ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Posición de ONU Mujeres respecto a la agenda para el desarrollo posterior a 2015

En su documento de posición, ONU Mujeres promueve la creación de un objetivo independiente en la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo posterior a 2015, este para lograr la igualdad de género, los derechos de las mujeres y el empoderamiento de las mujeres, que se base en los derechos humanos y abordar las relaciones de poder desiguales. Paralelamente a este objetivo independiente, ONU Mujeres insta a incorporar las cuestiones relacionadas con la igualdad de género de manera transversal en otras esferas y objetivos prioritarios de la agenda para el desarrollo posterior a 2015, con metas e indicadores claros.

Si bien es cierto que se ha progresado mucho en el ámbito de los derechos de las mujeres a lo largo de las décadas, todavía quedan muchas brechas por superar. Para que los derechos de las mujeres se conviertan en una realidad universal, ONU Mujeres cree que es imprescindible abordar las causas estructurales de la desigualdad de género, como, por ejemplo, la violencia contra las mujeres, el trabajo no remunerado como cuidadoras, el control limitado sobre los bienes y la propiedad, y la participación desigual en la toma de decisiones pública y privada. El objetivo independiente debe establecer estándares mínimos e impulsar el cambio en las tres esferas fundamentales que impiden el progreso de las mujeres.

  • En primer lugar, debe abordar la violencia contra las mujeres. Una de cada tres mujeres tiene posibilidad de sufrir violencia sexual y física en algún momento de su vida. La violencia contra las mujeres y las niñas es la violación de derechos humanos más generalizada actualmente en todo el mundo, y también una manifestación de la discriminación por razón de género y un fenómeno mundial con un enorme coste para las sociedades.
  • En segundo lugar, el objetivo debe plantearse ampliar las opciones y las capacidades de las mujeres. Es preciso que las mujeres y los hombres cuenten con igualdad de oportunidades, recursos y responsabilidades. Es urgente tratar el tema del acceso equitativo a la tierra, el crédito, los recursos naturales, la educación, los servicios de salud (incluida la salud sexual y reproductiva), el trabajo decente y el mismo salario por el mismo trabajo. Las políticas, como las relativas al cuidado infantil y la licencia por maternidad/paternidad, y un mejor acceso a la infraestructura (como el agua y la energía), son fundamentales para reducir el trabajo no remunerado de las mujeres con el fin de que todas las personas puedan disfrutar de igualdad de condiciones en el trabajo y en casa.
  • En tercer lugar, el objetivo debe abordar la necesidad de garantizar que las mujeres puedan expresarse en sus hogares, y en los ámbitos de toma de decisiones pública y privada. Para alcanzar una democracia significativa e inclusiva, debe escucharse a las mujeres en la toma de decisiones y en todas las esferas, como en las instituciones públicas y privadas, los parlamentos nacionales y locales, los medios de comunicación, la sociedad civil, la gestión de empresas, las familias y las comunidades.

Estos elementos ya forman parte de diversos compromisos internacionales. La elaboración y fundamentación de un objetivo de desarrollo de nueva generación sobre el logro de la igualdad de género, los derechos de las mujeres y el empoderamiento de las mujeres debe basarse en normas y estándares existentes relacionados con la igualdad de género como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y la Plataforma de Acción de Beijing, además de los resultados de las principales conferencias y resoluciones de organismos como la Asamblea General y la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

La agenda para el desarrollo posterior a 2015 brinda una oportunidad real de aportar un cambio duradero a favor de los derechos de las mujeres y de la igualdad, y de transformar las vidas de las mujeres y los hombres. No podemos dejar pasar esta oportunidad.