Desde mi perspectiva: “Ser LGBT significa luchar contra los prejuicios y la violencia todos los días”

Helen Tavares sabía que era diferente, pero le llevó mucho tiempo aceptar su propia identidad sexual y de género debido a la presión y las expectativas de la sociedad. Aunque la homosexualidad es legal en Cabo Verde, las personas LGBT sufren discriminación y violencia. No se reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo, y existe una discriminación descontrolada contra las personas LGBT en el empleo y el acceso a la vivienda.

Fecha: jueves, 15 de noviembre de 2018

Helen Tavares. Photo: Free and Equal/Kriollscope
Helen Tavares. Foto: Free and Equal/Kriollscope
Quote

Desde edad muy temprana, sentí que algo en mí no era como en las otras niñas, simplemente no sabía cómo explicar de qué se trataba. Siempre me gustó el estilo "masculino" y debido a esto me hostigaban en la escuela.

A los 14 años me enamoré de una amiga de la escuela y allí descubrí que tal vez era lesbiana, pero en mi cabeza, estaba mal sentir así. 

Comencé a salir con varones como una forma de "corregir" lo que estaba mal en mí. Para mí, esta es una forma de violencia tremenda, cuando no aceptamos quiénes somos porque tememos lo que la sociedad pueda decir. Mis relaciones heterosexuales no duraron mucho... Finalmente, comencé a salir con personas LGBT, pero no fue fácil que mi familia me aceptara.

Hoy tengo una relación con Natalina y vivimos juntas con mi hija de cuatro años, pero no es fácil porque en Cabo Verde se discriminan las relaciones homosexuales. Ser LGBT significa luchar contra los prejuicios y la violencia todos los días.

Gracias al apoyo de la Campaña Free and Equal coordinada por ONU Mujeres en Cabo Verde, la Asociación LGBT de Santiago ha sido la voz de la juventud LGBT y la está protegiendo de la violencia.

Nosotros, [como personas LGBT] nos identificamos con este movimiento global #MeToo porque a menudo no se nos escucha y nos enfrentamos a la violencia simplemente por ser quienes somos”.



ODS 5: Igualdad de género

Helen Tavares, de 29 años, es la presidenta de la Asociación LGBT de Santiago, Cabo Verde, que cuenta con el apoyo de la campaña Free and Equal, coordinada por el sistema de las Naciones Unidas en el país isleño. Lanzada en 2015 y coordinada por ONU Mujeres en nombre del sistema de las Naciones Unidas para concientizar sobre los derechos de las personas LGBTI y luchar contra la discriminación basada en la orientación sexual, la campaña es la única de este tipo en África. Esta historia demuestra que para no dejar a nadie atrás, debe alcanzarse el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 sobre igualdad de género y eliminación de la violencia contra todas las mujeres y niñas, incluidas las lesbianas, bisexuales, transexuales y quienes no están conformes con su género.