Asia y el Pacífico

En la región de Asia y el Pacífico se encuentran algunas de las economías más poderosas del mundo, pero también dos tercios de los habitantes más pobres del planeta. Se trata de una región con una enorme diversidad política y cultural, entre otros aspectos, si bien se enfrenta a algunos desafíos comunes derivados de las acusadas diferencias socioeconómicas existentes, inclusive desde el punto de vista del género. Numerosos países han asumido compromisos formales en materia de igualdad de género, pero el cumplimiento de estos compromisos se ve debilitado por varios factores, desde la escasez de recursos hasta diversas incoherencias en la ratificación de leyes, pasando por los trastornos provocados por los desastres naturales.

Las mujeres representan cerca de la mitad del total de empresarias/os de Asia, un aspecto que sin duda está resultando crucial para el fuerte auge económico que vive el continente. Con la excepción de Asia Oriental, sin embargo, su tasa de desempleo es superior a la de los hombres, llegando casi a duplicar la tasa media mundial. En la mayoría de los países, la migración sigue constituyendo un medio esencial para garantizar los medios de subsistencia. Las trabajadoras migrantes a menudo igualan o superan en número a los hombres que migran por motivos laborales. Pese a lo anterior, al igual que sucede en el caso del empleo en general, muchas de ellas terminan en empleos con baja remuneración y sin protección alguna, sobre todo en el sector del trabajo doméstico y de cuidado de otras personas.

Nuestras soluciones

A través de su oficina regional en Bangkok y de una serie de oficinas en los países, así como de otras que trabajan para varios países, ONU Mujeres cuenta ya con un amplio historial de apoyo a los gobiernos y a los movimientos de mujeres. Defendemos la armonización de los marcos jurídicos y de los procesos electorales con el objetivo de aumentar la participación de las mujeres en la toma de decisiones, tanto en la esfera política como en otros ámbitos. Prestamos asistencia de cara a la adopción de medidas de reforma legislativa encaminadas a acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas, incluyendo los mercados y las ciudades, y ayudamos a ampliar los servicios prestados a las/os sobrevivientes así como a garantizar la aplicación de las leyes en vigor.

Nuestros programas de empoderamiento económico buscan ofrecer mayor seguridad a los grupos de mujeres marginadas, que engloban a trabajadoras a domicilio, mujeres migrantes o rurales, vendedoras ambulantes y mujeres vulnerables al cambio climático y los desastres naturales. Una iniciativa regional dirigida a las trabajadoras migrantes hace hincapié en el acceso a la justicia, la gestión de la migración para abordar las diferencias entre mujeres y hombres y la aplicación de las normas internacionales de protección a las mujeres migrantes con independencia del tipo de trabajo que realicen.

Otros programas que se llevan a cabo en Asia y el Pacífico incluyen la colaboración con las mujeres en sus esfuerzos por participar en las iniciativas de paz y en los trabajos de reconstrucción, y presionan en favor de la adopción de disposiciones de igualdad de género que resultan esenciales para mitigar y responder ante los desastres naturales. Con el fin de fomentar que la planificación pública y los presupuestos sean sensibles al género, apoyamos los esfuerzos dirigidos a supervisar los diferentes efectos que ejercen las elecciones presupuestarias y de políticas sobre las mujeres y los hombres.

Video
Featured Video
Bro Thats Not OK

Violence against women is no laughing matter. UN Women, in support of the UNiTE Campaign to End Violence against Women, is reaching out to young men and boys in Asia to raise awareness and fight against acceptability and tolerance of violence against women. The message is simple: When it comes to violence against women, there is no grey zone. BRO, IT’S NEVER OK.