Un minuto de reflexión: “Hay una gran oportunidad para que las mujeres emprendan en la energía sostenible”

Fecha: martes, 29 de mayo de 2018

Suhela Khan. Photo: UN Women/Jeevan Kanakkassery
Suhela Khan. Foto: ONU Mujeres/Jeevan Kanakkassery

Suhela Khan dirige actualmente el programa conjunto de ONU Mujeres y el PNUMA llamado “Programa de emprendimiento de las mujeres para la energía sostenible” en la India. Presentado en la Conferencia de las Partes COP 21 en seis países, el programa se propone identificar y eliminar obstáculos estructurales específicos al género a los que se enfrentan las mujeres emprendedoras en el ámbito de la energía, mejorar el uso productivo de la energía sostenible por parte de las mujeres y aumentar la participación y el liderazgo de las mujeres en la formulación de políticas sobre energía sensibles al género. ONU Mujeres habló con la Sra. Khan sobre las maneras de mejorar el acceso de las mujeres a la energía limpia y al emprendimiento en la India, un país que actualmente vive una profunda transformación del sector de la energía.

¿Por qué centrarse en el acceso de las mujeres a la energía?

La pobreza energética no es un tema neutro desde el punto de vista del género. Las políticas sobre energía afectan de manera diferente a las mujeres y a los hombres como consecuencia de los distintos papeles que desempeñan en el hogar, las comunidades y los lugares de trabajo. Por ejemplo, cuando la energía escasea, la responsabilidad de recoger hojas, ramas y estiércol a modo de combustible suele recaer en las niñas.

Además, las mujeres rurales de la India principalmente se desempeñan en la agricultura y en actividades de generación de ingresos a pequeña escala; o bien llevan microempresas de elevado consumo energético o bien trabajan en casa, a menudo sin acceso a una fuente de energía fiable (necesaria para accionar mecánicamente diversas tareas agrícolas, el procesamiento de alimentos, el bombeo de agua y la irrigación, etc.). Si a esto se suman los riesgos relacionados con el cambio climático, se exacerban las penalidades de su trabajo diario y se coartan sus perspectivas económicas.

Según estudios recientes, el hecho de tener electricidad aumenta el tiempo disponible de las mujeres al mejorar su eficiencia en las tareas domésticas. Además, les permite asumir un trabajo remunerado. Por ejemplo, se ha demostrado que en Guatemala, con electricidad, el tiempo invertido por las mujeres en cocinar se reduce en un 34 por ciento, y, en Nicaragua, cuando los hogares rurales tienen electricidad, hay un 23 por ciento más de probabilidades de que las mujeres trabajen fuera de casa. [1] Esto apunta a la posibilidad de aprovechar un enorme potencial económico en los países en desarrollo; por ejemplo, se sabe que si las mujeres pudiesen participar en el mercado laboral en pie de igualdad con los hombres, el PIB de la India aumentaría un 16 por ciento de aquí a 2025. [2]

Me gustaría añadir que aunque las estimaciones de IRENA señalan que un 35 por ciento de la plantilla a nivel mundial en el sector de la energía renovable moderna son mujeres, según la encuesta que realizó a 90 empresas de más de 40 países, la situación es radicalmente diferente en muchas partes del mundo en desarrollo, incluida la India.

¿A qué obstáculos se enfrentan las mujeres al acceder a la energía?

Para entender cómo las mujeres acceden a la energía y en qué puntos encuentran obstáculos, ONU Mujeres realizó una encuesta primaria con más de 6.000 mujeres, centrándose en las comunidades más marginadas de más de 100 aldeas de los estados de Madhya Pradesh, Nagaland, Rajastán y Uttar Pradesh.

La encuesta reflejó que las mujeres intervenían poco en las decisiones económicas del hogar relacionadas con los productos de energía renovable como, por ejemplo, sistemas de energía solar domésticos, lámparas, etc., y que no tenían control sobre el tipo de energía que utilizaban. Asimismo, las mujeres no tenían conciencia sobre las soluciones de energía renovable y creían no tener las habilidades técnicas necesarias. Las deficiencias detectadas en el acceso a la capacitación sobre energía renovable fueron la calidad, la distancia y el costo.

Desde el punto de vista del suministro, quienes proveen los servicios señalaron dificultades al comunicarse con las mujeres clientas. La inclusión de las mujeres en la cadena de suministro también fue identificada como un problema clave; por ejemplo, quienes proveen los servicios tenían dificultades en contratar a mujeres como agentes de ventas y mercadotecnia. Otra barrera importante es la falta de personal cualificado para la instalación, el mantenimiento y la reparación de los productos de energía renovable.

Es más, las mujeres no han participado en gran medida en la formulación de políticas sobre la energía renovable, y los programas destinados a las mujeres se centran principalmente en soluciones para la cocina en el hogar, reforzando los estereotipos de género.

¿Qué papel pueden desempeñar las mujeres a la hora de facilitar el acceso a la energía en el hogar y a nivel comunitario?

Diversas investigaciones de ONU Mujeres demuestran que existe una gran voluntad de pagar por alternativas de energía limpia como, por ejemplo, la iluminación por energía solar, sistemas de energía solar domésticos y bombas impulsadas por energía solar. En este sentido, hay una gran oportunidad para que las mujeres emprendan en la energía sostenible.

Organizaciones como Barefoot College, Frontier Markets y Solar Sisters han mostrado que es posible establecer una serie de modelos empresariales cuando las mujeres actúan como agentes del cambio en el acceso a la energía limpia. Como emprendedoras, las mujeres podrían desempeñar un papel significativo en el fomento del crecimiento económico inclusivo y sostenible. Puesto que las mujeres representan un gran capital social en las comunidades, se encuentran en mejor posición para llegar a otras mujeres a fin de generar conciencia sobre las soluciones de energía limpia y los efectos positivos que ésta puede tener en sus vidas.

¿A qué obstáculos se enfrentan las mujeres en calidad de emprendedoras?

Las mujeres se encuentran insuficientemente representadas en la cadena de valor de la producción energética, tanto a nivel de políticas y toma de decisiones como de la fuerza laboral. Esta situación limita el bienestar y el potencial económico de las políticas y los programas sobre energía. Las mujeres se ven limitadas cuando se trata de participar en la cadena de valor de la energía o de crear y gestionar empresas viables como consecuencia de una discriminación social y cultural muy arraigada, así como por otros factores como, por ejemplo: restricciones en la movilidad, pobreza de tiempo (principalmente por la carga desproporcionada del trabajo de cuidado no remunerado), la falta de seguridad en los espacios públicos y los lugares de trabajo, la dificultad de acceder a las finanzas, la información y los mercados, y un acceso reducido a la educación y la capacitación.

¿De qué manera prevé el programa abordar el acceso de las mujeres a la energía y el emprendimiento?

El programa fortalecerá las capacidades de las mujeres para que participen de forma efectiva en cadenas de valor de energía limpia descentralizadas como directoras, montadoras, distribuidoras y proveedoras de servicios. Pondrá solución a los obstáculos de la distribución mediante centros comunitarios propiedad de mujeres o bien gestionados por mujeres. Gracias al trabajo con la sociedad civil, empresas de energía y los gobiernos locales y estatales, ONU Mujeres identificará, capacitará y orientará a mujeres emprendedoras del sector de la energía, socias empresariales y técnicas para mejorar sus habilidades técnicas, de mercadotecnia y empresariales.

Además, el programa adoptará un enfoque holístico para generar y fortalecer el ecosistema que repercute en el acceso de las mujeres a la energía. La atención se centrará en generar conciencia entre las mujeres sobre las soluciones de energía renovable para uso doméstico y productivo; ampliar las herramientas y los productos innovadores para la financiación de empresas y de usuarias y usuarios finales; personalizar el material, las herramientas y las metodologías de capacitación; capacitar a las mujeres y sus grupos sobre planificación de la energía sensible al género; y promover su participación efectiva en la formulación de políticas.

Notas

[1] Informe de referencia para el Informe sobre el desarrollo mundial 2010 sobre la igualdad de género y el desarrollo Energy, gender and development: What are the linkages? Where is the evidence?

[2] Mckinsey Global Institute The power of parity: How advancing women's equality can add $12 trillion to global growth