Reglas y normas mundiales: VIH y SIDA

Existe una serie de reglas y normas acordadas internacionalmente que se refieren a las mujeres y el VIH y el SIDA. Entre las más destacadas se encuentran las siguientes:

  • La Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing hacen un llamado a favor de la participación de las mujeres en políticas y programas sobre el VIH/SIDA; el examen y la enmienda de las leyes que contribuyen a la vulnerabilidad de las mujeres ante el VIH y el SIDA y la aplicación de leyes, políticas y prácticas que protejan a mujeres y niñas contra la discriminación relacionada con el VIH/SIDA; y el fortalecimiento de la capacidad nacional a fin de crear y mejorar las políticas y los programas sensibles al género relacionados con el VIH/SIDA.
  • La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y sus recomendaciones generales contienen importantes disposiciones sustantivas para avanzar en la igualdad de género. Dotan a los Estados partes con herramientas para promover el pleno ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, incluida la elaboración de respuestas nacionales sensibles al género frente al VIH/SIDA.
  • En la Declaración del Milenio, las/os líderes mundiales se comprometieron a detener y comenzar a reducir la propagación del VIH/SIDA de aquí al año 2015. El sexto Objetivo de Desarrollo del Milenio se propone lograr el acceso universal al tratamiento del VIH/SIDA de todas las personas que lo necesitan de aquí a 2010 y detener y comenzar a reducir la propagación del VIH/SIDA de aquí al año 2015.
  • Basándose en la Declaración del Milenio, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) buscan poner fin a la pobreza para 2030 y promover el desarrollo social, la prosperidad económica y la protección del medio ambiente para todos. El Objetivo 3 trata de asegurar una vida saludable y bienestar para todos, e incluye una meta para poner fin al SIDA para el año 2030. El Objetivo 5 trata de lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas. Estos objetivos, junto con todas los demás, son hojas de ruta críticas para abordar las desigualdades de género transversales en la epidemia del VIH.
  • La Declaración de compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2001 recalcó que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son elementos fundamentales para reducir la vulnerabilidad de las mujeres y niñas ante el VIH/SIDA. La Declaración política sobre el VIH/SIDA de 2006 reconoció que la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y la protección de los derechos de las niñas deben ser componentes esenciales de cualquier estrategia exhaustiva de lucha contra la epidemia. En la Declaración política sobre el VIH y el SIDA de 2011: Intensificación de nuestro esfuerzo para eliminar el VIH y el SIDA, los Estados Miembros se comprometieron a aumentar la capacidad de las mujeres y las adolescentes para protegerse del riesgo de infección por el VIH, y a adoptar todas las medidas necesarias para crear un entorno propicio a favor del empoderamiento de las mujeres. En la Declaración política sobre el VIH y el SIDA de 2016: En la vía rápida para acelerar la lucha contra el VIH y poner fin a la epidemia del SIDA para 2030, los Estados Miembros de las Naciones Unidas se comprometieron firmemente a lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas como parte de la estrategia para terminar con la epidemia del SIDA para 2030. La Declaración insta a los Estados Miembros a que apliquen planes estratégicos nacionales sobre el VIH que tengan en cuenta las cuestiones de género; promuevan el liderazgo y la participación de las mujeres en la respuesta al VIH; aborden los puntos en común entre el VIH, la violencia contra las mujeres y las prácticas perjudiciales; y protejan la salud y derechos reproductivos de las mujeres. La Declaración incluye objetivo específico para reducir las nuevas infecciones por el VIH en adolescentes y mujeres jóvenes.
  • Entre las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos sobre la protección de los derechos humanos en el contexto del VIH y el SIDA se encuentra la resolución 16/28. Aprobada en 2011, hace hincapié en garantizar la disponibilidad, accesibilidad y asequibilidad de medicamentos y servicios de atención de salud a las mujeres embarazadas seropositivas. Asimismo, pide a los Estados seguir desarrollando o estableciendo políticas y programas nacionales sensibles al género sobre el VIH/SIDA.
  • La resolución 1983 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas observa la carga desproporcionada que representan el VIH y el SIDA para las mujeres. Insta a los Estados Miembros, las entidades de las Naciones Unidas, las instituciones financieras internacionales y demás instancias interesadas a que apoyen a los sistemas nacionales de salud y las redes de la sociedad civil a fin de prestar asistencia a las mujeres que viven con el VIH o se ven afectadas por él en situaciones de conflicto y posteriores a un conflicto. La resolución 1308 del Consejo de Seguridad, aprobada en 2000, aborda las responsabilidades de las operaciones de mantenimiento de la paz internacional con respecto al VIH y el SIDA.
  • La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas ha aprobado diversas resoluciones concernientes a las mujeres, las niñas y el VIH/SIDA, como la resolución 60/2 aprobada en 2016, entre otras. En 2009 publicó sus conclusiones convenidas sobre el reparto equitativo de las responsabilidades entre mujeres y hombres, incluidos los cuidados prestados en el contexto del VIH/SIDA y, en 2001, sobre la mujer, la niña y el VIH/SIDA