Desde mi perspectiva: Laura Bosnea

Fecha: martes, 8 de marzo de 2016

Laura Bosnea, 28, Roma woman elected as local councilor. Photo: UN Programme “Women in Politics”
Photo: UN Programme “Women in Politics”
Quote

Cuando tenía 21 años, mi esposo me ‘robó’* de mi padre. En esa época yo era estudiante. Mi padre accedió, pero con una condición: que mi esposo me permitiera terminar la facultad de Derecho. Pero tuvimos dos hijos y no pude completar mis estudios.

No soy del tipo de persona que se queda en la casa, de modo que empecé a participar en asuntos comunitarios. Como mujer romaní, deseaba asegurarme de que los derechos del pueblo romaní fueran respetados en nuestra comunidad, y me convertí en mediadora comunitaria entre los romaníes y el gobierno local. En poco tiempo fui electa al concejo local. En 2015, me convertí en una de las dos primeras mujeres romaníes en cargos de concejales en Moldavia. Pero sólo tengo 28 años, y como joven romaní es difícil obtener reconocimiento por lo que hago.

Mi esposo me acusa de abandonar a mis hijos. Día tras día, desde el amanecer hasta el ocaso, trato de ayudar a otros niños y niñas, mientras una niñera se ocupa de los míos. Mi esposo considera que las mujeres deben quedarse en el hogar y ocuparse de los quehaceres domésticos y las hijas e hijos. Trato de convencerlo de que mi meta es ayudar a las personas desfavorecidas y luchar por la justicia.

Sin embargo, mis esfuerzos están dando fruto. Desde que soy concejal, 79 niñas y niños romaníes se han matriculado en las escuelas. Ahora las calles donde vivimos los romaníes cuentan con alumbrado y cubos para la basura. Podrán parecer logros menores, pero me esforcé mucho para obtenerlos. Mi plan para el futuro es graduarme de la facultad de Derecho y construir un centro comunitario para mujeres, niños y niñas de grupos vulnerables. Creo que esa es mi misión en este lugar”.


ODS 10: Reducción de las desigualdades

Laura Bosnea, de 28 años, fue elegida al concejo local de la ciudad de Râ?cani en 2015; fue una de las primeras mujeres romaníes que ocupó este cargo en Moldavia. Antes de postularse, asistió a varios eventos de capacitación en campañas electorales y liderazgo ofrecidos por ONU Mujeres y financiados por el Gobierno de Suecia. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 10 busca empoderar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.

Lea mas historias de la serie editorial "Desde mi perspectiva".


* En la comunidad romaní, ‘robar’ es una expresión que se usa frecuentemente cuando un hombre pide la mano de una mujer a su padre.