Respuesta a emergencias

Durante las crisis, como los conflictos o los desastres, las mujeres suelen sufrir adversidades extremas, como mayor violencia e inseguridad, movilidad restringida y más responsabilidades relativas al cuidado, las tareas domésticas y los medios de vida.

Los esfuerzos de socorro internacional van destinados a ayudar a todas las personas afectadas. Sin embargo, cuando se basan en las normas culturales y el papel que desempeña la mujer en la sociedad, pueden incrementar la inseguridad y provocar un retroceso en los avances que ya habían logrado las mujeres. Las respuestas humanitarias efectivas, al igual que las crisis, pueden no ser neutrales en cuanto al género.

Esto implica trabajar de forma proactiva con las y los agentes humanitarios para garantizar que sus planes de respuesta a emergencias integren de forma adecuada la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; que también se consulte a las mujeres y las niñas para comprender y abordar sus necesidades y vulnerabilidades; que las cuestiones de género se incorporen de manera generalizada en las evaluaciones humanitarias, los informes y las herramientas de seguimiento; y que se incluya a expertos en materia de género en los equipos humanitarios que responden a las crisis.

Nuestras soluciones

Entre las funciones desempeñadas por ONU Mujeres en crisis humanitarias recientes, se incluyen:

  • En los países de África occidental afectados por la crisis del ébola, ONU Mujeres ha respaldado los esfuerzos de sensibilización y defensa de los intereses para fomentar la comprensión acerca de las dimensiones de género del brote y su importancia para ayudar a frenar la propagación del ébola y atenuar sus repercusiones. Esto se ha desarrollado principalmente en Liberia y Sierra Leona, donde ONU Mujeres pronto desplegará personal experto en cuestiones de género y acción humanitaria para respaldar la respuesta actual.
  • En Sudán del Sur, ONU Mujeres estableció centros para mujeres y niñas en las instalaciones para la protección de civiles de Juba, con el fin de proporcionar espacios seguros donde las mujeres pudieran reunirse con frecuencia para conocerse, compartir inquietudes, debatir problemas y buscar ayuda. En alianza con una ONG local, ONU Mujeres ofrece también capacitación en habilidades vocacionales, alfabetización, derechos humanos, prevención de la violencia de género, fomento de la paz y reconciliación.
  • Como apoyo a los esfuerzos humanitarios para las y los refugiados sirios, ONU Mujeres ha establecido Centros Oasis para mujeres y niñas en el campo de Zaatari en Jordania, capaces de ofrecer protección continua e intervenciones de violencia de género, además de apoyo psicológico, educación y actividades recreativas. Los programas de formación profesional y trabajo remunerado también incrementan su independencia económica y su estatus social.
  • En Palestina, ONU Mujeres ha apoyado al organismo de organizaciones de mujeres mediante talleres y debates para garantizar que las mujeres puedan participar en la coordinación y la planificación de la respuesta humanitaria. Las evaluaciones de las necesidades de género y los debates en grupos de discusión de ONU Mujeres han revelado que las voces de las mujeres siguen sin llegar a los organismos humanitarios, por lo que las mujeres y las niñas se sienten marginadas en las respuestas humanitarias.
  • En Kenya, tras los cursos impartidos por ONU Mujeres y la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, los agentes humanitarios revisaron los planes de preparación para emergencias para garantizar una integración más adecuada de la igualdad de género como aspecto fundamental. Se modificaron las herramientas de evaluación rápida inicial de Kenya para mejorar la recopilación de datos desglosados por sexo y edad. Se estableció un equipo nacional compuesto por 23 expertas y expertos de reserva en materia de igualdad de género, violencia de género y preparación, que ha formado a más de 300 agentes humanitarios en centros de toda la región. ONU Mujeres también colabora con socios para brindar oportunidades de subsistencia, acceso a la justicia y apoyo psicológico a las refugiadas del campo de Dadaab.
  • En Malí, con el fin de incrementar el empoderamiento económico de las mujeres desplazadas, ONU Mujeres trabaja a través de 20 casas para mujeres donde las mujeres pueden reunirse y colaborar. Unas 1.831 mujeres se han beneficiado de financiamiento para proyectos en apoyo de los medios de vida en Mopti, Tombuctú, Gao, Kidal y Bamako.
  • En Haití, tras el terremoto de 2010, ONU Mujeres trabajó para reforzar la seguridad y garantizar una respuesta humanitaria y una recuperación temprana sensibles al género. El Gobierno, ONU Mujeres y otros socios establecieron medidas para evitar la violencia de género y responder a las necesidades de las mujeres en los campos, proporcionar servicios, incluidos refugios temporales para las sobrevivientes de casos de violencia y sus familias, y crear actividades de generación de ingresos para jóvenes y mujeres. ONU Mujeres también contribuyó a reorganizar cómo se distribuían los alimentos (porque las evaluaciones iniciales indicaban que las mujeres sufrían asaltos tras recibir comida) y alentó a los vendedores callejeros a proporcionar comida a un determinado número de familias vulnerables.
  • Tras las inundaciones de Fiji en 2012, la evaluación de cuestiones de género de ONU Mujeres puso de manifiesto que la respuesta no había abordado correctamente los asuntos de género. En consecuencia, los socios identificaron las lagunas y el Gobierno y el Grupo de las Naciones Unidas sobre Cuestiones de Género solicitó que se impartiera formación sobre asuntos de género en las acciones humanitarias. Con el apoyo de ONU Mujeres, el Ministerio de la Mujer desarrolló los Procedimientos Operativos Estándar para la Violencia de Género, con consideraciones específicas para situaciones humanitarias. La Oficina Nacional de Gestión de Desastres de Fiji estableció un Grupo de Protección y, con la asistencia técnica de ONU Mujeres, desarrolló Directrices para Centros de Evacuación con el fin de garantizar la protección de mujeres y niñas.
Publicación destacado
Las mujeres en la acción humanitaria

A woman refugee in Burundi.

Antes de la Cumbre Mundial Humanitaria a finales de este mes, destacamos el trabajo continuo de ONU Mujeres para garantizar que las mujeres participan en pie de igualdad y como agentes de cambio en la acción humanitaria. Lea más

Tutorial en línea

UN Conference on Disaster Risk Reduction logo
 

Disaster risk reduction tutorial

Este tutorial en línea gratis pretende ayudar a las y los futuros delegados a la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres en Sendai, Japón en marzo 2015 a comprender, diseñar y adoptar un nuevo acuerdo marco. Haga clic aquí para registrarse.