Socio destacado: Noruega

Noruega

Defensor constante de la igualdad de género, el Gobierno de Noruega ha sido un apoyo fundamental de ONU Mujeres desde su creación en 2011 hasta la fecha. Si bien el Gobierno de Noruega es sensible a la importancia de contar con fondos básicos fiables y prioriza su compromiso con ONU Mujeres asegurando el pronto pago de los fondos para recursos básicos, también proporciona recursos complementarios estratégicos. La variedad de ámbitos temáticos y geográficos respaldados por Noruega, desde el liderazgo y la participación política de las mujeres en África meridional hasta la medición del impacto del cambio climático en las mujeres y sus medios de vida en Bangladesh, refleja la consonancia que tienen las prioridades de Noruega en cuanto a desarrollo con el mandato de ONU Mujeres.

Asimismo, Noruega es un importante defensor de la integración de la igualdad de género en los procesos de reforma de las Naciones Unidas y respalda el trabajo de ONU Mujeres para mejorar la coordinación de la igualdad de género en el sistema de las Naciones Unidas.

Noruega es el segundo donante agregado de ONU Mujeres en importancia y sigue proporcionando ayuda fundamental tanto a fondos básicos como complementarios. Entre 2011 y 2018, Noruega ha proporcionado una contribución agregada de 203,6 millones de USD a ONU Mujeres. En 2018, Noruega fue el sexto donante de recursos básicos con 10,8 millones de USD y el tercer Gobierno donante de recursos totales con 25,4 millones de USD.

El apoyo de Noruega al trabajo de ONU Mujeres en cuestiones como la participación de las mujeres en los procesos de paz y la consolidación de la paz, el empoderamiento económico y la integración de una perspectiva de género en la resiliencia al clima sigue siendo vital para respaldar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Esta asociación sigue creciendo e influyendo en las vidas de las mujeres y las niñas a medida que nos esforzamos por garantizar que nadie quede atrás.

Logros de esta colaboración

Martha Alicia Benavente. Photo: UN Women/Ryan Brown

Desde mi perspectiva: “Puedo construir una lámpara solar en veinte minutos”
Martha Benavente, de Tucurú, un pequeño municipio de Guatemala, se capacitó durante seis meses para convertirse en ingeniera solar y ahora desborda energía. No ve el momento de empezar a construir lámparas solares para que su comunidad tenga por fin energía sostenible. Una lámpara solar podría venderse hasta por 200 quetzales, una oportunidad de negocio muy lucrativa para una mujer en un sector tradicionalmente dominado por hombres.

Captain Anaseini Navua Vuniwaqa of the Republic of Fiji Military Forces. Photo: UN Women/Caitlin Gordon-King

Preparadas para el despliegue del mantenimiento de la paz con una perspectiva de género
El Curso para mujeres oficiales del ejército, que tiene como propósito subsanar la brecha de género en los esfuerzos de las Naciones Unidas por el mantenimiento de la paz, es un curso de dos semanas organizado por ONU Mujeres y entidades asociadas que proporciona capacitación especializada para mujeres oficiales del ejército de todo el mundo, a fin de crear una red internacional de mujeres capacitadas para el mantenimiento de la paz.

Awareness raising session on early marriage held at the Jordanian Women's Union center in Hitteen supported by UN Women, UNFPA and UNICEF with the generous support of the Kingdom of Norway. Photo credits: UN Women/ Christopher Herwig

Las sobrevivientes encuentran esperanza en los centros para mujeres de Jordania
A sus 16 años, Maysam Hamed fue a parar a la cárcel de mujeres de Jordania. Su crimen: huir del maltrato que sufría en casa de su padre y encontrarse en la calle, hasta que las autoridades la colocaron bajo detención administrativa. A partir de entonces entró en un ciclo de maltrato del que finalmente Hamed ha podido liberarse con el apoyo continuo de un programa conjunto multisectorial de ONU Mujeres, el UNICEF, el UNFPA y la Unión de Mujeres de Jordania.

Rayanne Cristine Maximo Franca. Photo: UN Women

Desde mi perspectiva: “Es hora de que el mundo escuche nuestra voz”
Rayanne Cristine Máximo França es una joven activista indígena de Brasil. A los 17 años dejó su hogar y, desde entonces, no ha cesado en su labor incansable en defensa de los derechos y el reconocimiento de las jóvenes indígenas.

Aisulu Jenalieva. Photo: UN Women/Aijamal Duishebaeva

En palabras de Aisulu Jenalieva: “Las mujeres pueden tener más libertad y los hombres pueden compartir el trabajo doméstico” (en inglés)
Aisulu Jenalieva, de 48 años de edad, ha pasado de ser la mujer abandonada de un trabajador migrante, sin medios para mantener a su familia, a liderar un grupo de autoayuda y una cooperativa que dirige la primera planta de producción de productos lácteos del distrito de Jirgatol, Tayikistán. Toda su perspectiva ha cambiado desde que participó en el proyecto.