Desde mi perspectiva: “Debemos sentarnos a la mesa de toma de decisiones”

Según Pratima Gurung de Nepal, empoderar a las mujeres indígenas con discapacidad comienza por asignarles el papel de participantes y de responsables en la toma de decisiones, y no el simple papel de observadoras. Hace hincapié en la necesidad de fortalecer sus voces en los foros de discapacidad, así como en los foros de los pueblos indígenas.

Fecha: miércoles, 19 de abril de 2017

Pratima Gurung. Photo:  UN Women/Ryan Brown
Pratima Gurung. Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown

Quote

A los siete perdí una mano en un accidente de camión y me convertí en discapacitada. De pronto, todo cambió. Las personas a mi alrededor opinaban sobre mi futuro: qué debía o no debía hacer, si debía ir a la escuela o casarme.

Mi familia no me discriminaba, pero cuando salía de casa, lo sentía en todas partes.

Mis padres se mudaron a otra ciudad y a mí me resultó difícil adaptarme a todos los cambios. Luchaba dentro de mí contra mi discapacidad, aun cuando mis padres procuraron cuidarme y motivarme.

Tuve suerte porque mis padres eran personas instruidas y nunca escatimaron con mi educación. La mayoría de las mujeres indígenas y con discapacidad de mi país no tienen las oportunidades que tuve yo.

En la actualidad, soy la principal activista por las mujeres indígenas y con discapacidad de Nepal. En mi país, la mayoría de las organizaciones de la población con discapacidad o de los pueblos indígenas, así como los mecanismos del Estado, no satisfacen las necesidades específicas ni atienden las realidades singulares de las mujeres indígenas con discapacidad.

Debido al cambio climático y a los recurrentes desastres, las mujeres indígenas corren mayor riesgo que nunca. Cerca del 80 por ciento de la población total afectada por el terremoto en Nepal, repartida en los 13 distritos, eran pueblos indígenas y dalit (casta). Cuando una mujer embarazada sin refugio camina cinco horas por día para recolectar agua y leña, no cae en la cuenta de lo que esto significa para su salud y la de su bebé. Los crecientes problemas psicosociales, las sequías y la malnutrición son las causas silenciosas de las discapacidades de nuestra/os hija/os.

Empoderar [a las mujeres indígenas con discapacidad] significa que debemos sentarnos a la mesa de toma de decisiones sobre los problemas que nos afectan”.


ODS 4: Educación de calidad
ODS 5: Igualdad de género
ODS 13: Acción por el clima

Pratima Gurung (37 años) es activista por los derechos de los pueblos indígenas y las mujeres con discapacidad de Nepal y Asia, miembro del Consejo Directivo de la Red Mundial de Personas Indígenas con Discapacidad. Gurung nació en Pokhara (Nepal) y desde los siete años vive con una discapacidad. Hoy en día, es una de las voces más reconocidas de Nepal y Asia sobre los derechos de las mujeres indígenas con discapacidad y aboga por la inclusión y la participación de ellas en todos los niveles de toma de decisiones. Habló recientemente en el 61° periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer sobre el tema emergente “Empoderamiento de las mujeres indígenas”. Para que nadie se quede atrás, los Objetivos de Desarrollo Sostenible indican que deben atenderse y empoderarse específicamente a las mujeres y las niñas con discapacidad. La historia de Gurung refleja la necesidad de empoderar a las mujeres indígenas con discapacidad en las áreas de educación (Objetivo 4), igualdad de género y liderazgo y participación en la toma de decisiones (Objetivo 5), así como en acción por el clima (Objetivo 13) mediante su sensibilización, educación y capacitación.

Lea mas historias de la serie editorial "Desde mi perspectiva".