Kosovo (según la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas)1, la ex República Yugoslava de Macedonia, Montenegro y Serbia.

“RWLSEE es una organización excepcional, la única de la región que reúne a mujeres líderes de siete países. Demuestra que es posible conseguir la paz después de un pasado convulso, trabajar conjuntamente para descubrir problemas comunes, salvar las diferencias e impulsar una agenda positiva dejando la historia atrás”, afirma Edita Tahiri, Viceprimera Ministra de Kosovo y Presidenta del RWLSEE. 

Como una de las fundadoras del RWLSEE, la Sra. Tahiri explica que la organización cree que las mujeres tienen que desempeñar un papel fundamental para lograr la paz y la estabilidad de los Balcanes. El propósito es empoderar a cada vez más mujeres en la región y, para lograrlo, es preciso colaborar y tener una visión unificada.

“Al principio no fue fácil. La primera reunión se organizó en Dubrovnik, Croacia. He de decir que fue una reunión donde prevalecieron las divisiones sobre la identificación de puntos en común. Estábamos atrapadas en la historia. El segundo día, empezamos a reflexionar sobre cómo avanzar hacia un futuro mejor”, recuerda.

En la última reunión del grupo celebrada el pasado septiembre en Saranda, Albania, más de 70 mujeres activistas de la política y la sociedad civil de toda la región se reunieron para celebrar una conferencia internacional sobre cómo potenciar el papel de las mujeres en la política, la paz y la seguridad. ONU Mujeres, con la ayuda de los gobiernos de Suecia y Albania, se encargó de la organización, la mediación y la moderación. Varias parlamentarias de Kosovo y Serbia aprobaron una declaración conjunta. Las participantes acordaron intensificar la creación de redes y la cooperación entre las mujeres de la política y la sociedad civil procedentes de los Balcanes occidentales y, en particular, fomentar la participación política de las mujeres jóvenes.

A pesar del tenso intercambio vivido durante el día, al final de la jornada las diferencias entre las participantes parecían haber desaparecido. En un acto social de confraternización, que también simbolizó los esfuerzos para promover el trabajo conjunto, las mujeres bailaron cogidas de la mano al son de la música popular balcánica, y comieron y rieron juntas.

“Teniendo en cuenta los conflictos étnicos y nacionalistas pendientes de resolver en la región balcánica y considerando que ésta lucha asimismo por integrarse plenamente en la Unión Europea, es obvio que los esfuerzos del Lobby de Mujeres son fundamentales y muy necesarios para crear una paz sostenible”, afirma Ingibjorg Gisladottir, Directora Regional de ONU Mujeres para Europa y Asia Central.

En sus conferencias regionales, estas mujeres de alto perfil comentaron y compartieron sus opiniones sobre el empoderamiento de las mujeres. Su objetivo es ver cómo sus recomendaciones se hacen realidad en sus países.

Y los resultados son evidentes. La Sra. Tahiri afirma que todos los países de la región cuentan ahora con cuotas para la representación política de las mujeres en el parlamento.

“Las mujeres son la mitad de la fuerza de todas las sociedades y su participación enriquece la formulación de políticas”, asegura la participante en la conferencia Teuta Arifi, alcaldesa de Tetovo, una ciudad de la ex República Yugoslava de Macedonia con gran diversidad étnica.

Ex parlamentaria y Viceprimera Ministra, fue la primera mujer de etnia albanesa elegida en el parlamento macedonio en 2002. “Sufrí una campaña durísima por parte de mis oponentes, muy centrada en aspectos personales. Y creo que esto ocurrió porque soy una mujer”.

Mediante una serie de diálogos interétnicos entre mujeres de la política de Kosovo y Serbia, el RWLSEE, en estrecha colaboración con ONU Mujeres, también respalda la aplicación del Acuerdo de Bruselas. Firmado en abril de 2013 entre Serbia y Kosovo, el Acuerdo es el primer paso oficial para normalizar las relaciones entre los dos países 14 años después del final de la guerra. La Sra. Tahiri fue una de las negociadoras clave.

Para garantizar el papel de las mujeres en la aplicación del Acuerdo de Bruselas, ONU Mujeres presta su apoyo al Lobby a través de un proyecto financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia. Este proyecto se propone derribar las barreras de desconfianza implicando a las mujeres de Kosovo y Serbia en una resolución del conflicto inclusiva para conseguir la estabilidad, la paz y la seguridad a largo plazo.

1 Kosovo en todas las referencias siguientes.
2 (ARYM) Macedonia en todas las referencias posteriores.