ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Gobiernos contribuyentes

UN Woman Deputy Executive Director John Hendra (left) and European Commissioner for Enlargement and European Neighbourhood Policy Stefan Fule sign a contribution agreement between UN Women and the European Commission for the new joint regional programme for the South Mediterranean Region, Spring Forward for Women.The programme aims to support national and regional stakeholders to empower women economically and politically in the context of the progress that has followed the Arab Spring. (Photo: Georges Boulougouris)

ONU Mujeres es la principal organización del mundo de promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Nuestro mandato universal significa que las inversiones en nuestros programas llegan a muchos lugares y tienen poderosos efectos multiplicadores.

La mayoría de las contribuciones financieras que sustentan el trabajo de ONU Mujeres proceden de los gobiernos de los Estados Miembros de las Naciones Unidas. Cada vez son más los que han afirmado, a través de generosos compromisos, que el rotundo apoyo político a la creación de ONU Mujeres a partir de cuatro entidades anteriores de las Naciones Unidas debe ir acompañado de un incremento considerable de las inversiones. Esto resulta particularmente importante si se tiene en cuenta que ONU Mujeres se abre camino por un periodo de formación. La disponibilidad de un volumen esencial de recursos impulsará un ciclo positivo en el que seremos capaces de desarrollar nuestras capacidades, lograr resultados y aprovechar el continuo apoyo que recibe nuestra organización. Para 2013 se ha definido un presupuesto operativo anual mínimo de 400 millones de dólares estadounidenses.

ONU Mujeres mantiene el planteamiento general de que los compromisos económicos destinados a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres lleguen a situarse en los mismos niveles que los asignados para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), como los previstos en las esferas de la salud, la educación, el medio ambiente y la reducción de la pobreza. Este objetivo responde al reconocimiento creciente, entre un amplio espectro de líderes de opinión y responsables de la adopción de decisiones, de que es fundamental invertir en igualdad de género para lograr todos los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los ODM y las agendas internacionales definidas para después de 2015. No sólo se beneficiarán de ello las mujeres, sino también la población, las sociedades y las economías en general.

A pesar de las dificultades que presenta el entorno económico actual, los donantes gubernamentales siguen demostrando su compromiso con la igualdad de género. En el futuro continuaremos intensificando los esfuerzos dirigidos a mantener y ampliar las contribuciones al presupuesto básico que no estén destinadas a un fin concreto, dado que este tipo de contribuciones nos facilita una flexibilidad y una capacidad de respuesta máximas en nuestros programas, y nos permite maximizar también sus efectos. Además, seguimos explorando activamente nuevos mecanismos de financiamiento y nuevas alianzas, incluso con economías emergentes, con el fin de aprovechar los diversos conjuntos de recursos existentes dirigidos a las mujeres.

Si desea obtener más información, visite: