Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas

Declaración de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres con motivo del Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas

Definir la agenda sobre las mujeres, la paz y la seguridad con más mujeres en las fuerzas armadas

Fecha: miércoles, 29 de mayo de 2019

Mujeres de todo el mundo toman parte activa en el sector de la paz y la seguridad, negocian acuerdos de cesación del fuego, el establecimiento de zonas seguras para la población civil, la desmovilización de combatientes, el acceso a la asistencia humanitaria local o la elaboración de planes de protección a nivel comunitario. Pero en las historias que nos llegan sobre la guerra, pocas veces se mencionan a las mujeres y a las niñas como heroínas. Sin embargo, ellas son las heroínas que necesitamos para trabajar en pie de igualdad con los hombres, en las fuerzas de seguridad, en las mesas de negociación, para mantener la paz en las comunidades locales y, de ese modo, lograr un futuro más pacífico e igualitario para todas las personas. He conocido a muchas mujeres dinámicas y dedicadas del personal de paz que han compartido sus historias, así como sus estrategias para reclutar a más mujeres como ellas en las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

Las mujeres encargadas del mantenimiento de la paz pueden contribuir a resolver asuntos cruciales, por ejemplo: ayudar a que las fuerzas de mantenimiento de la paz sean accesibles para las mujeres de la comunidad; interactuar con las mujeres en sociedades donde éstas tienen prohibido hablar con hombres; y, atender las necesidades específicas de las mujeres excombatientes a medida que se reintegran en la vida civil. Gracias a que las mujeres del personal de paz se perciben como menos amenazadoras y más accesibles que sus homólogos masculinos, las misiones de mantenimiento de la paz compuestas por mujeres suelen gozar de mayor aceptación entre los miembros de las comunidades locales. Su presencia puede contribuir a disolver el conflicto y el enfrentamiento, a reducir los casos de explotación y de abuso sexuales y a fomentar la denuncia de cualquier caso de abuso que se produzca. Las mujeres con uniforme también pueden ser un importante modelo para las mujeres y niñas de los lugares cuyas fuerzas policiales y militares necesitan contratar a más mujeres.

No obstante, el número de mujeres reclutas ha progresado con extrema lentitud. Actualmente, sólo un 4,4 por ciento del personal militar que participa en operaciones de mantenimiento de la paz son mujeres; en la policía, la proporción es del 14 por ciento. Esto quiere decir que estamos desaprovechando una oportunidad crucial para la contribución significativa de las mujeres en la paz. Seguiremos trabajando con entidades asociadas para cambiar la forma en que se ven y se perciben las instituciones de seguridad y poner fin a los estereotipos sobre quiénes deben formar parte de éstas.

Desde 2015, ONU Mujeres viene dirigiendo un programa de capacitación de dos semanas de duración para ayudar a preparar a las mujeres para su despliegue como oficiales y observadoras del ejército. Financiado por los gobiernos de los Países Bajos, Noruega, Australia, Japón y Finlandia, ha capacitado a 400 mujeres en países de todo el mundo, prestando apoyo directo para que las mujeres desempeñen funciones más importantes en la esfera de la paz y la seguridad. El Fondo de la Iniciativa Elsie para la participación de las mujeres uniformadas en las operaciones de paz es un fondo fiduciario de socios múltiples de reciente creación. Fue diseñado para apoyar a los Estados Miembros de las Naciones Unidas y animarlos a aumentar el número de mujeres en los servicios de policía y del ejército y en las fuerzas de mantenimiento de la paz desplegadas en operaciones de paz de las Naciones Unidas. Y este mes, en Abu Dhabi, tuve el placer de felicitar a la primera promoción de graduadas del programa de entrenamiento militar para mujeres árabes. Este nuevo programa, que hemos apoyado junto con el Ministerio de Defensa de los Emiratos Árabes Unidos y la Unión General de Mujeres, reunió a 134 mujeres árabes de siete países —Bahrein, Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Sudán, Emiratos Árabes Unidos y Yemen— para darles un entrenamiento militar básico de tres meses seguido de una capacitación de dos semanas sobre mantenimiento de la paz. Esto les permitió desarrollar habilidades básicas para el mantenimiento de la paz y la resolución de conflictos, así como una red entre pares. Confiamos en que otros países sigan este ejemplo.

Cada una de estas iniciativas demuestra lo lejos que se puede llegar si miramos el problema desde otras perspectivas y si contamos con una fuerte voluntad política y alianzas estratégicas.

Este año, en el Día Internacional del Personal de Paz de la ONU, a punto de cumplirse 70 años del programa de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y con la mirada puesta en los 20 años de aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad y los 25 años de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, celebramos a quienes han servido valerosamente en estas fuerzas. Estos aniversarios nos exhortan a definir nuevos compromisos y prioridades para la agenda sobre las mujeres, la paz y la seguridad, lo que implica reconocer qué medidas han de adoptarse para garantizar a las mujeres una mayor igualdad de oportunidades en el ámbito de la paz y la seguridad, por medio de una colaboración e intervención aceleradas, con las que crear un futuro mejor para las mujeres, las niñas y las comunidades en su conjunto.