ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Acceso a la justicia

La epidemia del VIH aumenta las violaciones de los derechos humanos de las mujeres así como su vulnerabilidad ante el VIH. Asimismo, los derechos a la salud sexual y reproductiva pueden no contar con la protección necesaria y puede faltar medidas para abordar los vínculos entre la violencia de género y el VIH. Cuando las mujeres no pueden reclamar derechos de herencia y propiedad, es posible que pierdan la tierra y el cobijo que resultan vitales para su supervivencia, como en los casos en que los familiares varones mueren de SIDA. La legislación o la ausencia de ella, unas prácticas jurídicas sesgadas y consuetudinarias, unos servicios jurídicos limitados y la falta de sensibilización sobre los derechos pueden interponerse en el camino de las mujeres afectadas por el VIH que desean obtener justicia y acceder a ella. Las leyes penales pueden impedir a las mujeres buscar servicios de prevención, tratamiento y atención sobre el VIH.

Nuestras soluciones

Una estrategia fundamental de ONU Mujeres para ampliar el acceso a la justicia es promover el empoderamiento legal de las mujeres que viven con el VIH o se ven afectadas por él, incluyendo a través de nuevos conocimientos, habilidades y servicios. En África subsahariana, por ejemplo, una asociación con la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional ha otorgado subvenciones a 20 pequeñas iniciativas de base que trabajan en materia de derechos de las mujeres a la propiedad y la herencia. En nueve países, la iniciativa ha capacitado y sensibilizado a más de 650 líderes de comunidad, 650 asistentes legales y 9.000 miembros de la comunidad acerca de la defensa de los derechos de las mujeres a la propiedad y la herencia en virtud de las leyes constitucionales y consuetudinarias, en ámbitos como el registro de tierras, la planificación de la sucesión y la redacción de testamentos. Esto ha ayudado a incrementar la accesibilidad y disponibilidad de los servicios jurídicos y mejorar los conocimientos de las mujeres sobre leyes.

En Zimbabwe, un socio de ONU Mujeres, Women and Law in Southern Africa Research and Education Trust, gestiona consultorios móviles de asistencia jurídica que viajan a zonas marginadas rurales y urbanas para llegar a mujeres afectadas por el VIH que saben muy poco sobre leyes y no pueden pagar asesoramiento legal. Estos consultorios les ayudan a entender sus derechos legales y aprender habilidades críticas, como redactar e inscribir un testamento. Para seguir ampliando la información, 18 círculos de empoderamiento reúnen periódicamente a las mujeres para que se apoyen mutuamente al compartir lo que han aprendido. Las mujeres que se desplazan hasta el Tribunal Supremo y el Tribunal de Magistrados de Harare disponen ahora de centros de ayuda especializados.

En Tanzanía, la Organización para el desarrollo de mujeres masáis ha capacitado a las autoridades responsables del registro de la propiedad del distrito en cinco aldeas sobre la elaboración de documentos de registro de tierras disponibles para mujeres. Hasta la fecha, 500 mujeres han solicitado el título de propiedad de la tierra a su nombre; en una aldea se otorgaron 200 parcelas a mujeres.

Como parte de la mejora general del acceso a la justicia de las mujeres afectadas por el VIH, ONU Mujeres ayuda a los países a desarrollar mayores capacidades para incorporar la cuestión en medidas destinadas a poner en práctica la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. La capacitación sobre la convención para mujeres líderes seropositivas en Indonesia, por ejemplo, ha ayudado a las/os defensoras/es de las cuestiones de la mujer a articular la perspectiva de género como parte del examen de la planificación nacional sobre el VIH. Como resultado, la Estrategia Nacional y el Plan de Acción sobre VIH y SIDA 2010–2014 de Indonesia destaca la atención a las mujeres y hace hincapié en el papel de los hombres en la respuesta al SIDA, también a través de los cuidados. El informe subsiguiente de Indonesia presentado al Comité de la Convención proporcionó datos sobre las mujeres y el VIH, así como información sobre el estigma, la prevención, el tratamiento y el conocimiento sobre el VIH.