Crear espacios públicos seguros

El acoso sexual y otras formas de violencia sexual en el espacio público es algo que ocurre a diario en la vida de mujeres y niñas de todo el mundo: en zonas urbanas y rurales, en países desarrollados y en vía de desarrollo.

Las mujeres y las niñas son y temen ser objeto de distintas formas de violencia sexual en el espacio público, desde comentarios sexuales no deseados y manoseos, hasta violaciones y femicidios. Ocurre en la calle, en el transporte público, la escuela y el lugar de trabajo y sus inmediaciones, en el parque, en las instalaciones de saneamiento público y en los puntos de distribución de agua y alimentos.

Esta realidad reduce la libertad de movimiento de las mujeres y las niñas y su capacidad de participar en la escuela, el trabajo y la vida pública. Limita su acceso a los servicios esenciales y el disfrute de oportunidades culturales y de ocio. Asimismo, repercute negativamente en su salud y bienestar.

Pese a que actualmente la violencia en el ámbito privado se reconoce ampliamente como una violación de derechos humanos, la violencia contra mujeres y niñas, en especial el acoso sexual en el espacio público, sigue siendo un problema en gran medida desatendido, con pocas leyes o políticas para acometerla y prevenirla.

Nuestras soluciones

La iniciativa insignia mundial de ONU Mujeres “Ciudades Seguras y Espacios Públicos Seguros” descansa en nuestro programa mundial “Ciudades Seguras Libres de Violencia contra las Mujeres” que fuera lanzado en noviembre de 2010 con destacadas organizaciones de mujeres, organismos de Naciones Unidas y más de 70 aliados del ámbito mundial y local. Se trata del primer programa mundial en su tipo que diseña, aplica y evalúa herramientas, políticas y enfoques integrales de prevención y respuesta al acoso sexual y otras formas de violencia sexual contra mujeres y niñas en diferentes escenarios.

La iniciativa comenzó con los programas inaugurales de Quito, Ecuador; El Cairo, Egipto; Nueva Delhi, India; Port Moresby, Papua Nueva Guinea; y Kigali, Rwanda, y en la actualidad se extiende a más de 20 ciudades.

La iniciativa mundial de ONU Mujeres Ciudades Seguras y Espacios Públicos Seguros continúa generando múltiples resultados innovadores a través de las alianzas establecidas con alcaldías, gobiernos nacionales, grupos de mujeres y otros aliados comunitarios.

La Alcaldía de Quito, por ejemplo, ha reformado una ordenanza municipal para reforzar la lucha contra el acoso sexual en los espacios públicos.

En El Cairo, el Ministerio de Vivienda, Servicios y Desarrollo Urbano de Egipto adoptó las caminatas exploratorias para orientar la planificación urbana y más de 100 jóvenes agentes de cambio (50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres) están participando y encabezan actividades de transformación en escuelas y otros espacios de los sitios de intervención del programa para promover relaciones de género respetuosas, la igualdad de género y la seguridad en el espacio público.

El distrito de la capital nacional de Port Moresby ha adoptado medidas para mejorar la seguridad de las mujeres en los mercados locales, incluida la asignación de presupuesto para garantizar que se consideren las necesidades de mujeres y hombres en todos los departamentos municipales.

Haga una Donacion Para poner fin a la violencia contra las mujeres
Vídeo
Vídeo
Iniciativa Global Ciudades Seguras de ONU Mujeres

Este video documenta historias de éxito conseguidas desde que se lanzó en 2010 la Iniciativa Global Ciudades Seguras de ONU Mujeres. 21 ciudades ya se han sumado a la iniciativa y las adhesiones siguen. Están implementando enfoques innovadores, duraderos, y adaptados a las realidades locales para prevenir y responder al acoso sexual y cualquier forma de violencia contra las mujeres en los espacios públicos.

Safe Cities