Las mujeres de Trinidad ganan terreno en las urnas

Con ayuda del Fondo para la Igualdad de Género de ONU Mujeres, la Red de ONG en Trinidad y Tabago capacita a mujeres para que sean más efectivas a la hora de presentarse como candidatas a elecciones. Quieren aprender las reglas del juego, utilizarlas y cambiar el sistema.

Fecha : 27 June 2014

Gloria Calliste, candidata a concejal para el gobierno local, caminando en su circunscripción en Trinidad y Tabago. Foto cortesía del T & T Guardian.
Como una DJ, está de pie sobre el camión de campaña, con el micrófono en la mano, cantando “estamos listas” y bailando a ritmo de tosoca, calipso y dancehall, populares incluso durante las elecciones de Trinidad y Tabago.

Pero la campaña no siempre es tan divertida. “Vamos casa por casa. A veces nos reciben perros poco amistosos; otras veces tenemos que cruzar zanjas y ponernos botas para asegurarnos de no resbalar en el lodo”, explica Hilary Bernard, dentista de 51 años de edad, actualmente concejala local.

Este duro trabajo dio sus frutos el pasado octubre, la segunda vez que se presentó a un cargo público, cuando ganó cómodamente las elecciones locales para representar al distrito electoral del noreste de Arima, con una población de 4.028 habitantes, en la parte central del norte de Trinidad.

Tras crecer en lo que ella describe como un hogar estricto y tradicionalmente “machista”, Hilary está acostumbrada a romper las expectativas. Se enfrentó a los deseos de sus padres y luchó económicamente para conseguir su objetivo de asistir a una escuela de odontología en los Estados Unidos. “Lo peor que alguien puede decirme es que no puedo hacer algo”, comenta entre risas.

Tras haber obtenido su titulación como dentista, regresó a Trinidad y Tabago y abrió un consultorio privado. Se involucró en la iglesia local, y ayudando a los demás y buscando justicia, empezó a contemplar la política local como un medio para llevar a cabo los cambios necesarios. Después de perder sus primeras elecciones en 2010, decidió probar de nuevo, esta vez mejor preparada.

Hilary es una de las más de 100 candidatas que han sido capacitadas por la Red de ONG de Trinidad y Tabago para el Progreso de la Mujer, una organización nacional que aúna todas las organizaciones de mujeres del país, y beneficiaria del Fondo para la Igualdad de Género. Las candidatas potenciales de distintos partidos llevan a cabo un riguroso curso formativo de ocho módulos que lleva por nombre “Formarse, Presentarse, Ganar y Liderar”. En él aprenden las funciones y responsabilidades básicas del gobierno, las comunicaciones, el liderazgo y la elaboración de presupuestos sensibles al género.

Arlene Ramdeo, de 41 años de edad, afirma que la capacitación le ha dado confianza para hablar en público de manera espontánea y en cualquier circunstancia. Tampoco tuvo suerte cuando se presentó en 2010, pero fue elegida poco después de recibir la capacitación en 2013, superando a tres rivales masculinos del distrito de Erin, en la parte suroccidental de Trinidad.

“Antes no sabía hablar en público pero, después de recibir formación, aprendí a hacerlo bien”, explica Arlene. “También nos enseñaron a elaborar presupuestos, y cómo escuchar a las personas antes de tomar una decisión. Fueron consejos muy útiles”.

Hilary también describe la capacitación como algo revelador. “Me ayudó a ver que estaba bien que una mujer saliese adelante, que era algo aceptable. Antes parecía que una mujer que aspirase a ser líder era prepotente”. Como la capacitación incluyó a mujeres de todos los partidos políticos, afirma que todas aprendieron que las mujeres pueden ser rivales sin ser enemigas. “Aprendimos a hacer campaña sin desprestigiar a nadie, sin contaminar el ambiente, sin atacar a las demás. Pude centrarme en lo positivo, en lo que podía ofrecer, y empatizar con lo que percibía como errores de mi predecesor”.

Desde enero de 2013, se han realizado ya 40 sesiones formativas, y, desde entonces, la red sigue en contacto con sus participantes con una oferta continuada de sesiones específicas, como un foro sobre financiamiento para mujeres pertenecientes a partidos políticos, al que Hilary tiene previsto asistir.

El proyecto se propone capacitar y apoyar al menos a 700 mujeres de aquí a diciembre de 2014, incluidas candidatas actuales y potenciales de 14 municipalidades y de la Asamblea Territorial de Tabago (Tobago House of Assembly, THA), candidatas a elecciones generales, jóvenes y activistas.

Tiene como objetivo propiciar un proceso de cambio a favor de la gobernanza local y nacional inclusiva y participativa con mayor capacidad en las municipalidades y en la THA para conseguir una planificación sensible al género.

En última instancia, la meta es fomentar la capacidad política de las mujeres para que aprendan las reglas del juego, las utilicen y cambien el sistema. Asimismo, quiere generar conciencia entre las mujeres sobre su derecho a un acceso equitativo a las estructuras de poder y toma de decisiones y una plena participación en ellas, tal y como garantizan las diversas convenciones y declaraciones suscritas por los gobiernos caribeños, como la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, cuya creación presenció la Red en la Cuarta Conferencia Mundial celebrada en Beijing en 1995.

“La capacitación, los foros, los talleres y las oportunidades para establecer contactos no sirven únicamente para fomentar las capacidades individuales de las participantes sino también para promover un ambiente de colaboración que permita la identificación de soluciones a favor de todas y todos”, afirma Terry Ince, Gestora de Proyectos de Liderazgo de las Mujeres de la Red en el Proyecto de Gobierno Local.

“También tenemos la intención de crear un grupo político apartidista de mujeres entre las mujeres del parlamento y el gobierno local”, añade Hazel Brown, Coordinadora de Proyectos.

Los resultados ya son visibles. La mitad de las participantes capacitadas que decidieron presentarse a las elecciones locales de 2013 logró escaños, casi todos ocupados anteriormente por hombres. La proporción general de mujeres que han logrado escaños como consejeras locales aumentó del 29 al 33 por ciento, y las mujeres se han hecho con un número significativo de puestos de liderazgo, incluidos 21 cargos municipales y nueve comités estatutarios liderados por mujeres. Además, ha habido una lucha sin precedentes por parte de las mujeres por el liderazgo de los cuatro partidos nacionales.

La Red también ha ofrecido asistencia técnica a las candidatas que optaban por el liderazgo de un partido nacional, así como a sus equipos de campaña, y llevará a cabo programas formativos destinados a las elecciones parlamentarias de 2015.

Para mayor información sobre “Las mujeres en el poder y la adopción de decisiones”, consulte el material editorial En la mira disponible en el nuevo sitio web de la campaña Beijing+20.