Trabajo remunerado, empoderamiento de las mujeres y crecimiento inclusivo: transformación de las estructuras de restricciones

Autores/editores: Naila Kabeer, con la colaboración de Ragui Assaad, Akosua Darkwah, Simeen Mahmud, Hania Sholkamy, Sakiba Tasneem y Dzodzi Tsikata, y con la asistencia de Munshi Sulaiman en el apartado estadístico

Partiendo de datos de encuestas de hogares recogidos en Egipto, Ghana y Bangladesh en el marco del Research Partners’ Consortium del programa Pathways of Women’s Empowerment, este informe ofrece información sobre las vías, en términos de asignación de recursos, que fomentan el papel de las mujeres y, por consiguiente, contribuyen a la inclusividad del proceso de crecimiento económico.

Además, analiza el grado en que en estos tres contextos nacionales la estructura de oportunidades económicas, producto de la estrategia de crecimiento de un país, se ha traducido en impactos positivos en las vidas de las mujeres. Resumidamente, los resultados indican que el crecimiento económico por sí solo no promueve la igualdad de género. En lugar de ello, a menos que los patrones de crecimiento generen empleos de calidad razonable para las mujeres, la medida en que se consiga una mayor igualdad de género dependerá de las acciones del Estado y de la sociedad civil.

A su vez, la igualdad de género tiene el potencial de contribuir al crecimiento inclusivo cuando se alcanza en la educación, el empleo y otros recursos valiosos. Concretamente, el acceso de las mujeres a recursos valiosos, como el trabajo decente y la educación superior, puede tener implicaciones distributivas positivas en cuanto al crecimiento.

El informe resalta tres grandes áreas de intervención necesarias para transformar las limitaciones específicas de género que excluyen a las mujeres del mercado laboral o las relegan a actividades mal remuneradas. Crear un entorno normativo más propicio requerirá, entre otras cosas, abordar la legislación discriminatoria, como las leyes de herencia, y promover una legislación que trate de lograr la paridad económica entre mujeres y hombres, como la relativa a ayuda pública a la licencia de maternidad.

Las políticas de protección social también son importantes. Ayudan a mujeres y hombres a hacer frente a varios tipos de riesgos e inseguridades asociados a la globalización, y a recuperarse de ellos. El potencial de transformación de género de una estrategia de crecimiento inclusiva se puede incrementar si, por ejemplo, se prevén sistemas de cuidado infantil para mujeres que participen en estos programas o se establecen cuotas para garantizar la participación de mujeres.

Por último, contribuir a la capacidad organizativa de las mujeres les puede otorgar más voz e influencia en su lucha por satisfacer sus propias necesidades y defender sus intereses y prioridades, así como una mayor capacidad para eliminar las barreras que impiden el progreso de las mujeres. Este respaldo puede ayudar a las mujeres a convertirse en poderosos agentes de transformación social.

Consulta en línea:

PDF version: Versión completa

Parte I | Parte II | Parte III

Información bibliográfica

Tipo de publicación: Assessments

Oficina de ONU Mujeres involucrada en la producción: UN Women Headquarters

Año de publicación: 2013

Número de páginas: 108