ONU Mujeres condena enérgicamente el asesinato de la defensora de los derechos humanos y líder indígena hondureña Berta Cáceres

Fecha: viernes, 4 de marzo de 2016

ONU Mujeres condena enérgicamente el asesinato el 3 de marzo de la líder indígena, activista por el medio ambiente y defensora de los derechos humanos, Berta Cáceres, a la que dispararon en su casa en la ciudad de La Esperanza, en la parte occidental de Honduras.

La Sra. Cáceres era conocida por su labor como feminista y su firme defensa de los derechos de los pueblos indígenas y, especialmente, por su postura frente a proyectos de construcción hidroeléctricos perjudiciales para el medio ambiente en tierras sagradas para los pueblos lenca de la parte occidental de Honduras, lo que ya había provocado en el pasado amenazas de violencia contra ella.

Su asesinato es un grave crimen que infringe directamente tanto la ley nacional que protege a todas las ciudadanas y todos los ciudadanos, como las disposiciones de la resolución 68/181 de 2013 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que aborda específicamente la protección de las mujeres defensoras de los derechos humanos. Esta resolución reconoce el importante papel que han desempeñado mujeres de todas las edades en la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Asimismo, señala los muchos tipos de riesgo, discriminación y violencia a los que se enfrentan las defensoras de los derechos humanos e insta a los estados a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar su protección, y crear un entorno seguro y propicio para la defensa de los derechos humanos.

Recordamos la declaración pronunciada en septiembre del año pasado por Su Excelencia Juan Hernández Alvarado, Presidente de la República de Honduras en las Naciones Unidas, durante la reunión de líderes mundiales sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en la que hizo mención del “aumento significativo de las muertes violentas de mujeres” en Honduras y su firme convencimiento de que la cuestión de los feminicidios debe ser prioritaria en los esfuerzos renovados para promover y lograr la igualdad de género.

ONU Mujeres alienta a las autoridades hondureñas a hacerse eco de la declaración del presidente, así como de la clara dirección de la resolución de las Naciones Unidas en cuanto a adoptar “pasos apropiados, decididos y prácticos”.

Desde aquí exhortamos a que se investigue urgente y diligentemente el asesinato de Berta Cáceres y a poner fin a la impunidad, de manera que los actores materiales e intelectuales de la violencia contra las personas que defienden los derechos humanos puedan ser llevados rápidamente ante la justicia.

Al reconocer su muerte y su trabajo, rendimos homenaje a las muchas otras mujeres que han sido asesinadas en Honduras y en todo el mundo por su labor a favor de la paz, la justicia y la igualdad.

Expresamos nuestro pésame y nuestra solidaridad a la familia de la Sra. Cáceres, y reiteramos nuestro compromiso de cooperar con todas las instituciones y autoridades para seguir fortaleciendo las políticas e instituciones existentes que protegen a las y los defensores de los derechos humanos en Honduras e implementar políticas y programas públicos integrales y sostenibles que les presten apoyo y los protejan.