Yo soy la Generación Igualdad: Racha Haffar, activista contra la trata

Miles de millones de personas de todo el mundo se sitúan en el lado correcto de la historia todos los días. Alzan la voz, se comprometen, se movilizan y llevan a cabo grandes y pequeñas acciones para promover los derechos de las mujeres. Esta es la Generación Igualdad.

Fecha: miércoles, 13 de noviembre de 2019

Yo soy la Generación Igualdad
Racha Haffar, member of UN Women’s Beijing+25 Youth Task Force, talks about why she is part of #GenerationEquality. Photo: UN Women/Ryan Brown
Racha Haffar. Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown

Yo soy la Generación Igualdad porque…

Quiero crear un mundo mejor en el que todas las personas vivan en igualdad de condiciones y sean respetadas, independientemente de su género, sexo y orientación sexual. No puedo creer que estemos en el siglo XXI y que sigamos luchando por la igualdad de género. ¡Tenemos que aplastar el patriarcado!

Tres cosas que puedes hacer hoy para detener la trata de seres humanos:

Soy mitad siria y mitad tunecina, nacida y criada en Dubái. Creciendo en una sociedad conservadora, me di cuenta de que los hombres a mi alrededor, incluso mis hermanos, tenían la libertad de vivir sus vidas como quisieran, pero no era lo mismo para mí o para otras chicas. Sentí la necesidad de resistir desde que era niña.

Quería que las niñas tuvieran el poder de vivir su vida de la mejor manera posible.

Cuando obtuve una beca para estudiar en Inglaterra y necesité algo de dinero extra, solicité trabajos de au-pair en línea. Empecé a recibir ofertas de familias que podían requerir mis servicios. Me dijeron que les encantaba mi perfil, que fuese lo antes posible, que enviase mis documentos y que el abogado se encargaría de todo.

Cuando pedí realizar una videoconferencia con la familia, me dijeron que las niñas y niños a los que se suponía que debía cuidar estaban demasiado ocupados. Sabía que algo iba mal.

Yo era una privilegiada, tenía acceso a educación y a Internet. Investigué en línea y vi las escalofriantes historias de cómo se trafica con niñas de todas las edades.

Pero millones de niñas viven en la ignorancia, especialmente en las zonas rurales, donde no tienen acceso a Internet y ni siquiera conocen los riesgos. Centré mi investigación para la maestría en el tema de la trata de mujeres y en 2016 creé la primera organización contra la trata en Túnez.

La Plataforma de Acción de Beijing sigue siendo pertinente y aún no se han abordado nuevos desafíos

En la región árabe, no hay muchos países que se ocupen de la trata de seres humanos. Túnez cuenta ahora con una ley contra la trata de seres humanos y un Comité Nacional contra la Trata de Seres Humanos. Egipto tiene algunas organizaciones que trabajan en el tema, y se está trabajando en Jordania y el Líbano. Aunque hay millones de víctimas, no veo que exista un sentido de urgencia para prevenir este crimen.

SDG color stripe

“Quiero que las niñas tengan el poder de vivir su vida de la mejor manera posible”

SDG color stripe

También es necesario prestar más atención a las mujeres refugiadas y migrantes. Ha habido tantas guerras en la región... y muchas mujeres son las víctimas. La mayoría de los países de la región no tienen leyes que protejan a las mujeres refugiadas y migrantes.

A la hora de tomar medidas, todo el mundo tiene un papel que desempeñar

El mayor problema de la trata de seres humanos es la falta de conciencia. Todos los días, nos podemos cruzar con una víctima, pero no la identificamos porque no sabemos cómo leer las señales. Muchas sobrevivientes que conocí sabían que algo malo les había pasado, pero no tenían un nombre para ello.

La trata de seres humanos debe ser un tema que se enseñe en las escuelas, del que se hable en las noticias. Es uno de los delitos más rentables y las cifras van en aumento.

La juventud puede hacer mucho para tomar medidas contra la trata de seres humanos. No te sientes y esperes a que algo suceda. Primero, comunícate con una organización de tu comunidad local y apoya sus esfuerzos. Exhorta a tus gobiernos a que ratifiquen el Protocolo de Palermo y creen sus propias leyes nacionales o locales que respondan a los problemas de la trata de seres humanos en su contexto local.



Racha Haffar, de 30 años de edad, es una galardonada activista por los derechos de las mujeres de Túnez, y fundadora y presidenta de “Not 4 Trade”, la primera ONG contra la trata de seres humanos en Túnez. Es miembro del Grupo de trabajo de jóvenes para Beijing+25 de ONU Mujeres. 

Más historias de “Yo soy Generación Igualdad” ►