ONU Mujeres - Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres

Creando espacios públicos más seguros

Tanto en zonas urbanas como rurales, en países desarrollados como en países en desarrollo, las mujeres y las niñas se enfrentan diariamente al acoso sexual y a otras formas de violencia en los espacios en los que desarrollan su vida cotidiana.

Mujeres y niñas sufren y temen varios tipos de violencia sexual en los espacios públicos—desde el acoso sexual a agresiones sexuales incluyendo la violación y el femicidio. Ocurre en calles, en el transporte público y en parques, dentro y alrededor de escuelas y lugares de trabajo, en baños públicos y en lugares de distribución de agua y alimentos, o en sus propios vecindarios.

Esta realidad reduce la libertad de movimiento de mujeres y niñas. Reduce su posibilidad de acudir a la escuela o al trabajo y a participar plenamente en la vida pública. Limita su acceso a servicios esenciales y a disfrutar de oportunidades culturales y de ocio. También impacta negativamente en su salud y en su bienestar.

A pesar de que la violencia en el ámbito privado es universalmente reconocida como una violación de derechos humanos, la violencia contra mujeres y niñas, y especialmente el acoso sexual en espacios públicos, continúa siendo un tema desentendido con insuficientes leyes y políticas para prevenirlo y abordarlo.

Nuestras soluciones

La Iniciativa Mundial de Ciudades Seguras de ONU Mujeres incluye dos principales programas. En 2010, junto con ONU-Hábitat y 50 asociados globales y locales, pusimos en marcha el Programa Mundial de “Ciudades Seguras, Libres de Violencia contra las Mujeres y las Niñas” en Quito (Ecuador), El Cairo (Egipto), Nueva Delhi (India), Port Moresby (Papúa Nueva Guinea) y Kigali (Rwanda). Es el primer programa global con un enfoque comparativo entre regiones que desarrolla, implementa y evalúa herramientas, políticas y enfoques integrales para la prevención y respuesta al acoso sexual y otras formas de violencia sexual contra las mujeres y niñas en diferentes entornos.

En 2011, ONU Mujeres, ONU-Hábitat y UNICEF lanzó el programa conjunto “Ciudades seguras y sostenibles para todos” en Río de Janeiro (Brasil), San José (Costa Rica), Tegucigalpa (Honduras), Nairobi (Kenia), Beirut (Líbano), Marrakech (Marruecos), Manila (Filipinas) y Duchanbé (Tayikistán).

La Iniciativa Mundial de Ciudades Seguras de ONU Mujeres ha generado una serie de resultados innovadores a través de las alianzas establecidas con las alcaldías, los gobiernos nacionales y las organizaciones de la sociedad civil y otros socios comunitarios. El Ayuntamiento de Quito, por ejemplo, ha modificado una ordenanza local para reforzar la lucha contra el acoso sexual en los espacios públicos. Nueva Delhi ha integrado las orientaciones del programa “Ciudades seguras” en sus programas de protección social, y el Ministerio de Vivienda, Servicios Públicos y Desarrollo Urbano de Egipto llevó a cabo auditorías del nivel de seguridad del que disfrutan las mujeres con el fin de orientar la planificación urbana. El Distrito de la Capital Nacional de Port Moresby ha adoptado medidas encaminadas a mejorar la seguridad de las mujeres en los mercados locales.