Socio destacado: Reino Unido

Reino Unido

El Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte ha sido uno de los cinco donantes principales de ONU Mujeres desde que se creó la organización en 2011. El Reino Unido suele dar prioridad a los fondos básicos de ONU Mujeres y completa esta aportación con fondos complementarios (asignados a programas) en ámbitos temáticos estratégicos que están en consonancia con sus prioridades para el desarrollo, como, por ejemplo, la paz y la seguridad.

El Reino Unido adopta un enfoque que abarca todas las instancias gubernamentales para incorporar la igualdad de género en sus políticas y sigue siendo un firme promotor de ONU Mujeres y del trabajo que realiza para cambiar normas y transformar vidas. Gracias al respaldo de este Gobierno aliado, ONU Mujeres tiene flexibilidad para centrarse en implementar sus planes estratégicos y garantizar que su trabajo impulse el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible así como de otros compromisos normativos como, por ejemplo, la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. Los fondos del Reino Unido han proporcionado una parte significativa de los recursos básicos que ONU Mujeres necesita para llevar a cabo el trabajo fundamental de su mandato.

Entre 2011 y 2018, el Reino Unido ha proporcionado una contribución agregada de 184,8 millones de USD a ONU Mujeres. En 2018, el Reino Unido fue el segundo mayor contribuyente total de ONU Mujeres con 28,4 millones de USD y el tercer mayor donante de recursos básicos con 15,9 millones de USD.

En febrero de 2016, el Reino Unido y ONU Mujeres firmaron un acuerdo marco para facilitar una gestión más eficiente de los fondos complementarios para programas específicos respaldados por el Reino Unido. A fecha de 2018, el Reino Unido ha empezado a utilizar el modelo de pago en función de los resultados, mediante el cual el 30 por ciento de los fondos básicos de ONU Mujeres está sujeto al logro de hitos y metas acordados mutuamente.

La asociación entre el Gobierno del Reino Unido y ONU Mujeres defiende que las mujeres gocen de empoderamiento económico y de oportunidades para el liderazgo y la participación, que se eliminen todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, que la educación de las niñas sea una prioridad, y que los derechos y la salud en materia sexual y reproductiva sean universales, y con este fin realiza los esfuerzos necesarios.

Logros de esta colaboración

Por la recuperación de las mujeres agricultoras en Dominica
Seis meses después de que el huracán de categoría 5 azotara a este pequeño país insular, la evaluación de ONU Mujeres demuestra que lo que desean las mujeres es asistencia para recuperarse y volver al trabajo, y no simples ayudas económicas.

Ayah al-Wakil, a lawyer working at the Palestinian Centre for Human Rights in Gaza Strip. Photo: UN Women/Eunjin Jeong

El día a día de la defensa de sobrevivientes en el tribunal islámico: Ayah al-Wakil está decidida a que ninguna mujer quede atrás
Ayah al-Wakil es una abogada que trabaja en el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en la Franja de Gaza. Desde 2015 su rutina matutina ha consistido en acudir al tribunal islámico cada día para presentar demandas en nombre de sobrevivientes de la violencia. En noviembre de 2015, fue una de las cuatro abogadas seleccionadas para participar en una capacitación en el Centro Palestino para los Derechos Humanos respaldada por un programa conjunto de ONU Mujeres y el PNUD para defender los derechos de las mujeres en los tribunales islámicos.

Paulina Epung'u collects water in Turkana county. Photo: UN Women/Kennedy Okoth

En las comunidades rurales de Kenya, las mujeres son las más afectadas por la sequía
En el condado de Turkana, en el norte de Kenya, Paulina Epung’u camina durante kilómetros y hace cola en puntos de abastecimiento de agua habitualmente. Como consecuencia de las desigualdades de género, las mujeres como Epung’u son quienes se ven más afectadas por el impacto de la sequía en curso en la región. ONU Mujeres colabora con la Autoridad de Gestión de la Sequía de Kenya para garantizar que todas las intervenciones que abordan la sequía tengan en cuenta las vulnerabilidades específicas de las mujeres y las niñas.

Rosalina Moniz in her self-help group’s garden, one of the few places in the region for certain varieties of vegetables. Photo: UN Women/Aisling Walsh

En Timor-Leste, se siembran semillas y se recogen ingresos e independencia (en inglés)
Rosalina Moniz, una mujer resuelta de unos 50 años de edad del oeste de Timor-Leste, ha sobrevivido a años de violencia doméstica. Solía pensar que no había salida. Pero tras unirse a un grupo de autoayuda de su comunidad, todo cambió. Gracias a los grupos de autoayuda, los subsidios y los huertos, las viudas, las madres solteras y las sobrevivientes de violencia van ganando independencia económica en el Timor-Leste rural.