Activistas por los derechos dalit abren nuevos caminos en el Sudeste Asiático

Fecha: martes, 24 de julio de 2018

Moni Rani Das speaking to a Journalist about the situation of her colony situated at Ganaktuli, Dhaka. Photo: Nagorik Udyog

Moni Rani Das, nacida y criada en una “colonia de ‘limpiadores’” –asentamientos pobres y segregados donde vive el personal de aseo municipal y de trabajo doméstico– en Dhaka, Banglanesh, nunca imaginó que algún día estaría defendiendo sus derechos y los de casi 3 millones de mujeres dalit en su país. Hoy en día, ella es la primera persona dalit en formar parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Bangladesh.

Las personas dalit están al fondo del arcaico sistema de castas que subsiste en el sudeste asiático. La movilidad social es a menudo imposible cuando las niñas y los niños nacen en una cierta casta y se les niegan oportunidades de forma sistemática, desde la comida, la educación y la salud hasta los empleos y los derechos civiles. En toda la región del sudeste asiático existen unos 120 millones de mujeres dalit que enfrentan toda una vida de discriminación, violencia y pobreza.

Lea el artículo completo en inglés>