En palabras de Pari Ibrahim: “Escapar del ISIS sólo es el principio, no podemos dejarlas solas en ese viaje”.

Fecha: miércoles, 15 de noviembre de 2017

Pari Ibrahim.
Pari Ibrahim.

Pari Ibrahim, de 27 años, es la fundadora y directora ejecutiva de la Free Yezidi Foundation (FYF), una organización independiente sin fines de lucro que proporciona servicios a las sobrevivientes de los violentos ataques del ISIS en la comunidad yazidí, en la región del Kurdistán de Iraq. La violencia prolongada ha afectado a muchas personas. En agosto de 2017 se señaló el tercer aniversario de los ataques genocidas del ISIS. Todavía hay miles de mujeres yazidíes cautivas del ISIS. Con el apoyo del Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres (Fondo Fiduciario de la ONU), la Free Yezidi Foundation está aumentando el componente de la respuesta al trauma en los servicios de la organización en su centro de Dohuk. El centro proporciona atención postraumática y prepara a las mujeres para el empleo a través de iniciativas de capacitación para la subsistencia.

Quote

Mi pueblo ha sufrido mucho a manos del ISIS. Si eras hombre, te fusilaban. Si eras mujer, te llevaban como esclava sexual a Mosul en Iraq o a Raqqa en Siria. Estas mujeres han sufrido traumas gravísimos. Han sido violadas varias veces al día por distintos hombres. Esa es la razón por la que fundé la Free Yezidi Foundation: para prestar atención postraumática a las mujeres y las niñas, para que pudiesen reanudar sus vidas.

En el lugar de donde yo procedo, las personas no acuden al médico por problemas de salud mental. En su interior, ellas [las sobrevivientes] sufren muchísimo, también a causa del estigma social asociado que implica que [de alguna manera] es culpa suya que no sean vírgenes, que no puedan casarse. Al principio, muchas de estas mujeres y niñas se suicidaron.

Nuestro centro para mujeres es un espacio seguro y un refugio para mujeres y niñas que han sobrevivido a los horrores del ISIS. Facilitamos encuentros con personas expertas en situaciones postraumáticas de fuera de Iraq, para que las mujeres y las niñas puedan hablar con ellas sin sufrir más vergüenza y estigmatización.

Traemos a las mujeres y las niñas al centro para sesiones de asesoramiento y también las visitamos en sus hogares. También hablamos con sus familiares. Poco a poco veo que son cada vez más fuertes y gozan de mejor salud. Todo nuestro personal del centro son personas desplazadas internas que ha sido capacitadas para brindar apoyo psicológico. Muchas de las sobrevivientes nos admiran, a las trabajadoras del centro, porque somos mujeres.

En los tres años desde que fundamos el centro, ya hemos visto una gran cantidad de cambios en las mujeres y las niñas que han recibido apoyo. Ahora expresan lo que sienten. Se las ve más activas, en grupos y haciendo amistades. Y eso supone una gran diferencia, puesto que la integración social es muy importante para la curación. También ves cómo ha cambiado su postura. Ahora las mujeres y las niñas mantienen la cabeza erguida, en lugar de agacharla.

En el centro hay más de 100 mujeres que se someten a tratamiento psicológico durante un período mínimo de tres meses. Las que necesitan tratamiento adicional pueden regresar para mantener conversaciones semanales con su terapeuta.

La Free Yezidi Foundation está dirigida por mujeres yazidíes. Y estamos aquí para enseñar a las sobrevivientes las posibilidades de emprender una nueva vida, lejos de las sombras de la vergüenza y el trauma. Para muchas mujeres yazidíes escapar del ISIS es sólo el comienzo de un doloroso camino. No podemos dejarlas solas en ese viaje”.

Related

Noticias relacionadas

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género