Juegos e infancia, nuevas esferas de acción contra la violencia sexual

En El Cairo, un proyecto piloto usa juegos y música para estimular a niñas y niños a decir no a la violencia sexual. Esta iniciativa es parte del Programa Cairo Ciudad Segura, lanzado en 2011 por ONU Mujeres y socios locales para prevenir y actuar contra la violencia sexual en los espacios públicos

Fecha : 11 August 2014

Safe Cities Cairo
Jóvenes participan en un taller dinámico en la comunicad de Manshiyat Naser. Fotograma: Programa Cairo Ciudad Segura

“!Nadie tiene derecho a tocar mi cuerpo! ¡Nadie!,” gritan jugando un grupo de niñas y niños durante un novedoso taller lúdico que usa juegos y canciones para enseñar a los más jóvenes a reconocer las situaciones de abuso y a decir no al acoso sexual en su entorno.

“He aprendido a reconocer que mi cuerpo tienes fronteras que nadie tiene el derecho a invadir,” comenta una de las jóvenes participantes en el taller celebrado en la comunidad cairota de Manshiyat Naser.
Cairo es una de las cinco ciudades pioneras de la Iniciativa Global de ONU Mujeres “Ciudades Seguras”, a la que se han sumado un total de 17 ciudades hasta el momento tanto en países desarrollados como en desarrollo.

Marina lidera un taller con un grupo de jóvenes. Fotograma: Programa Cairo Ciudad Segura

Marina, estudiante de arte en la capital egipcia, es una de las voluntarias del programa SAFE para combatir el abuso a menores, uno de los componentes principales del Programa Cairo Ciudad Segura.

“Nuestra misión es ayudar a niñas y niños a rechazar el abuso, reforzar su autoestima y ofrecerles confianza para que hables y compartan experiencias,” explica Marina. “Las actividades varían dependiendo del grupo de edad; con los más mayores fomentamos el dialogo, el compartir historias, con los más pequeños nos apoyamos más en los juegos y la música para que se sientan a gusto.”

La ONG Care International es uno de los socios principales del programa y tiene como misión la capacitación de organizaciones locales en cada una de las tres comunidades de intervención (Manshiyat Naser, Ezbet el-Haggana y Imbaba), tal y como explica Sandra Azmy, oficial de programas para los derechos de las Mujeres en CARE. “Cada una de las tres ONG tiene su respectiva unidad de voluntarios. En este momento tenemos más de 80 voluntarios trabajando con nosotros. Ya hemos capacitado a unos 150 niñas y niños, que se han convertido en potenciales agentes de cambio y que saben dónde acudir si sufren algún episodio de acoso.”

Además de abogar por un cambio de actitud ante el acoso sexual, el Programa Cairo Ciudad Segura ayuda a garantizar servicios esenciales para las sobrevivientes de violencia sexual, a través de la Oficina para la Defensa de la Ciudadanía del Consejo Nacional de la Mujer. Esta trabaja con las ONG que operan en las tres barriadas en las que actúa el programa, proporcionando apoyo legal a las mujeres que han sufrido acoso y organizando sesiones informativas para la comunidad sobre los instrumentos legales disponibles.

En las sesiones informativas también se usa el teatro como herramienta para explicar conceptos complejos relativos a la legislación existente. De nuevo son los voluntarios de cada comunidad, hombres y mujeres, quienes interactúan con los miembros de la comunidad. Mediante estas piezas de teatro, los y las voluntarias aprenden a identificar las causas y consecuencias del acoso sexual y cómo actuar cuando se sufre acoso o se conoce algún caso.

En 2012, el Programa Cairo Ciudad Segura lanzó una campaña de sensibilización sobre el acoso sexual en el transporte público y en los medios de comunicación destinada a cambiar actitudes tolerantes con este abuso.

El Programa Cairo Ciudad Segura se financia gracias a las contribuciones de la Cooperación Española, USAID, el gobierno de los Países Bajos, la Unión Europea, y la Ford Foundation. Se ejecuta en colaboración con socios locales y autoridades nacionales como los ministerios de Asuntos Exteriores; Vivienda y Planificación; Sanidad; Interior, y Justicia; el Consejo nacional de la mujer; organizaciones de mujeres, redes juveniles, ONG, medios de comunicación, organizaciones confesionales y agencias de naciones unidas como ONU Mujeres, UN-Habitat, PNUD, UNODC, UNICEF, FNUAP y la oficina del Coordinador Residente de la ONU en el país.

La Declaración y la Plataforma de acción de Beijing, que celebra este año su 20° aniversario, identifica a las niñas como una de las 12 áreas de preocupación, y recomienda a los gobiernos y a las organizaciones internacionales que tomen todas las medidas necesarias para proteger a las niñas de cualquier tipo de abuso. Entre las medidas que señala destaca actividades de capacitación y sensibilización, así como acciones de información y apoyo a niñas que hayan sufrido violencia, medidas todas integradas dentro de las actividades del Programa Cairo Ciudad Segura.

Para más información, consultar la sección En la mira: la Niña en el sitio web Beijing+20.