La igualdad de género, protagonista de la Nueva Agenda Urbana

Fecha: viernes, 14 de octubre de 2016

Una mujer en Quito, Ecuador. Foto: ONU Mujeres.
Foto: ONU Mujeres

Las mujeres y la Nueva Agenda Urbana | Publicación

ONU Mujeres en Hábitat III

A principios de la década de 1990, sólo poco más del 42 por ciento de las personas vivía en zonas urbanas. Actualmente, más del 54 por ciento de la población mundial vive en ciudades y está previsto que en el año 2030 este porcentaje aumente hasta el 60 por ciento [1]. El desarrollo sostenible debe garantizar una hoja de ruta para conseguir ciudades sostenibles.

En este contexto, entre el 17 y el 20 de octubre, tendrá lugar Hábitat III, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, en Quito (Ecuador). La última vez que se celebró una conferencia de esta naturaleza —la segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos— fue en 1996, en Estambul. En Hábitat III se reunirán gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y representantes de las Naciones Unidas así como expertas y expertos de todo el mundo para renovar el compromiso político respecto al desarrollo urbano sostenible, evaluar logros y retos emergentes y aprobar la Nueva Agenda Urbana, un documento final concreto y orientado a la acción que establecerá estándares mundiales para el desarrollo urbano sostenible, y en que se reconsiderará la manera en la que construimos, gestionamos y vivimos en las ciudades.

La propia conferencia aplica los principios de la igualdad de género creando un espacio sensible al género y ayudando a las y los participantes a conciliar su trabajo profesional y sus responsabilidades como madres y padres. Por ejemplo, se han abierto dos instalaciones para el cuidado de niñas y niños atendidas por profesionales, una en el recinto de la conferencia y otra en el Centro de Convenciones. Las madres y los padres que asisten a la conferencia pueden dejar allí a sus hijas e hijos durante dos horas de forma gratuita. El recinto de la conferencia también incluye lugares donde cambiar pañales.

Si bien el desplazamiento hacia las ciudades desempeña un papel fundamental en la aceleración del desarrollo —especialmente generando crecimiento económico— no ha sido tan eficaz en otros ámbitos, como, por ejemplo, a la hora de promover la igualdad de género. Actualmente, la mayoría de mujeres que viven en asentamientos urbanos se siguen enfrentando a múltiples dificultades.

Las mujeres y las niñas a menudo temen y sufren la violencia sexual y otras formas de violencia, lo que afecta a sus vidas cotidianas y les impide disfrutar de su libertad así como de la ciudad y de sus espacios públicos. En Londres, un estudio de 2012 reveló que el 43 por ciento de las mujeres jóvenes había sufrido algún tipo de acoso en la calle durante el año 2011, y, en Port Moresby, un estudio de alcance realizado por ONU Mujeres indicó que más del 90 por ciento de las mujeres y las niñas había sufrido algún tipo de violencia sexual al acceder al transporte público [2].

Con frecuencia, los suburbios carecen de infraestructuras y servicios públicos, lo que incluye infraestructuras e instalaciones relacionadas con la salud sexual y reproductiva. Por ejemplo, un análisis reciente de los datos de la Encuesta de Demografía y Salud procedentes de 30 países de ingresos bajos y medianos de África, Asia y América Latina sobre el acceso a servicios neonatales y de maternidad para grupos de diferentes niveles de pobreza reflejó que, en algunos casos, los índices de mortalidad materna, neonatal e infantil en los subgrupos urbanos pobres y marginados pueden ser tanto o incluso más altos que entre la población pobre rural [3].

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible reconoce la relación entre igualdad de género y el desarrollo sostenible urbano. La visión del ODS 11, que insta a lograr ciudades y asentamientos urbanos que sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, está estrechamente vinculada con el ODS 5 sobre la igualdad de género, y no puede alcanzarse sin considerar la vivienda, el transporte, los espacios públicos y los servicios públicos seguros, inclusivos y asequibles para las mujeres y las niñas.

En Hábitat III y en los procesos que la preceden, ONU Mujeres ha defendido y respaldado firmemente la elaboración de la Nueva Agenda Urbana otorgando protagonismo a los derechos de las mujeres, fomentando que todas las partes interesadas aprovechen la oportunidad de modelar ciudades sostenibles, sensibles al género e inclusivas, y que presten su apoyo a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible respetando su auténtica esencia de inclusión e igualdad.

Las mujeres y la Nueva Agenda Urbana

Poner fin a la violencia contra las mujeres, crear ciudades seguras y espacios públicos seguros

La Nueva Agenda Urbana insta a que las ciudades sean lugares seguros, amables y tolerantes para todas las personas, a fin de que éstas puedan vivir y trabajar sin miedo a la violencia o la intimidación. En consonancia con este llamado, la iniciativa emblemática mundial de ONU Mujeres, “Ciudades Seguras y Espacios Públicos Seguros”, basada en el programa “Ciudades Seguras Libres de Violencia contra las Mujeres y las Niñas” presentado en 2010, es el primer programa mundial que elabora, implementa y evalúa herramientas, políticas y enfoques integrales sobre la prevención y la respuesta al acoso sexual y otras formas de violencia sexual contra las mujeres y las niñas en distintos entornos.

Hackers contra el acoso sexual en Filipinas
Como parte de la iniciativa mundial emblemática de ONU Mujeres “Ciudades Seguras”, el programa Metro Manila celebró su primer hackaton en mayo de 2016, para investigar aplicaciones de tecnología móvil que contribuyan a prevenir el acoso sexual y la violencia contra las mujeres y las niñas en lugares públicos.

Marrakech: ciudad segura y amigable para todas y todos
ONU Mujeres y la empresa privada de autobuses ALSA colaboran en Marruecos para integrar la cuestión de la prevención de la violencia sexual en los módulos de capacitación de las conductoras y los conductores de ALSA. Según el acuerdo, las conductoras y los conductores de autobuses y taxis recibirán capacitación y se mostrarán vídeos de sensibilización sobre el acoso sexual en las pantallas de los autobuses.

Quito: una ciudad comprometida con la prevención del acoso sexual en los espacios públicos
En colaboración con ONU Mujeres y muchas partes interesadas locales, como, por ejemplo, mujeres de base y organizaciones de mujeres, redes de transporte público y medios de comunicación, el municipio de Quito se ha comprometido con la prevención y la erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, incluido el acoso sexual en espacios públicos.


Empoderamiento económico

La Nueva Agenda Urbana se compromete a aumentar la productividad económica, el empleo y el trabajo decente para todas y todos, prestando especial atención a las necesidades y el potencial de las mujeres. Asimismo, reconoce la contribución de las mujeres a la economía informal, su trabajo no remunerado y doméstico, y el trabajo de las mujeres migrantes. ONU Mujeres está colaborando con partes asociadas para promover el empoderamiento económico de las mujeres y su capacidad para conseguir trabajos decentes, acumular bienes e influir en las instituciones y las políticas públicas que tienen como fin determinar el crecimiento y el desarrollo.

En el marco de su primera visita a Afganistán, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, participó en un evento de graduación con casi 50 mujeres jóvenes que habían participado en el programa de pasantías de ONU Mujeres. Foto: UNAMA/Fardin Waezi.

Aprovechar el potencial de las mujeres afganas
Un programa de ONU Mujeres imparte capacitación para adquirir habilidades y oportunidades de aprendizaje práctico a graduadas jóvenes en Afganistán con el objetivo de impulsar sus carreras.


En Ecuador, mujeres emprendedoras encuentran esperanza tras el terremoto
En Manabí, una de las provincias más perjudicadas por el terremoto de abril, cerca de 80 mujeres que viven ahora en refugios participaron en un taller de ONU Mujeres para adquirir habilidades relacionadas con el desarrollo empresarial, lo que les permite soñar con la recuperación.

Central Asia Chairwoman

Impulsando la autosuficiencia en Asia Central
Mediante un programa regional sobre migración, más de 5.000 familias de trabajadoras y trabajadores migrantes de Kirguistán y Tayikistán han recibido capacitación, recursos y microcréditos para convertirse en empresarias y empresarios autosuficientes.


Haidara Djeneba Sy. Foto: ONU Mujeres/Coumba Bah.

Desde mi perspectiva: Haidara Djeneba Sy
Haidara Djeneba Sy es una líder religiosa de Yirimadio (Bamako), Malí, que se convirtió en la primera mujer vicepresidenta de la Red Nacional de Jóvenes Musulmanes de Malí. Ahora trabaja para empoderar a las mujeres económicamente y conseguir que sean conscientes de sus derechos.


Liderazgo, gobernanza y ciudades participativas

En consonancia con la Nueva Agenda Urbana y a medida que crecen las ciudades, ONU Mujeres ha trabajado para garantizar que se atiendan las peticiones y las necesidades de las mujeres, que éstas participen equitativamente en la toma de decisiones y que las políticas y los esfuerzos para el desarrollo incluyan una perspectiva de género. ONU Mujeres trabaja para prestar apoyo a las mujeres como agentes clave de la toma de decisiones en todos los ámbitos de la vida.

La participación política de las mujeres gana impulso en Moldova
La colaboración entre ONU Mujeres–PNUD y el gobierno y el parlamento de Moldova contribuyó a la aprobación de una nueva ley el 14 de abril de 2016, la cual, por primera vez, incorporaba cuotas de género para las listas de candidaturas de los partidos y para la composición del consejo ministerial.

Lucía del Socorro Basante.

Desde mi perspectiva: Lucía del Socorro Basante
Lucía del Socorro Basante es una abogada y la única mujer concejal de Pasto, en el departamento de Nariño, Colombia.


Mujeres locales en China luego de emitir sus votos para la elección del Comité del Pueblo. Foto: ACWF.

Las mujeres ganan representación política y liderazgo en la China rural
Con un trabajo a nivel de base, un programa en el país actualmente más poblado del mundo capacitó con éxito a mujeres jóvenes para que se presentaran a las elecciones locales, y desterró las percepciones negativas y las normas discriminatorias que impedían la participación política de las mujeres.

Members of the Uganda Women’s Situation Room, including eminent women of Uganda and Africa, at the official opening on 15 February 2016 at the Sheraton Hotel in Kampala. Photo: UN Women/Nadine Kamolleh.

La Sala de Situaciones de las Mujeres contribuye al proceso electoral en Uganda
La Sala de Situaciones de las Mujeres es un mecanismo de respuesta rápida y alerta temprana contra la violencia que surge antes, durante y después de las elecciones.


El género y el desarrollo institucional

De acuerdo con la Nueva Agenda Urbana, las ciudades seguras, inclusivas y resilientes necesitan servicios públicos que estén distribuidos adecuadamente y que aborden las necesidades específicas de los grupos tradicionalmente marginados, por ejemplo, las mujeres y las y los jóvenes. En particular, la calidad de los espacios públicos configura el carácter de una ciudad. Estos espacios pueden influir en los patrones de delincuencia y violencia contra las mujeres o, por contra, permitir que las mujeres ejerzan sus derechos humanos plenamente.

Cristina Francisco Reyes.

Desde mi perspectiva: Cristina Francisco Reyes
Cristina Francisco Reyes, parapléjica desde que tenía nueve años, fundó una ONG que defiende la inclusión social, los derechos y el acceso igualitario de las mujeres que viven con discapacidades en la República Dominicana, en todos los ámbitos de la vida.


Women bringing up issues related to social housing during the public consultations in the Municipality of Fier. Photo: Rezart Xhelo

Los presupuestos locales en Albania responden a las necesidades transmitidas por la comunidad
Una campaña liderada por ONU Mujeres da como resultado las primeras consultas realizadas en Albania sobre el presupuesto comunitario y aporta beneficios inmediatos a las personas necesitadas.


Pelin Aslantaş, 43, is the only female bus driver in the city of Edirne, in north-western Turkey. Photo: UN Women/Gizem Yarbil

Desde mi perspectiva: Pelin Aslantaş
Pelin Aslantaş es la única mujer conductora de autobús en la ciudad de Edirne, Turquía, donde ONU Mujeres impartió capacitación sobre la elaboración de presupuestos sensibles al género al municipio de modo que, en la planificación de los presupuestos, estos respondan a las necesidades de todas las personas, tanto mujeres como hombres.


Ciudades sostenibles, desarrollo sostenible

La Nueva Agenda Urbana se compromete a incluir a las mujeres en el desarrollo sostenible, garantizando que la infraestructura física y social de las ciudades —lo que incluye el agua y el saneamiento, la vivienda, la energía, la educación, la atención sanitaria y las tecnologías de la comunicación— sea sensible a las necesidades, los derechos y la seguridad de las mujeres y las niñas urbanas.

Camboya: las mujeres protegen sus propiedades
Más de 120.000 personas de Phnom Penh han sido expulsadas de sus casas desde 1990. Pero las mujeres se oponen a esta situación. La historia explicada en este vídeo se sitúa en las calles de la capital de Camboya. ONU Mujeres es una de las muchas entidades que respaldan los derechos a la tierra en Camboya, aprovechando especialmente el trabajo fundamental que desempeña nuestra entidad afín de las Naciones Unidas, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Sita Shrestha stands infront of community tab at Irkhu VDC-7 in Sindhupalchwok, Nepal. Photo: UN Women/N. Shrestha

Desde mi perspectiva: Sita Shrestha
Después de una capacitación de dos días sobre el liderazgo en Nepal, Sita Shrestha ayudó a construir un grifo y a organizar a las personas de la aldea para convertir una fuente natural de agua en un espacio público que pudieran compartir.


En los oasis de Marruecos, las mujeres ven crecer las plantas y sus ingresos
Un grupo de mujeres que viven en los oasis de Marruecos han encontrado una manera singular de obtener ingresos y mitigar los efectos del cambio climático en su entorno cultivando plantas medicinales y aromáticas, mediante el uso de energía renovable.

Kimiyaa Umar showing her energy-saving cooking stove that her group assembles and sells. Photo: UN Women/Fikerte Abebe

Los préstamos y la tecnología de ahorro de energía transforman las vidas de la Etiopía rural
Un programa conjunto en Etiopía reúne a seis entidades de las Naciones Unidas para ayudar a las mujeres a ahorrar e invertir en cooperativas sobre tecnología de fogones de cocina que ahorran energía.

Publicación

Gender Equality and the New Urban Agenda

El documento final de Hábitat III, la Nueva Agenda Urbana, define los retos y las oportunidades que proporciona la nueva agenda al tiempo que garantiza el impulso de la igualdad de género mediante el logro de ciudades sostenibles, inclusivas desde el punto de vista del género y sensibles al género. En este resumen se puede obtener más información sobre la manera en la que la Nueva Agenda Urbana respalda de forma estratégica la incorporación de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los objetivos del desarrollo social. Lea más »

Featured Publication
In Focus: Empowering rural women, ensuring food security and ending poverty

Rural women’s rights, food and poverty are issues that are inextricably linked. Empowering rural women is a pre-requisite to fulfilling the vision of the Sustainable Development Goals. Read more

Las mujeres y los ODS

 height= Con la nueva agenda mundial 2030 lista para ser aprobada por los Estados Miembros de la ONU, nos fijamos en cómo las mujeres se ven afectadas por cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos, así como la manera en la que las mujeres y las niñas son actores fundamentales para alcanzar cada uno de estos. Más

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género